Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La derrota del correísmo en Ecuador tiene sus orígenes en la preparación de la salida contingente de Rafael Correa de la vida política. Eso ocurrió en 2015 cuando Alianza País, en ese momento partido oficialista, aprobó en la Asamblea Nacional o Congreso una enmienda constitucional para permitir la reelección indefinida, que solo entraría en vigencia a partir de 2021. Eso le permitiría al máximo líder una pausa de cuatro años, para, posteriormente, volver a la política y continuar con las transformaciones.

En 2016, se produjo el segundo suceso que hoy tiene a la Unión por la Esperanza de Andrés Arauz como principal fuerza de oposición con la derrota a cuestas: la elección en primarias de Lenín Moreno como sucesor y cabeza del partido, un craso error, pues en estos cuatro años el mandatario se dedicó a relativizar todas las conquistas de la denominada Revolución Ciudadana, además de hacer presión sobre el aparato judicial (Corte Nacional de Justicia y Fiscalía) para conseguir la muerte política de cualquier dirigente cercano a Correa. Eso explica que las grandes figuras, o al menos las más visibles, como Gabriela Rivadeneira, Ricardo Patiño, Jorge Glas o Guillaume Long, entre otros, tuvieran que exiliarse hasta diezmar al correísmo.  Andrés Arauz tenía todas las credenciales para convertirse en presidente, pero las fracturas en el correísmo y los temores por un eventual retorno de prácticas autoritarias terminaron por conspirar en su contra.

Guillermo Lasso, por su parte, supo aprovechar el clima de incertidumbre y su principal mérito fue convencer a los ecuatorianos que encarnaba el discurso de unidad y reconciliación en un país que arrastra los efectos de la polarización por más de una década. El futuro mandatario logró alcanzar a los sectores indecisos que, como se sabía, representaban un porcentaje cercano al 60%, por lo cual, serían definitivos en la elección tal como se comprobó el domingo pasado. Igual que Rafael Correa en 2006, Lasso perdió la primera vuelta, pero apoyado por sectores independientes e indecisos logró imponerse y arrebatarle el triunfo a Arauz.

Ahora todos apuntan precipitadamente a señalar al movimiento indígena Pachakutik como el principal aliado y factor explicativo de la victoria del candidato de la derecha. No obstante, Pachakutik es uno de los grandes perdedores de la contienda, incluso por encima del propio correísmo y Arauz. Una vez más, el movimiento, esta en cabeza de un improvisado candidato, fue incapaz de mantener el discurso de independencia frente al establecimiento y, como ocurrió a comienzos de siglo con Lucio Gutiérrez, participa y apoya a un candidato que representa los valores antagónicos que llevaron a las movilizaciones indígenas más significativas a los largo de los 90.  Lasso como neoliberal, tecnócrata y seguidor del libre comercio está muy lejos de esos ideales. Por consiguiente, no se entiende el pacto entre indígenas y derecha, en el que los primeros sacrifican toda su coherencia ideológica con tal de participar del reparto del poder.

Andrés Arauz deberá aprovechar estos cuatro años para consolidarse como político de la oposición, pues, aún con la derrota, la Unión por la Esperanza es la principal fuerza política en la Asamblea Nacional. El margen de maniobra de Lasso es estrecho por no tener una fuerza significativa en el legislativo y deberá mantener una coalición de gobierno en medio de una severa crisis económica, una situación sanitaria crítica y el desprestigio de una clase política de la cual no se puede reivindicar como independiente. Cualquier titubeo o salida en falso puede devolver a Ecuador al pasado, cuando las rupturas en las coaliciones conducían al desgobierno y al caos. El país entra en una nueva era de frágiles equilibrios.

@mauricio181212

(Visited 560 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor de Estudios de América y Latina y el Caribe e Introducción a las Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario. Doctor en Ciencia Política de la Universidad de Toulouse I.

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Chile: claves de la elección

    El resultado de la primera vuelta de las elecciones presidenciales sugiere un escenario inédito en el Chile post dictatorial.(...)

  • Mundo

    Comunismo ¿qué es y qué no?

    A raíz del bochornoso incidente con la Policía Nacional en Tuluá por una recreación torpe y grave del nacionalsocialismo,(...)

  • Mundo

    La CPI en Venezuela: génesis y futuro

    La noche del 16 de octubre de 1998, Augusto Pinochet Ugarte, fue sorpresivamente arrestado en Londres cuando salía de(...)

  • Mundo

    La 'derechización' de la diplomacia colombiana

    A la lista extensa de agravios a otros Estados se suma la declaratoria de Irán como enemigo y la(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No hay dudas de que la hora de dormir es la(...)

2

“El mero conocimiento no es sabiduría, la sabiduría sola tampoco basta.(...)

3

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Como era de esperarse, la derrota del correísmo en el Ecuador ha sido un trago muy amargo para el profesor Jaramillo. Como sucede con la mayoría de sus blogs, y cada vez con más frecuencia, escribe ahora un texto absolutamente parcializado, algo que uno no esperaría de un profesor universitario. ‘Olvida’ siempre la condena por corrupción a Correa (o dice que es persecución) y ahora ataca al movimiento indígena del Ecuador y a su líder por no apoyar al correismo hablando de coherencia ideológica. Vuelve a ‘olvidar’ el profesor que nadie en el último tiempo reprimió y persiguió más a los indígenas que Rafael Correa, que los llamo ‘indios fracasados’, ‘terroristas’, etc.
    Infortunadamente estamos llenos de profesores anquilosados en los pensamientos izquierdistas de los 60s. Que aún creen en la revolución cubana, que son capaces de defender proyectos que han llevado a un país como Argentina a un nivel de pobreza y fracaso absoluto y a la vez son capaces de atacar con saña las políticas que han llevado a un país como Chile a mejorar sustancialmente casi todos sus indicadores. Se autodenominan ‘progresistas’ pero aman todos los proyectos que hacen retroceder nuestros paises y para colmo no tienen escrúpulos para ayudar a los políticos de esos proyectos a llegar a las buenas o a las malas al poder.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar