Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Una mamá desesperada publica en Facebook la foto de su pequeña hija, que ha sido víctima de una extraña enfermedad, y pide que la compartan y comenten “Amén” para recibir la buena energía y las oraciones de las personas. Al momento, la foto empieza a recibir likes de manera asombrosa, así como miles de comentarios con la mentada palabra. Una semana después la imagen ya lleva  casi 500.000 likes, ha sido compartida 70.000 veces y comentada en más de 200.000 ocasiones.  

A mí me causa ciertas sospechas que la mamá tenga nombre y apariencia de latina mientras que la niña tiene pinta de gringa o, como lo dirían en otras latitudes, de caucásica. Así que entro al perfil de la mujer y empiezo a seguirla para recibir todas sus actualizaciones. Pronto me empiezan a llegar también fotos de santos, de animales abandonados, de mujeres desnudas, de peleas callejeras, de accidentes y de mil cosas más, todas acompañadas de frases parecidas que invitan a los usuarios a compartir y dar like so pena de recibir una maldición o ser acusado de no tener corazón.

La mujer de la foto no es una madre desesperada, sólo es un perfil creado con el fin de conseguir el mayor número de seguidores para ganar dinero. Y le funciona ya que la sangre, el sexo y la religión son viejas fórmulas que nunca fallan a la hora de llamar la atención.

En Facebook hay muchas fan pages que se dedican a compartir contenido útil, interesante o divertido, pero también hay gente inescrupulosa que explota la buena voluntad de las personas para ganarse unos pesos, gente a la que no le importa hacer falsas denuncias de violadores o poner fotos que ofenden la dignidad de sus protagonistas, siempre que sus espectadores compartan la imagen y le den like. En el caso particular de esta mujer, veo que sin ningún reparo puede pasar de ser una madre abnegada o una creyente fanática a una prostituta que manda fotos privadas a quienes den like a sus fotos públicas. Conoce los horarios de mayor tráfico y los aprovecha para inundar de imágenes su página, sabe cuándo poner fotos de Jesucristo y cuándo de niños enfermos, domina el mercado, es una experta en sacarle plata al morbo.

Si usted ha visto algunas de las miles de fotos de este tipo que circulan a diario por las redes, seguramente se habrá sentido impactado por la crudeza de las imágenes. No se sienta culpable, todos hemos caído en el juego alguna vez, pero si me lo permite, le voy a dar algunos tips para que no le vuelva a pasar.

  • Si usted es creyente, tenga por seguro que no se va a ganar el cielo por compartir una foto de un santo ni se va a ir al infierno por no hacerlo. La majestad de Dios no se mide en likes de Facebook y su potestad no depende del buen corazón de los usuarios de internet, que son minoría en el mundo.

Jesús revisando el número de likes.

  • Ningún departamento de responsabilidad social de una empresa decente va a encargarle una campaña para salvar la vida de un niño con cáncer a un usuario de Facebook. Si una empresa fuera lo suficientemente mezquina para cambiar likes por vidas, usaría su propia página y no la de un desconocido.  Recuerde que en este mundo la caridad no es gratis, detrás de las donaciones de las multinacionales hay rebajas significativas de impuestos por lo que sería bastante tonto usar a un tercero.  Ni Facebook, ni Microsoft, ni Apple van a donar un dólar por cada like que tenga esa foto del niño africano, así que no pierda su tiempo y busque maneras más efectivas de ayudar. Opciones hay muchas. Y de paso, le recomiendo que no se vaya tan lejos, aquí mismo en Colombia, en su ciudad, en su barrio, hay muchas maneras de ayudar al prójimo.
  • Aprenda a dudar. En la vida real vivimos de apariencias, en Facebook la cosa es peor: generalmente las imágenes que vemos allí son copiadas de otras páginas de internet y alteradas con mensajes cursis y peticiones desesperadas que suelen ser falsas.
  • En caso de que, en efecto, detrás de esa foto haya un drama humano de telenovela, seguramente los protagonistas de ese drama necesitarán ayudas efectivas, como apoyo económico, acompañamiento psicológico o tratamientos médicos… ninguna de esas tres cosas se pagan con likes. Sea pragmático y generoso y no crea que por compartir estas imágenes está siendo un mejor ser humano.

Twitter: @andresburgosb

 

(Visited 27.163 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritor advenedizo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Canadá es uno de los mejores países en calidad de vida,(...)

3

Si usted, apreciado lector, es amante del buen vino y de(...)

15 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Me parece muy buena su observación, sobre todo porque estos mensajes que se publican son muy moralistas y le hablan directamente a la conciencia de las personas aludiendo que al no acceder a sus pretenciones de comentar, y publicar son seres humanos sin sentimientos, moral y corazon cuando en realidad son los creadores dr estas paginas quienes se burlan de los sentimientos de los demás y aprovechan la situación de enfermedad de otros para su propio lucro.

  2. Lo que mas nos preocupa a los seres humanos es creer que somos insensibles ante el dolor y sufrimiento del prójimo.
    Decía mi padre que todos los días se levanta medio mundo a joder al otro medio mundo, y que lo importante era ubicarse bien.

  3. Además de haber idiotas compartiendo estas imágenes, también me parece de idiotas fanfarrones e ignorantes aquellos que agradecen a Dios mediante las diferentes redes sociales “gracias Dios por este carro, esta comida, este viaje, etc” que ignoranciaby falta de personalidad.

  4. catalinanieto0818

    ….Me parece acertada, correcta…su apreciación: esos mensajes que recibimos a diario deben ser gente desocupada, maligna…Ne ninguna manera corresponde a algo salvífico o santo….

  5. rosinamoren333889

    Ahora todo se volvió facebook, instagram, linkeling etc. Y a todas esas mediocridades dizque ha que darles like. Estoy desacuerdo con el columnista. Sólo pienso y reflexionó sobre la mediocridad en la que ha caído el ser humano. Pienso en los mediocres y no alcanzó a imaginar como irán a ser los hijos de estos. Es el mundo y la sociedad que nos espera.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar