Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“A partir de este momento, el municipio de Soyapango, está totalmente cercado”, con este trino Nayib Bukele anunció en Twitter el inmenso operativo militar y policial desplegado en una de las ciudades adyacentes a San Salvador, fuertemente golpeada por la actividades de pandillas o maras. 8500 soldados y 1500 policías llegaron al municipio donde se han producido poco más de una decena de arrestos de miembros de las temidas pandillas Mara Salvatrucha o más conocida como MS13. Para acelerar la ofensiva en marzo de este año, Bukele decretó el Estado de excepción que le confiere poderes especiales para controlar la situación de orden público aumentando, a su vez, las prerrogativas de la Fuerza Pública. Gracias a la aprobación sistemática de estos decretos de emergencia, entre otros, El Salvador ha conseguido una reducción significativa e histórica de la tasa de homicidios. Esta venía en descenso, incluso antes de la llegada del actual mandatario, cuando aún era presidente Salvador Sánchez Cerén del partido político surgido de la antigua guerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional.

La situación de inseguridad y temor en El Salvador como en otras naciones de América Central como Honduras, Guatemala y México, ha sido crítica en el último tiempo. Estas pandillas surgieron en la década de los 80 en California como grupos criminales que protegían a migrantes en situación irregular en la costa Oeste de los Estados Unidos. Sin embargo,  fueron presentándose deportaciones y su llegada a América Central significó la multiplicación de delitos como el secuestro, los robos, el tráfico de drogas, de armas, y violaciones entre otros. San Pedro Sula en Honduras ocupó durante mucho tiempo el título de la ciudad más insegura y violenta del mundo, una posición que le arrebataron ciudades mexicanas como Tijuana , Zamora, Ciudad Juarez y Victoria.  En 2015, El Salvador alcanzó la aterradora cifra de 103 homicidios por cada 100 mil habitantes. Para hacerse una idea de la magnitud, basta recordar que los peores años de la violencia en Colombia ocurrieron entre 1989 y 1990 y esa tasa llegó a 90 por cada 100 mil habitantes.  La reducción salvadoreña que comenzó en el ultimo tramo del mandato de Sanchez Cerén tiene esa tasa hoy situada en el orden de los 17 homicidios por 100 mil habitantes. En Tijuana esa tasa es de 138 y en San Pedro Sula alcanzó a rozar los 160 homicidios.

Esta política de arrestos masivos de pandilleros que este año podría completar los 60 mil, ha catapultado la popularidad de Nayib Bukele, que supera el 85 % y lo convierte de lejos en el mandatario con mayor aceptación de América Latina, zona donde la aprobación de mandatarios tiende a ser cada vez menor. No obstante, detrás de los éxitos en materia de seguridad, hay graves contradicciones advertidas por organizaciones defensoras de derechos humanos, en particular Amnistía Internacional. La ONG advierte que se habrían cometido varios abusos durante las situaciones de emergencia que incluyen la muerte de unas 18 personas bajo tutela del Estado e incluso organizaciones como Cristosal advierten que esa cifra puede llegar a 80.

Como resulta apenas obvio, Bukele ha manifestado su deseo por aspirar a una reelección en 2024, luego de una controversia jurídica que se terminó saldando a su favor. Organizaciones sociales han advertido acerca de un giro autoritario por el poder en ascenso del ejecutivo en detrimento de otros, en especial del judicial. En 2021, la Asamblea Nacional (Congreso) de mayoría oficialista removió buena parte de los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, la más alta instancia de esa rama del poder público, con lo cual, el presidente dispone de un margen de maniobra sin antecedentes.

Las imágenes cinematográficas de la operación militar y policial en Soyapango le dan la vuelta al mundo y significan para Bukele la admiración de la derecha latinoamericana que ve en su figura, un ejemplo a seguir tras el fracaso de los gobiernos tecnócratas, empresariales o conservadores de Mauricio Macri, Enrique Peña-Nieto, Pedro Pablo Kuzcynski, Sebastián Piñera e Iván Duque. Por primera vez desde Alberto Fujimori y Álvaro Uribe Vélez, un mandatario claramente de derecha impone un estilo con niveles de popularidad que no permiten advertir en los graves excesos en los que se está incurriendo para garantizar la seguridad. El pasado reciente latinoamericano está lleno de lecciones en las que en la euforia del momento, nadie quiere reparar.

twitter:

@mauricio181212

(Visited 1.977 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor de Estudios de América y Latina y el Caribe e Introducción a las Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario. Doctor en Ciencia Política de la Universidad de Toulouse I.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si usted, apreciado lector, es amante del buen vino y de(...)

2

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

3

¿Quiere saber qué tan normal es que cada vez que se(...)

10 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Bukkele es un mandatario que protege la vida de la población con el uso legitimo de la fuerza (persecución) y el adecuado sistema judicial de generar sancion (castigo). Bien lo expresó el Novel de Economia Gary Becker en “Crimen y castigo: un enfoque económico” en sus estudios socioeconomicos. Contrario absolutamente a las politicas pro ONGs de libertad a delincuentes y premio a criminales como ha hecho politica en Colombia desde 2014. El dicho “dura lex, sed lex”, no lo cumple una burocracia que siempre ha estado en la linea roja del delito. Ejemplar politica contra el delito en el Salvador y no hay lugar para seguir ideologizando si el crimen es de izquierda o derecha, los articulistas son moviles de estas circunstancias para acomodar su pluma.

  2. luismunoz0726

    Es muy fácil criticar cuando no se vive en el país donde suceden las cosas. Bukele es un presidente de derecha con pantalones, dispuesto a cumplir el juramento de defender su país. Se puede combatir la maldad con cuentagotas? No. Un país se limpia de la maldad y los asesinatos despiadados con el exterminio de la maldad. Críticas siempre habrán pero la historia mostrará su obra. En Colombia Uribe ha sido el único presidente que se preocupó por la seguridad social y lo logró en 8 años. Sus métodos no fueron aceptados por sus oponentes; pero los Colombianos sentimos su fuerza y su apoyo y vivímos tranquilos por primera y única vez.

  3. hermenegildo1984

    Mauricio, lo que le incomoda a usted es que Nayib Burquele o como se llame el, es de “derechas”, así el haha un buen trabajo de seguridad, por lo que usted trae a relucir sus muy desacreditadas ong buenas para nada como la tal amnistía internacional, que lo único que les interesa a ellas es cobrar jugosos salarios burocráticos en la onu, y que la agenda verde 2030 globalista de Soros continúe avanzando con gobiernos socialistas comunistas.

  4. Y es que a usted se le ocurre otra forma de acabar con las pandillas? Para matar polillas toca matar algunas mariposas! Es muy facil criticar sin proponer soluciones alternativas que resulten efectivas

  5. Ahora en El Salvador se da prioridad a protección de la vida, bienes y seguridad de la ciudadanía honrada que intenta salir adelante, aquí en Colombia se da prioridad al hampa y sus derechos.

  6. alejandrowarrior

    “Ahora las ONG, entre otras cuantas organizaciones internacionales, se pronuncian defendiendo los derechos de todos esos maleantes… pero antes no decían nada de las violaciones que éstos cometían con sus víctimas”.

  7. Eso es lo que se debe hacer, acabar con todas esas lacras de la sociedad, eso no es ni de derecha, ni de izquierda, ni de centro, es seguridad y tranquilidad, es de sentido común, acaso todos esos delincuentes y desadaptados, han pensado alguna vez en la vida los derechos humanos de sus víctimas?, la vida y los derechos no pueden ser al revés, por eso estamos como estamos en Colombia, y ahora el mesiánico aquí los quiere convertir en gestores de paz, no es sino verle la cara y la facha a todos esos desadaptados y no toca adivinar o analizar mucho para ver la clase de seres humanos que son. A los que defienden esa estupidez solo toca hacerles una pregunta: Se los llevaría usted a vivir a su casa?

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar