Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Terminó el Tour de Francia con una lección para todos nosotros: debemos aprender a convivir con personajes ofensivos que prefieren menospreciar antes que reconocer los grandes esfuerzos de nuestros compatriotas.

Así parezca obvio, esto debe quedarle muy claro al país: Nairo Quintana no ganó. No fue el campeón del Tour de Francia, sino el tercero de la máxima competencia ciclística del mundo. No es poco. Ya ha estado tres veces en el podio. Sin embargo, comprender su valía no significa que debamos creernos mentiras. Aún no es el campeón del Tour, así parezca que en su destino cercano se quedará con la camiseta amarilla. Fue un triunfo moral. Fiarse de algo distinto sería como decir que Holanda fue campeón en los mundiales de 1974 y 1978 por tener un equipo increíble y lleno de talento.

En Colombia debemos entender nuestras victorias y reconocer las derrotas. Y saber darnos nuestro lugar. De un momento a otro en este Tour de Francia explotó nuevamente el fanatismo infame, ese que nos hace creernos más que todos sin argumentos, como ya nos pasó tantas veces. Es fácil recordar que así fuimos campeones del mundo en 1994, que Juan Pablo Montoya era más que Schumacher en la Fórmula 1, que Camilo Villegas era más que Tiger Woods y que Nairo era más que Froome en bicicleta.

No, señores, esto no es así. Y es muy aburridor que toque recordárselo a tanta gente que juzga tras un televisor o computador. Así se resume nuestro Macondo deportivo: ‘hay gente que critica a Nairo y ni siquiera va a la ciclovía’. Somos expertos en todo para juzgar, pero para comprender ni siquiera se trata de entender el contexto.

A pesar de tantas buenas intenciones por explicarle a la gente que lo que hizo Nairo es excepcional, me temo que esta turba injusta es imposible de capacitar y menos ahora con la posibilidad que tiene de comentar en foros, noticias y redes sociales. En El Tiempo busqué rápido una noticia del Tour y encontré rápido el ejemplo de un comentario advenedizo: “y que no se diga que (Nairo) es un segundón; quedó de tercero o sea un tercerón”.

Aunque cueste, no podemos defender la libertad de expresión hasta que ataque nuestras propias convicciones. Alguien se refería así en Twitter al tema: “libertad de expresión es poder decir lo que se me dé la puta gana, cuando se me dé la puta gana”.

Si la gente cree que Nairo es un perdedor por no ganar, está en su derecho de vivir exclusivamente del resultado. Pero ante su error no hay que callarla sino educarla.

Lo que no puede suceder desde supuestas tribunas más ilustradas –periodistas colegas, entre ellos- es responder con ira a lo que no les gusta, así se crean con la absoluta razón, y descalifiquen las opiniones ajenas. Como todo, la libertad de expresión tiene sus límites.

Desde los medios queda la obligación de hacer entender que en este caso particular lo que hizo Nairo es digno, plausible y meritorio. Y desde la hinchada, apaciguar los ánimos desaforados y no caer en esas discusiones digitales que no llevan a ningún lado.

PD: si los medios abren los campos para que la gente opine, debe existir un filtro, un responsable de la moderación. Si no, el espacio casi siempre se convierte en una cloaca de insultos, agresiones e injurias. Lo que pasó con Nairo fue simplemente penoso.

(Visited 2.655 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y Magíster en Comunicación Digital. Amo el fútbol. Trabajo en El Tiempo. Soy columnista en Kienyke. Bogotano y casado. He escrito para medios como Semana, Futbolred, Portafolio, Gol Caracol, entre otros. Mi Twitter: @javieraborda

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En este sistema nos hacen creer que solo existe una sola(...)

2

Crítica de Babylon de Damien Chazelle Twitter: @jeroriveracine La más reciente película de(...)

3

Limpiar ventanas de departamentos por fuera puede parecer un poco difícil(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Umm, eso es lo que hay y eso pasa en todo foro, si alguien insulta y le siguen la cuerda ni modo. Y como regulan la opinión de los demás, solo aceptan lo que quieren leer? Igual que todo, el poder de los medios solo difundir lo que les conviene

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar