Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Así como con el tiempo desapareció la clase media y la gente dejó de guardar los frascos de mermelada para usarlos como vasos, también desaparecieron del panorama unos importantes personajes parte de la idiosincrasia bogotana: Los señores. Eran algo que antiguamente uno podía ver, unos hombres de 35 a 40 años enfundados en sus trajes de paño gris, caminando apurados por chapinero o el centro mientras miraban el reloj con el ceño fruncido. Eso era un señor.

Pues resulta que ahora los señores ya no se ven, desaparecieron entre los hipster del milenio que se resisten a envejecer y los ancianos fiesteros que no saben que hacer con su dinero. Además, la universalización del jean por parte de personajes de la televisión como Rick Hunter, que lo usaban con saco de paño, desplazó el traje formal reduciéndolo a mero uniforme de uso obligatorio en bancos y empresas de mensajería, y relegando a aquel que usa pantalón de paño al nivel de “calentano recién bajado de la flota”.  Para colmo, en los barrios finos el traje de paño no luce si no va acompañado de un mercedes o un Audi porque “no soy un señor, soy un brillante ejecutivo.” Un Aveo engallado va mejor con unos jeans y una camisa, hasta un Spark aguanta ese atuendo. Es así como el señor quedó relegado a su Sprint, su Zastava  o a un Monza 2 litros, sin lujos pero bien cuidadito. Algunos pocos andan en un Renault 9.

El señor dejó de ser una persona para convertirse en un concepto negativo, en sinónimo de anacronía y aburrimiento. Por eso el hipster no usa más que el bigote y tal vez  algún pedazo del atuendo formal, la corbata, el saco, o en casos extremos un pantalón de fieltro entubado combinándolo con gorros de lana o camisetas de esqueleto con estampados modernos, porque el hipster debe demostrar que a pesar de estar viejo conserva su espíritu juvenil.

Lo de ahora es el “adulto contemporáneo”. Gente vieja que se saluda con un abrazo de rapero y golpe en el pecho, o que se grita desde la otra calle el apodo cuando se ven en la 15 . Ya no se saludan con un “buenas tardes señor Ayala” o “Hasta luego don Eduardo”. Y por ese mismo camino de la extinción va el apretón de manos, utilizado únicamente para celebrar acuerdos financieros, porque ahora toca rozar los dedos y darse un puñito como el de los gemelos fantásticos. Y todo esto por el temor a envejecer, porque en esta sociedad se debe pasar automáticamente de la juventud a la senilidad, no hay espacio para la madurez. El joven debe trabajar todo lo que pueda, ojalá sin hijos ni ayudando a su familia. Solo, como debe ser, ahorra y escala sin parar hasta llegar a una edad de retiro, preferiblemente los 70 años, luciendo aún joven, rumbeando y pasándola bueno porque que mamera parecer un señor.

Adiós a los señores y bienvenidos los ancianos fiesteros como Julio Correal, que resaltan en las rumbas electrónicas entre los nuevos señores con sus bigotes de moda, sus chalecos de rombos, sus zapatos puntudos y los jóvenes de 20 que se vuelven amanerados para parecer más sofisticados.  Así vamos bien.

@jorgitomacumba

(Visited 282 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jorgito Macumba es escritor amateur y mamagallista consumado. A sus años, y sin saber ya si es rolo, costeño, valluno o camarita juzga desde su ignorancia todo lo que se le cruza enfrente. Bienvenidos.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    La coherencia del carpintero

    Rob chifla como chiflan los ñeros, con ese sonido punzante y ronco que usa el cotero ya encarrerado en(...)

  • Colombia

    Vivir con dolor

    El uribista que viene a brillar toilets en Miami dice que el sistema de salud colombiano es tan bueno(...)

  • Bogotá

    Perros de taller

    Frente al cementerio del sur, abrimos de 8 a 5 y media. Así rezaba la leyenda que se podía(...)

  • Bogotá

    Con el ataúd bocabajo

    Hay gente que no sabe dar consejos. Lo sé porque durante el último año, cuando he necesitado una palabra(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¿Los eventos ocurridos recientemente en Dubái son una respuesta del Planeta?(...)

2

Quod scripsi, scripsi*  Juan 19:20-22 Este 23 de abril se celebra(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Felicitaciones Jorgito Macumba…carajo…!!!así es la cruel realidad…siga así Jorgito y así podremos reir un poco y olvidar tanta vaina mala!!
    Porque …como dijo Vargas Vila…que me las pongan en fila….”””!!!!

    Adelante Jorgito!!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar