Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog


Hojeamos una revista cuasi-pornográfica como Soho, claro está, no para encontrar ensayos de antropología o sociología, ni menos de historia o crítica literaria… Pero de repente, en cierto número, Soho ofrece a sus lectores una serie de artículos que quieren trazar una radiografía de su propio país: “¡Bienvenidos a Colombia! Guía práctica para entender a Colombia y al colombiano”. (http://www.soho.com.co/guia/articulo/guia-para-entender-colombia/23516). 

Conviene aclarar que esta guía  es fundamentalmente de Bogotá. Centralismo del que Publicaciones Semana ha sido abanderada intelectual. La edición se titula “Bienvenidos a Colombia”,pero tal “bienvenida” no puede ser más mal-venida. La guía insiste en la parte más oscura del cuadro. 

Buena parte de las crónicas de este número, como casi siempre, cayeron en los lugares más comunes y en las descripciones más elementales. Otros se regodearon en el sustrato cultural más bajo del colombiano, como si sintieran un encanto casi escatológico por la alimentación precaria de quienes no tienen dinero; otros más dejaron al descubierto su humorismo cruel, su pesimismo hueco al describir cosas y personas que, caray, son fácilmente identificables en otros países. En ninguno de los artículos, creo percibir, se notó amor o cariño por la gente. 
Tan solo una parte de los colaboradores de este número fueron extranjeros; pero a la mayoría de esos extranjeros parecieron imponerles el tema: un japonés comiendo fritanga, un sueco probando tragos fuertes… Temas así. 
Solo un cronista de Barcelona, Use Lahos, demostró que la costumbre de callejear y detenerse a hablar con la gente en una buseta, en plan relajado, resulta más efectiva que poner a burlarse de todo el mundo. 
La política editorial de Soho practica con bastante suerte el “intracolonialismo”, es decir, una voluntaria dependencia para satisfacer las necesidades de exotismo. No quiere tomar en serio nada. No le conviene. Además, dice, es lo que le gusta a nuestros suscriptores y lectores: la burletería, la denigración de su propio país, el apetito auto-destructor. No retratar, pintarrajear un país y reírse de sus defectos y monstruosidades, sin ningún ensayo de interpretación, sin ninguna crítica constructiva. 
Ya lo dijimos. No le pedíamos tanto a Soho. Le pedíamos, al menos, una visión más interesante de la cultura popular colombiana, digamos, en un plano más digno, no por ello menos humorístico o ligero. Pero a Soho no le convenía. A ellos no les conviene darle estatus intelectual a este país. 

SPB
(Visited 209 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Dr. Profesor-investigador universitario, autor de algunos libros sobre crítica e historia literaria y de las ideas. E-mail: spineda@colmex.mx Imagen: pintura de Yolanda Pineda

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En prisión el mundo parece más redondo. Se repite y se vuelve a repetir. La cárcel es penosa. Ellas y ellos esperan y se desesperan. Pero, en medio del silencio interno está una amiga de los emisores: La radio, pasión para vivir en prisión.

Priscila Hernández, periodista, nos comparte su encuentro con el equipo de "A Radio", emisora del Centro Penitenciario de A Lama en Pontevedra, Galicia. Gracias a Priscila por los materiales cedidos. 

 Lleva la entrevista a Priscila en Podcast
Lleve la entrevista Priscila equipo de la radio

En "A Radio" saben que son una emisora más en el cuadrante. Compiten durante 24 horas en el dial. En las ondas de libertad está una rumana que paga su error por drogas. Un español. Un portugués y un programa que marca el mejor registro de audiencia interno: "El son de la cárcel". 



Radio Chévere- Centro Penitenciario de Dones (Barcelona)
"Ante todo, lo que quiero que quede claro, no porque estemos presos, no todos somos criminales. Todos podemos caer en un error del cual nos podemos arrepentir y corregir. Tengo un futuro y unas metas. Se están descubriendo nuevos talentos dentro de las penitenciarías como el personal que trabaja en la radio" Video

Radio en la cárcel de Ibarra (Quito)
El abandono de la celda para llegar a la sociedad.  Reportaje elaborado por estudiantes de la Universidad San Francisco de Quito para el programa Hora Hueca. Los estudios de la radio, el diseño de la programación, los guiones, los técnicos de la radio, las piezas musicales, las poesías y el poeta de la radio. El compromiso del emisor. Video I y II

Radio estación en Iquique (Arica)
Conozca la experiencia, los estudios, la programación, el grupo de trabajo y una estudiante de comunicación que, no por gusto, terminó haciendo sus prácticas en un nunca imaginado lugar. Video.

¿Qué puede hacer nuestra radio para apoyar a los privados de libertad?. Si ha encontrado útil este artículo copie y comparta el enlace
http://titoballesteros.blogspot.com/2011/11/en-prision-el-mundo-parece-mas-redondo_27.html

Quizá también le interese

2

Colombia es un país con muchas deudas y malformas institucionales. Esta(...)

3

El resultado de las elecciones en Brasil confirmó parcialmente las proyecciones(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Totalmente de acuerdo! que mas se le puede pedir a una revista que pretende ser la abanderada de la libertad de expresión, pero resulta ser un catalogo para traquetos.

  2. se quedó corto en su descripción… felicitaciones… faltó mencionar que en la práctica esta revista se acerca más a catálogo de proxeneta “caro” que a medio de “comunicación” posible en nombre de una libertad de la cual abusa de manera infame e impune…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar