Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

jAVIER

EL FUTURO DE

Dios

Había que acabar con Dios o Dios acabaría con la humanidad. Ignoraba hasta qué punto se había perdido todo. Cuando ahora echo la vista atrás, desde la alta colina de mi avanzada edad, aún puedo contemplar a las mujeres y a los niños descuartizados, apilados o dispersos, a lo largo y ancho de aquel barranco tortuoso. Los observo tal y como los vi entonces, con ojos aún jóvenes. También, puedo ver que allí, en aquel lodo sangriento, cubierto por la ventisca, murió algo más. Allí murió el sueño de un pueblo, era un sueño hermoso. Pero el círculo de nuestra nación yace ahora roto y disperso. El árbol sagrado está seco.

Estuvimos encerrados en este planeta, devorándonos unos a otros para no morir de hambre, mientras buscábamos sentido para la vida por fuera de la existencia misma.  Los cementerios crecieron demasiado, el agua se esfumó tan pronto que al poco tiempo nos cazábamos como perros rabiosos por un pequeño trago, nos reuníamos de a centenares para hablar de la bondad, mientras las calles se pintaban con cuerpos esqueléticos. Nada importó. La esperanza de un futuro bello y armónico, de un más allá donde la felicidad nos abrazaría con un amor de padre bondadoso, nos llevó a olvidarnos de la vida. Nacimos con la esperanza de morir.

Si Dios sabía todo lo que iba a pasar, ¿no significaba eso que estaba todo predestinado y fuera de nuestro control? ¿Entonces todo lo que hacíamos conducía a lo mismo, a cumplir esa programación, ese destino? ¿No éramos más que unos artefactos programados para la autodestrucción?

Esa experiencia de la finitud, de sentirnos sin remedio, desorientados, era necesaria para empezar un nuevo modo de vida, pero por milenios nos apegamos a la idea de no vivir sino de apegarnos a un devenir egoísta: el de la complacencia de quienes habitan el paraíso mientras observan el sufrimiento de los condenados.

El miedo a la condenación. El miedo es lo más espontáneo, no está mediado por la razón. El cuerpo y la mente se postran ante él, se hacen una emoción pura. Es nada y se hace existente en poco tiempo. Es la liberación metabólica de la energía en un solo momento, en un solo lugar. Es lo más sincero, es lo que más se parece a la condenación.

El problema nunca fue si Dios estaba a nuestro lado o no, sino que nunca hicimos nada por acabar esa idea de que alguien más era el responsable de nuestro futuro. En medio de los ríos de mal que dejamos correr, buscamos cualquier piedrecilla de bondad para aferrarnos a ella pero, al fin y al cabo, siempre hicimos parte de la misma corriente de agua que nos arrastró  y no opusimos resistencia.

Una mañana de septiembre, que no pintaba muy diferente a las demás, después de una lenta y dolorosa agonía, murió mi padre. Sin embargo, el bus pasó a la misma hora, la misma mujer en la misma esquina, de nuevo los niños correteando por el parque. Creí que el universo se detendría ante mi sufrimiento, pero nada pasó. No cambió nada, el mundo siguió. Dios también.

* Este es el fragmento de un manuscrito hallado en la primera visita del ser humano a Zeta Reticuli, estrella binaria en la constelación de Reticulum situada a 39,5 años luz del Sistema Solar.

 

¿Cuál es el futuro de Dios? 

El religioso: Mauricio Uribe. Sacerdote, doctorado en Derecho canónico

El académico: Mauricio González. Docente de cultura religiosa

El no creyente: Mateo Martínez. Licenciado en Filosofía

Por Javier Forero

@Javierforero07

 

(Visited 3.032 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En prisión el mundo parece más redondo. Se repite y se vuelve a repetir. La cárcel es penosa. Ellas y ellos esperan y se desesperan. Pero, en medio del silencio interno está una amiga de los emisores: La radio, pasión para vivir en prisión.

Priscila Hernández, periodista, nos comparte su encuentro con el equipo de "A Radio", emisora del Centro Penitenciario de A Lama en Pontevedra, Galicia. Gracias a Priscila por los materiales cedidos. 

 Lleva la entrevista a Priscila en Podcast
Lleve la entrevista Priscila equipo de la radio

En "A Radio" saben que son una emisora más en el cuadrante. Compiten durante 24 horas en el dial. En las ondas de libertad está una rumana que paga su error por drogas. Un español. Un portugués y un programa que marca el mejor registro de audiencia interno: "El son de la cárcel". 



Radio Chévere- Centro Penitenciario de Dones (Barcelona)
"Ante todo, lo que quiero que quede claro, no porque estemos presos, no todos somos criminales. Todos podemos caer en un error del cual nos podemos arrepentir y corregir. Tengo un futuro y unas metas. Se están descubriendo nuevos talentos dentro de las penitenciarías como el personal que trabaja en la radio" Video

Radio en la cárcel de Ibarra (Quito)
El abandono de la celda para llegar a la sociedad.  Reportaje elaborado por estudiantes de la Universidad San Francisco de Quito para el programa Hora Hueca. Los estudios de la radio, el diseño de la programación, los guiones, los técnicos de la radio, las piezas musicales, las poesías y el poeta de la radio. El compromiso del emisor. Video I y II

Radio estación en Iquique (Arica)
Conozca la experiencia, los estudios, la programación, el grupo de trabajo y una estudiante de comunicación que, no por gusto, terminó haciendo sus prácticas en un nunca imaginado lugar. Video.

¿Qué puede hacer nuestra radio para apoyar a los privados de libertad?. Si ha encontrado útil este artículo copie y comparta el enlace
http://titoballesteros.blogspot.com/2011/11/en-prision-el-mundo-parece-mas-redondo_27.html

Quizá también le interese

2

Colombia es un país con muchas deudas y malformas institucionales. Esta(...)

3

El resultado de las elecciones en Brasil confirmó parcialmente las proyecciones(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Que tristeza… lo que es una desgracia para ellos lo quieren convertir en una verdad universal… Si no cree en Dios su artículo nisiquiera tiene razón de ser. Si Dios no existiera, no tendría contra quién rebelarse. Ya todos sabemos que será de la humanindad sin Dios. No necesitamos de los incrédulos, Dios es etnerno sin principio ni fin y puede hacer lo que le plazca con esta humanidad tan “intelectual”

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar