Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En tiempos de indignaciones efímeras y opiniones ligeras, las redes sociales desempeñan un papel nefasto en la opinión pública. Cualquiera que en Twitter tenga un número considerable de seguidores puede opinar sobre cómo solucionar el mundo y  no van  a faltar quienes hagan eco de su idea, así esta peque de drástica o ridícula. Basta entrar a cualquier red social y comprobar que las opiniones políticas de muchos  se basan en  reflexiones livianas de grandes pensadores colombianos como Gustavo Bolívar, Gustavo Gómez y el infaltable Vladdo, cuyas agudas críticas de tiempos mejores ahora no pasan del bostezo sostenido.

Por estos días, el noble ideal de la justicia se ha visto atropellado por voces irresponsables que desde sus trincheras virtuales arreglan el país en 140 caracteres sin detenerse en las consecuencias que sus publicaciones pueden traer. Y es que es muy fácil opinar y posar de analista cuando no hay consecuencias políticas o institucionales detrás de las palabras. Es como quien lanza una botella al mar cuando no se está naufragando o como cuando en los almuerzos familiares, el suegro resuelve los problemas del país mientras habla con la boca llena.

Particularmente, me refiero a un caso que me ha impactado mucho y que puede ser la representación por antonomasia del poder enorme de las redes sociales: A saber, la rotación de una fotografía del supuesto agresor de la perrita Muñeca, que perdió tres de sus patas cuando empleados de Aseo Capital podaban el pasto de una zona verde en Ciudad Bolívar. No sé si es que soy muy ingenuo y aún creo en la buena fe de las personas, pero me cuesta pensar que esa acción lamentable haya sido el fruto de la mente malévola de un hombre común, que de buenas a primeras se convierte en maltratador profesional.

Hasta donde sé, la empresa apartó de su cargo al empleado que se vio envuelto en el accidente y ha cubierto todos los gastos de recuperación de la perrita. Ha obrado, pienso yo, de la mejor manera posible en un caso tan absurdo y doloroso como este. Sin embargo, muchas voces virtuales han puesto en circulación la foto de un hombre de origen campesino acusándolo de ser el culpable de la mutilación de la perrita, y por supuesto, exigiendo justicia.

Me pregunto qué tan confiable puede ser esa foto. Cuál es la fuente y cuáles las evidencias en contra del retratado. Y me pregunto, más que nada, si quienes difunden la foto entre sus seguidores son conscientes del daño que pueden acarrear sus acciones.  Examino de nuevo la imagen en el buscador de Twitter y lo primero que aparece es una amenaza abierta en contra del pobre empleado anónimo: A este tipo lo veo y lo acabo, Aseo Capital queda justo al lado de mi casa. A estar pendiente de este HP” dice un tuitero que parece tan indignado como desinformado.

De igual manera, he escuchado voces que alegan una regulación exigente de agentes químicos que eventualmente puedan utilizarse como armas contra la mujer. Es fácil proponerlo pero en la práctica es bien complicado controlar la venta de más de diez mil productos de uso doméstico e industrial que incluyen, por ejemplo, la soda cáustica y muchos detergentes. Una hermosa presentadora de televisión que proponía esta solución para evitar las agresiones con ácido, llegó incluso a aseverar en Twitter que los expendedores de estos productos son tan culpables como los criminales que los utilizan contra el rostro de la otrora amada. Yo pienso que no podemos culpar a tenderos y ferreteros de las acciones criminales de unos pocos miserables. Comprendo que la atrocidad de estos actos espantosos nos mueva el piso y nos haga buscar soluciones urgentes, pero definitivamente, la respuesta no es el control de tantos productos por parte de un gobierno ineficaz que ni siquiera garantiza agua potable pasa sus ciudadanos.

Esperemos que las imprecaciones y amenazas virtuales al hombre de la foto no lleguen nunca a llevarse a cabo en la vida real, no sólo porque es muy posible que no haya tenido nada que ver con el accidente de Muñeca, sino porque la majestad de la justicia no puede forjarse tras las opiniones virtuales de quienes creen arreglar el mundo frente a su computador.

@andresburgosb

(Visited 122 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritor advenedizo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Cualquier amante de la economía o en general de cualquier ciencia(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar