Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por: Carla Fernández Abril

Queridos lectores: por estos días estuve recorriendo un poco algunos lugares comerciales de Bogotá y es triste ver cómo varios sitios reconocidos, icónicos y tradicionales han tenido que bajar su letrero y cerrar sus puertas, porque la pandemia no les permitió seguir avante.

He visto cómo lugares que solía frecuentar ahora cambiaron su letrero por un “Se arrienda”. Teusaquillo, Chapinero y Usaquén son algunas de las localidades más afectadas por ello. Lugares entre los que se encuentran restaurantes, peluquerías, pastelerías, bares y tiendas de ropa han tenido que cerrar para darle paso a ese triste letrero, dejando a su paso sentimientos de desolación y desesperanza a varios comerciantes y empresarios, y de paso a afectando gravemente a sus empleados. Y es que, según Fenalco, en el 2020 cerró el 31 % de los comercios de Bogotá y Cundinamarca.

Lo anterior también me lleva a pensar que las graves afectaciones que está dejando la pandemia se están viendo y se verán reflejadas a lo largo de este 2021, y que no solo está acabando con miles de vidas, sino que también está destruyendo sueños, desmoronando ahorros, desatando ira en las familias y, lo peor de todo, nos está condenando al encierro no solo físico, sino mental y a vivir con miedo frente al otro. Además, está limitando la infancia de cientos de niños y niñas y de paso acabando con la paciencia de sus padres. Y hay algo que a veces no tiene la atención que merece, y es que con la llamada “virtualidad” se borraron los límites entre la cotidianidad del hogar y la vida diaria del trabajo, incluso haciéndonos pensar que debemos trabajar 24/7.

Esa zozobra abrumadora que sentimos ante la imposibilidad de sonreír a carcajadas, que confunde cientos de enfermedades con el virus, que no ha permitido despedir a nuestros muertos, que ha permitido el abandono de nuestros viejos, que ha dejado sin sustento a muchas familias, que ha resaltado la desigualdad de esta sociedad, que nos mantiene alejados de nuestros seres queridos, entre miles de otras consecuencias. Esa misma que actúa peor que un dictador.

Ahora, ¿qué pasará cuando todo retorne a la normalidad? Seguro todo retomará un nuevo rumbo, y lo que también es cierto es que la sociedad tardará algo de tiempo en recuperar la confianza, la esperanza y las sonrisas perdidas. Esperemos que al menos este suceso desafortunado sirva de sacudón a la humanidad, y que al final algo de todo lo que ha pasado haya valido la pena.

Twitter: @CarlaFAbril

(Visited 363 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Reforma necesaria y urgente

    Por: Josué Martínez “La violencia policial en el país no obedece a malos comportamientos de unos cuantos oficiales, sino(...)

  • Opinión

    Héroes, en peligro de extinción

    Por: Gisela Matamoros La situación de los médicos en Colombia es trágica. Actualmente, son las personas con más riesgo(...)

  • Opinión

    Una pandemia que no solo sepultó vidas

    Por: Carla Fernández Abril Queridos lectores: por estos días estuve recorriendo un poco algunos lugares comerciales de Bogotá y(...)

  • Opinión

    ¡Tenemos más politiqueros que líderes!

    Por: Libardo Aldana En Colombia los mismos partidos políticos tradicionales, y las mismas personas han gobernado por más de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: Derly Prada Castro, docente de Bienestar Universitario del Politécnico Grancolombiano(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Cuando uno va muy rápido por la vida, lo mejor que(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar