Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog



La patanería intelectual se da por igual en hombres y mujeres, en poetas y académicos, en profesores y alumnos, en el salón de clase y en la cafetería y aun en el Facebook y hasta dentro del hogar: porque nuestra imagen pública no es sino una proyección de la privada.
He convivido con personas graduadas con honores que lo saben todo, menos inspirar una amistad.
Petulancia, arrogancia o patanería intelectual abundan en el comportamiento de mucha gente. Se fundamenta en que lo importante es el SABER y no el SER. El patán intelectual  (sea él o ella) no ve nada de malo en la antipatía, ingratitud o egoísmo. Lo importante es TENER dos o tres títulos académicos, algunos artículos o libros publicados o en prensa, las mejores calificaciones y presumir de tal o cual especialidad. 

La patanería intelectual es el defecto que en este siglo menos sabemos evitar“,  dijo en sus Escolios a un texto implícito Nicolás Gómez Dávila.  
Ya en su siglo quien más evitó tal patanería intelectual fue Montaigne al combatir al pedante que todos llevamos dentro.  “No trabajamos sino para llenar la memoria y dejamos el entendimiento y la conciencia vacías. Estudiamos con el único fin de presumir”. Tantos colegios y universidades y nadie se entiende a sí mismo ni entiende a los demás. Es mejor no entregarnos demasiado al estudio, aconseja Montaigne, si eso nos hace ineptos en el trato social y nos aparta de mejores ocupaciones. 

A lo mejor la patanería intelectual sea consecuencia de la burla generalizada que hay en el mass-media contra los nerds, los científicos-locos y los aburridos que solo estudian y nunca se divierten. Pero en vez de reaccionar mostrando cómo estudiar es un goce -o como la dicha nace de entender- los patanes patean al adversario acusándolo de mediocre, ignorante o sin educación. Los más patanes son lo que saben a medias. Los sectarios. Un estudiante de Bellas Artes -Hitler- al que no le aprobaron un examen de admisión. 
Hasta su abuelo 

He mencionado el Facebook. Fue inventado por “niños estudiosos” de Harvard (¿patancitos intelectuales?) acaso ineptos en el trato social. Me pregunto si por lo tanto no debieron recurrir a esa herramienta tecnológica para hacer amigos falsos. Los patanes intelectuales por lo general acusan a menudo profunda inmadurez. E infantilismo.  Inversamente proporcional a su infantilismo es su agresividad -pasiva, pero agresividad- que arrojan como una mala energía contra todo aquel que no piensa como ellos.

Visita: www.motivosdeproteo.blogspot.com

(Visited 1.029 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Dr. Profesor-investigador universitario, autor de algunos libros sobre crítica e historia literaria y de las ideas. E-mail: spineda@colmex.mx Imagen: pintura de Yolanda Pineda

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

En este receso tuve la oportunidad de conectarme con algunos estrenos(...)

3

Tal como lo hemos hecho en este blog, veremos historias y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar