Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Es usual decir que somos seres históricos constituidos en el tiempo, de ahí parte la necesidad de pensar el pasado social compartido, como un espacio con significaciones que nos ayude a esclarecer por qué somos lo que somos, y nos permita reconocer con cuáles impulsos e ideales nos describimos para osar construir el futuro.

Estamos establecidos en el tiempo mediante el leguaje, tres términos que interactúan entre sí,  tiempo-ser-lenguaje. Y es precisamente como seres lingüísticos que creamos el mundo en que vivimos. En este sentido, hacemos parte de un entramado en relación con un pasado del cual somos deudores, y por otro lado, responsables de un futuro que nos obliga a dejar una mejor sociedad a quienes han de venir en los tiempos que no serán los nuestros.

Ese pasado, en consecuencia, es un recurso imprescindible para saber quienes somos socialmente, ahí juega el papel de los historiadores, permitiéndonos reconocer el pasado nuestro, en el sentido del conocimiento de la Historia, de lo que ha acaecido y nos ha formado como sociedad colombiana. Somos lo que somos en función del lineamiento histórico que hemos recolectado, tanto en la relación con el otro, entendiéndonos como quienes participamos en una historia compartida, como en la del rumbo personal de cada uno.

Sin embargo, esta característica tan esclarecedora, es menospreciada por la mayoría de la gente, como si tuviéramos  la tendencia a denegar y desconocer la Historia. Incluso quienes deciden usarla la convierten en una historia de curiosidades, una historia inerme, una cristalización de piezas sueltas que no encausan a algo concreto. Solo un pequeño fragmento de la sociedad tiende a darle valor e importancia en el ejercicio de reconocer el mundo que habitamos.

Por esta razón, para que podamos responder la pregunta que titula esta reflexión, primero debemos entender la Historia como aquella que nos permite en la evaluación del pasado, considerar lo que es necesario preservar y traer hasta hoy como una fuerza activa a favor del presente que estamos construyendo y lo que debemos sanar y olvidar. La Historia se hace sublime cuando dialoga desde los interrogantes urgentes del presente, con un pasado que puede decirnos cómo encontrar un camino que explique a lo que hemos llegado hoy, cómo entender nuestros aciertos y desaciertos como sociedad, y qué podemos hacer para enmendar, mejorar y cambiar. Lo anterior no se consigue a través de un pasado histórico comprendido desde el resentimiento, la venganza, la injusticia, la melancolía o la erudición, sino desde un pasado que haga resaltar la primacía del presente, un pasado que signifique nuestra identidad, lo que hemos sido, lo que somos y lo que no.

(Visited 395 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Historiadora. Lectora empedernida, apasionada. Me muevo a través del arte. Como diría Pizarnik: "Soy yo y todas las que fui".

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    25 lienzos

    Mi ausencia en este espacio tiene una razón muy bonita y enriquecedora, me encuentro moldeando la arcilla de mis(...)

  • Vida

    Cambium

    Y así como todo cambia, que yo cambie no es extraño... Invertir el significado de aquello que nos incomoda(...)

  • Cultura

    Anfibios

    Comunidades enteras mantienen una cercana e histórica relación con los ríos y ciénagas en su condición de variabilidad y(...)

  • Historia

    ¿De qué Historia venimos?

    Es usual decir que somos seres históricos constituidos en el tiempo, de ahí parte la necesidad de pensar el(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Desde hace mucho tiempo había tenido el deseo de salir de(...)

2

Han pasado más de 160 años desde que los estadounidenses se(...)

3

Víctor Eduardo Caro decidió enfocarse en la infancia urbana porque creía(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar