Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog



El pedazo de meteorito (¿o fue un misil de Chávez?, no, ya no) que retumbó
recientemente en alguna cresta del departamento de Santander, Colombia,
coincidió con el lanzamiento mundial de una nueva teoría del universo.
Gracias esa bola incandescente por un momento el provincianismo se
convirtió en universalismo, y un domingo aburrido sirvió para recordar que
por acá sólo estamos de paso: seres efímeros en un vasto
universo que la mayoría reduce a su casa, a su esquina, a sí mismo o en
el peor de los casos a la política colombiana.

Se acabó de difundir la nueva teoría del universo en el reciente
libro de Stephen Hawking y su asistente Leonard Mlodinow, “The Grand
Design”. De inmediato periodistas de medio mundo titularon algo así
como que “Hawking ha dicho que Dios no es necesario para explicar el
origen del universo”, mezclando sin sonrojo física y teología, sólo
para causar polémica entre los beatos ofendidos. O regocijo entre los
ateos entusiastas. Boberías de una y otra parte. Las leyes de la física
son implacables. Desconocen al ateo o al creyente, al bien y al mal:
son parte de su naturaleza como el frío y el calor.  Lo que Hawking
quiere decirnos es que ya no es necesario concebir a Dios, ni siquiera
detrás del origen del universo, precisamente porque no hay comienzo ni
fin; la energía ni se crea ni se destruye: se transorma; todo viene de
anteriores y va a sucesiones. Y para averiguar cómo funcionan esas
transformaciones hay que acudir a la ciencia, a la física y por
supuesto a las palabras para explicarlo; no a la religión. No al
Génesis, no a la mitología  de las religiones.
¿Dónde está Dios, pues? A quienes preguntan con inquina habría que
responderles que demostrar la existencia de Dios, como  recuerda
Gabriel Albiac citando a Pascal, debería ser una blasfemia. Dios no
tiene por qué comprobarse: está en la mente de cada cual. O,
simplemente, en la palabra Dios. Así como todo el Nilo está en la
palabra Nilo. Por seguir con este juego borgiano, la palabra clave de
Hawking en su nueva teoría es M-theory. ¿Esa “m” se referirá a
“membrane,” “matrix,” “mystery” o a “magic”? Caben todas las palabras
que en inglés empiecen con m. Una buena sería decir que M-theory is the
“mother of all theories”, la madre de todas las teorías. Buena ocasión para empezar a concebir a Dios como una mujer.
¿Qué retumbó entonces en la montañas de
Santander el domingo 5 de septiembre de 2010? ¿Un pedazo de meteorito,
el ensayo de un misil de la fuerza áerea colombiana, el excremento de un satélite o un avión espía estrellado? ¡Sabrá Dios! Sí,  Dios, ese
asilo de la ignorancia como lo llamaba Baruch Spinoza. Porque Dios,
para los creyentes, no debería reducirse a una posición cómoda para
quitarse de encima el resolver las incógnitas sobre de dónde venimos y
para dónde vamos; sobre lo qué será de este cuerpo; ni a un
conformismo para no rompernos la cabeza pensando cómo funciona la
política y el poder.
La
mejor interpretación de Dios la he leído en Carl Sagan, el
científico-literato que iluminó la infancia de muchos. La mía en
especial:
We are a way for the cosmos to know itself. (Somos una forma para que el cosmos se conozca a sí mismo). 

 
(Visited 136 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Dr. Profesor-investigador universitario, autor de algunos libros sobre crítica e historia literaria y de las ideas. E-mail: spineda@colmex.mx Imagen: pintura de Yolanda Pineda

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Me animé a hacer este post sobre la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos a manera de podcast. Son 10 minutos muy amenos e informativos, creo yo, para cambiar un poco el formato y acercarme a ustedes de una manera diferente. En un reciente post de este blog mencionamos los dos errores más comunes en una estrategia de redes sociales, y esta actualización es de alguna manera una continuación. Puedo adelantar que ambas actividades no son lo mismo, que sí existe diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos, pero que definitivamente son complementarias. Quise ilustrar esa diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, como un equipo de ciclismo que se complementa (¿estará muy forzado?). También presento más abajo un video complementario. Aunque la imagen puede ser más tentadora, le recomiendo primero que escuche el podcast donde explico claramente  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos.

Si no le aparecen los player de audio y video, por favor refresque la página.

Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Podcast)




Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Video)

Este video es de una entrevista que me hicieron los amigos de TeleMedellín. La verdad no abordo directamente sobre  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, pero es un buen complemento para el tema central de esta actualización.






¿Alguna opinión? ¿Cree que falta algún punto para explicar mejor  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos? ¿o cree que no hay diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos?

No sea tímido, me encantaría escucharlo. O al menos recomiende este post a través de e-mail, twitter o facebook. Mil gracias

2

Supongo que cada quien en su familia, como los de la(...)

3

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Los trancones. Claro. Mejor solucionar eso que el misterio del universo. Nada como la calidad de vida. Acá mismo propuse la creación de una capital alterna en los Llanos Orientales donde hay más pero mucho más espacio.

  2. Las dos frases fueron expresadas por notable scientificos uno de ellos lavoisier.
    ¿No importa porque al final no vamos a encontrar la respuesta? Quizás muchos de los avances
    que le permiten escribir aqui churumejo se lograron haciendose ese tipo de preguntas.

    la cuestión siempre es que me interesa, cuanto deseo conocer o no y porque eso me hace feliz.
    La ciencia para algunos es el motivo de inmensa curiosidad y esfuerzo, para otros es solamente
    uan pérdida de tiempo. Todo es respetable y tolerable, pero en eso si estoy de acuerdo el trancón
    de la 26 quizás ronde lo no tolerable.

  3. ” la energía ni se crea ni se destruye: se transorma ” – me parece que la frace es: ” la materia ni se crea ni se destruye: se transforma.” – En el foro sobre èste cientifico Stephen Hawking, hubo opiniones de toda indole, sobre todo de creyentes y ateos, y a la larga todo quedo en nada. Yo creo que eso del origen del universo, asì lo descubramos es algo intracendente al final de los tiempos, tampoco sabremos si en verdad hay un dios ò no, todo es incierto. La congestion vehicular por la calle 26 ahora despuès de las 6 pm me afana màs.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar