Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“Se metieron con la generación equivocada” es una de las consignas del Paro Nacional desde que empezó el pasado 21 de noviembre. Con los días este mensaje toma más fuerza, las imágenes llenas de jóvenes en las marchas y los incontables chistes gráficos en redes sociales muestran una realidad difícil de negar: hay una generación que parece no tener nada que perder y que quiere seguir en paro.

A los millennials nos han educado tanto que no es difícil encontrar hojas de vida con más títulos y experiencia que el Presidente. Sin embargo, esta educación no ha sido suficiente para garantizar la calidad de vida de nadie, la mayoría de nosotros no tenemos un peso de cesantías, casi ninguno sueña con pensionarse y es difícil coincidir con un contemporáneo que tenga casa propia.

Los antecedentes

Y aunque este panorama suene desolador, lo cierto es que esto no es el resultado de un golpe de mala suerte. Nosotros “los sin nada” somos hijos de una generación que ha confundido la resignación con gratitud y que ante una marcha se escandaliza porque nos enseñaron que exigir derechos es comparable con quererlo todo regalado.

Nosotros crecimos viendo cómo seres queridos perdían sus casas a manos de créditos con el sistema UPAC y pagar carreras universitarias unas dos o tres veces al Icetex. Resignificamos el rol de la familia extensa al ser cuidados por toda suerte de parientes para que papá y mamá trabajaran y después pudieran luchar por su pensión como si fuera un favor y no un derecho adquirido.

Hoy estamos arrastrando con las prácticas neoliberales del Consenso de Washington y que han dejado de ser sostenibles porque no tenemos las condiciones laborales para mantener el sistema. El Consenso, que viene de 1989, planteó una hoja de ruta para sacar de la crisis económica a los países latinoamericanos en vías de desarrollo que incluye componentes vigentes hasta hoy: reformas fiscales, privatización, desregulación y entrega al Estado un rol de facilitador mientras los privados se encargan de las necesidades básicas de la población.

El inconformismo es tal que la solución al paro no se ve cercana, no hay un camino claro, no hay una hoja de ruta y no hay líderes contundentes con quienes sentarse a negociar. El Gobierno tiene un reto en tratar de determinar cómo suplir las necesidades de justicia de una generación que está cansada de estar sin nada.

(Visited 995 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Psicóloga de la Universidad El Bosque y máster en Políticas Sociales y Acción Comunitaria de la Universidad Autónoma de Barcelona. He trabajado en temas de participación ciudadana y Derechos Humanos.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Paternidad: responsable y compartida

    Desde 2019 se presentó en Colombia el proyecto de ley sobre licencia compartida que, entre otras cosas, busca aumentar(...)

  • Opinión

    De Guantánamo y lo que no existe

    Hace unos días empecé a oír “The Other Latif”, un podcast que cuenta la historia de un periodista que(...)

  • Vida

    Los niños solos

    Uno de los elementos que más ha llamado la atención durante la crisis de refugiados que viajan de Centroamérica(...)

  • Opinión

    La vida cuadritos

    Con el aumento de la xenofobia en los últimos meses, muchas imprecisiones han empezado a surgir en la conversación(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En una de las sesiones de un proceso de coaching de(...)

2

Contrario a lo que se podría pensar, el sector salud no(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. 2020 será de luchas ciudadanas, de más violencia y de esperanza de cambio – Información Alternativa

    […] va a haber?”, dice la consigna que llevaban el día del Paro Nacional del 21 de noviembre. Son Los sin nada. Una generación completa que ha empezado a expresar su descontento, que siente que no tiene un […]

  2. Colombia. 2020 será de luchas ciudadanas, de más violencia y de esperanza de cambio – CUBA EN RESUMEN

    […] dice la consigna que llevaban el día del Paro Nacional del 21 de noviembre. Son Los sin nada. Una generación completa que ha empezado a expresar su descontento, que siente que no tiene un […]

  3. No es un tema generacional, siempre ha habido protesta y espiritu de lucha, nada de resignacion confundida con gratitud. Tampoco hay una generacion superpreparada y que carezca de incentivos, por el contrario existen muchas mas oportunidades de prepararse, viajar y trabajar y aun asi muchos no lo hacen y esperan vivir por siempre de los papas. No entiendo de donde viene esa creencia de los “Millenials” de creer que no existia el mundo antes de ellos. Por ejemplo, si hay internet es porque alguien atras lo ha creado, igual que todos los avances que han venido, y no fueron pensado ciertamente para que un supuesto “influencer” diga estupideces. Por el contrario, lo que si existe, es una generacion que hace muy poco teniendolo todo, que todo lo deja tirado a medio empezar y que cree tener ilimitados derechos y por si fuera poco se atribuye la verdad absoluta. Defiendo totalmente el derecho a paro, pero no crea que son los primeros o los que se inventaron el mundo.

  4. Una generacion que esta cansada??? como asi, estan apenas comenzando a vivir y ya estan cansados! Pero si es que aun no han puesto ni un “centavo” por este pais en terminos de hacer realmente algo, constuir algo, crear algo, dar, etc … y ya estan cansados??? lo que pasa es que estan acostumbrados a que todo se los den gratis!! La vida es mucho mas que pedir. Hay que esforzarse, ser disciplinado, trabajar y ante todo, no rendirse en la mitad del camino, ni mucho menos “cansarse”.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar