Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
En días pasados participé, gracias a una gentil invitación de www.noticiascaracol.com, en un videochat para responder las inquietudes e interpretar los sueños de los cibernautas. Durante el evento me formularon algunas preguntas de sumo interés que debí responder, por las limitaciones del tiempo, con extrema brevedad. Por eso quiero aprovechar esta entrada para ampliar algunos temas que quedaron difusos durante el videochat. Empezaré refiriéndome a una pregunta de la conductora sobre mi opinión respecto a los conceptos de Freud, Jung y otros especialistas sobre los sueños. Mi respuesta sobre este punto fue tajante: me declaro impedida para emitir juicios de valor sobre temas científicos relativos a los sueños porque carezco de formación profesional que me confiera autoridad para conceptuar críticamente sobre lo que han expresado sobre esa materia investigadores eminentes. Más aún, evado la lectura de sus obras porque no quiero bloquear o “contaminar” el ejercicio de mi don con racionalizaciones que interfieran la espontaneidad con la cual interpreto un sueño. Decidí que el don debo mantenerlo puro y silvestre, como lo descubrí, sin preocuparme, a estas alturas de mi vida, por plantearme interrogantes cuyas respuestas solo las sabe Dios.
La experiencia me ha enseñado que la ciencia, en algunos casos, tiene limitaciones para llegar a la raíz de problemas concretos que restan calidad de vida a las personas que los padecen; además, esos malestares afectan sus relaciones familiares y de pareja. Traigo a colación el caso de una mujer que me consultó por escrito un sueño. Después que le dije cuál era la interpretación de las imágenes y el mensaje correspondiente, ella quiso entrevistarse conmigo personalmente. Cuando la tuve frente a mí empezamos a hacer un recorrido de todos sus sueños desde los más recientes hasta los más antiguos y, en cierto momento, al desentrañar algunas imágenes que tenía presentes desde su niñez, descubrió que su padre, cuando ella tenía cinco años de edad, la había abusado. Su reacción, ante el hecho puesto en evidencia, fue histérica. Sentía que se ahogaba y no podía controlar el llanto. Al cabo de unos quince minutos recobró poco a poco el equilibrio de sus emociones y razonó que esa experiencia era la causa de muchos de sus problemas personales. Esta mujer tenía varios años de estar bajo tratamiento siquiátrico y no había logrado superar la ansiedad que la atormentaba y los ataques de pánico que la asaltaban en momentos imprevistos. Después de saber cuál era el detonante de esas reacciones y asumir una actitud de perdón frente al agresor, su condición mejoró notablemente, pudo dormir sin recurrir a medicamentos y su siquiatra continuó el tratamiento desde un enfoque diferente. Este caso me dejó una profunda satisfacción espiritual porque el don y la ciencia se conjugaron de manera efectiva para que esta persona sanara sus heridas emocionales. 
Otro tema sobre el cual se consultó mi opinión fue el relativo a la cantidad de seudo intérpretes de sueños que hoy día se encuentran en todos lados. Respondí que era fácil identificar a los charlatanes porque nunca responden de manera directa y concreta cuál es el significado de un sueño. Siempre se van por las ramas diciendo generalidades que tienen bien aprendidas. Una vez vi uno de estos personajes en la televisión interpretando un sueño que le narraron al aire y su respuesta consistió en decir que la interpretación acertada se encontraba entre tres posibilidades diferentes. Sin embargo, la parte triste y dolorosa al mismo tiempo, es que ninguna de las tres alternativas propuestas contenía la interpretación acertada del sueño. Sentí pesar por el consultante y pena por el “experto”. Simplemente realizó un “show” de adivinación y dejó al televidente más confundido que al principio. Otras personas, especialmente miembros de ciertas iglesias cristianas, creen que pueden interpretar los sueños a partir de determinadas simbologías bíblicas. Algunos cuentan sus sueños delante de toda la feligresía y a continuación explican la autointerpretación de los mismos. Ese ejercicio lo llevan a cabo de buena fe, convencidos que Dios les habla utilizando referencias consignadas en la Biblia. Lamentablemente debo decirles que están equivocados. Dios no utiliza códigos preestablecidos para enviar mensajes por medio de los sueños. Si así fuera, Él sería el autor del primer diccionario de interpretación de sueños escrito sobre la tierra. Tamaña falacia constituiría, de paso, una herejía sin precedentes.
    
(Visited 626 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Nací en Barranquilla, Colombia, en 1949. Desde muy niña, a la edad de seis años, descubrí que poseía el don de interpretar los sueños. Al principio supuse que era una facultad natural que poseían todos los seres humanos. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo observé que no era así. Entonces, al llegar a la adolescencia, decidí ocultarlo para evitarme problemas y malos entendidos con quienes suponían que lo mío era un arte adivinatorio. Después de haber educado a mis hijos, de verlos casados e independientes, y ya retirada de mis ocupaciones laborales, consideré que había llegado la hora de desempolvar el don y ponerlo al servicio de los demás.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    Dios tiene la culpa

    Recientemente recibí en mi correo el relato de un sueño muy breve: “soñé que Dios, llorando, me decía que(...)

  • Bogotá

    Un millón de visitas

    Este blog nació el 3 de agosto de 2012 con la publicación del post denominado “Dios nos habla por(...)

  • Bogotá

    Vivir eternamente

    “Vivir eternamente, un podcast sobre la muerte” es el título de la primera temporada de 11 capítulos de la(...)

  • Colombia

    Sentimiento o sometimiento: el dilema de las relaciones de pareja

    ¿Qué busca una persona cuando inicia una relación de pareja? ¿Espera encontrar un compañero (a) para recorrer juntos el(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este fin de semana, en el parque Simón Bolívar, de Bogotá,(...)

2

* Cada día 15 una recomendación gastronómica para hincar el diente con premeditación(...)

3

Colombia, en su objetivo de consolidarse como una potencia mundial, se(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar