Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Quiere saber qué tan normal es que cada vez que se le corta la leche en su casa ponga a su familia a tomar kumis artesanal? Responda este test y descubra qué tan tacaño es usted.

1. Cuando usted va a un restaurante elegante prefiere:

a. El menú infantil. Sospechosamente el hambre que traía se le fue cuando vio la carta y ahora se conformaría con algo pequeño.

b. El menú vegetariano, no por su espíritu animalista sino porque sabe que es el más económico.

c. Aquello de lo que estaba antojado.

2. ¿Cuándo fue la última vez que compró ropa?

a. En la navidad de 1998, desde entonces descubrí que podía vestirme bien únicamente con la ropa que me regalan en mis cumpleaños.

b. Hace mucho que no compro pero mi sastre hace maravillas con la ropa vieja.

c. Hace un par de meses pero compro cada vez que veo algo que me gusta.

3. Si su pareja debe ir al médico, usted:

a. La lleva de mala gana y le cobra lo de la gasolina y el parqueadero.

b. Le presta la tarjeta del SITP y le dice que le debe un favor.

c. La lleva así tenga pico y placa. Primero la salud y más si es de la persona que amo.

4. Cuando va al supermercado a comprar la comida de la semana usted:

a. Intenta ahorrar todo lo que pueda, frecuentemente deja de comprar las cosas necesarias para reemplazarlas por las promociones.

b. Compra sólo lo necesario, en su casa no conocen de ambientadores, servilletas, ni papel higiénico de doble hoja, esas cosas son lujos de la gente rica.

c. Compra lo que hace falta y se da uno que otro gusto de vez en cuando.

5. Si algún alimento de su nevera está vencido, usted:

a. Sabe que puede durar dos o tres meses más, las multinacionales ponen fechas de expiración por cuestiones de ley, lo que no significa que en efecto el alimento esté en mal estado.

b. Lo consume en familia lo más pronto posible así le cause problemas digestivos a los de estómago sensible.

c. Lo bota a la basura y entiende por qué estaba tan barato en la estantería del supermercado.

6. En el historial de su computador, las páginas más visitadas son:

a. Groupon y Lostiquetesmásbaratos.com.

b. LinioColombia y Misfinanzaspersonales.com.

c. Ninguno de los anteriores, por cierto, lo barato sale caro.

7. ¿Qué le parece el servicio de Uber?

a. Nunca lo he usado, ni siquiera he montado en taxi. Lo mío es mi tarjeta personalizada del SITP que me conseguí con un certificado falso del Sisben.

b. No lo he usado, una vez lo intenté y me querían cobrar 30.000 por llevarme  unas pocas cuadras.

c. Excelente. Algo costoso pero el servicio lo vale.

8. ¿Domina usted el milenario arte del regateo?

a. Por supuesto que sí. Siempre pido rebajas en los restaurantes y  en los almacenes de ropa aunque los muy tacaños nunca me las dan, es que esa política de precios fijos le ha hecho mucho daño a la economía familiar.

b. Me gusta regatear cuando sé que puedo obtener un precio inferior pero no soy tan tacaño como para pedir rebajas en la droguería.

c. ¿Qué es regateo?

9. ¿Cuál de estas culturas antiguas le produce más fascinación?

a. La egipcia porque me gustaría que me enterraran con todas mis posesiones.

b. La babilónica porque suena estupendo eso del “ojo por ojo, diente por diente”.

c. La griega, por su intrincado sistema de creencias.

10. ¿Usted viaja con frecuencia?

a. Solo si mi empresa o mi pareja me subsidian el viaje, suelo aprovechar el paseo para averiguar qué cosas están baratas en el lugar que visito y compro muchas de ellas para venderlas cuando vuelva. Todo viaje es, ante todo, una oportunidad de negocio.

b. No mucho, cuando puedo viajo solo para evitar doblar los gastos, aunque si me preguntan digo que es por mi espíritu aventurero y solitario. “A veces necesito reencontrarme  conmigo mismo”, suelo decir.  

c. Cada vez que puedo y no limito los gastos si son para pasarla bien.

11. Cuando se acaba la crema dental, usted:

a. No puede admitir que no haya más crema en el tubito. Lo abre con unas tijeras, le echa agua para hacer espumita con las sobras, pasa el cepillo por todo el cuerpo interno del empaque abierto, llora…

b. Bota el empaque y saca uno de los treinta que compró en aquella promoción de hace dos años.

c. Pues comprar otra, ¿no?

12. Si lo invitan a una fiesta de cumpleaños, el regalo ideal sería:

a. La camiseta que le regalaron hace dos años que no le quedó buena.

b. Algo baratico y bonito, pero cuya belleza no supere los diez mil.

c. Algo que realmente disfrute el cumpleañero, no importa el costo siempre que no sea una extravagancia.

RESPUESTAS:

Mayoría a: Usted es un tacaño miserable a tal punto de que incluso se inflige sufrimientos innecesarios con tal de no gastar su dinero. Tristemente ahorrar en extremo no lo va a llevar a un lugar diferente que a la tumba y, si hay vida más allá de la muerte, desde el infierno tendrá que ver cómo sus hijos se pelean por la fortuna que usted amasó en vida, porque como buen padre, usted mismo se ha encargado de enseñarles que el dinero es más valioso que la familia. Si quiere evitar ese final busque ayuda profesional y no siga intoxicando a su familia ni con su avaricia ni con los alimentos vencidos que guarda como si fueran un tesoro. 

Mayoría b: Usted es un tacaño moderado y a diferencia del tacaño miserable aún puede cambiar de hábitos para vivir a plenitud. Deje de guardar su dinero y no tema gastarlo en lo que los emprendedores progresistas llaman “experiencias”. Viaje, descubra nuevos sabores, maneje el carro de sus sueños… se dará cuenta de que la felicidad no es una meta sino un camino y que al final de sus días más vale haber sido feliz con lo poco que le queda que infeliz con una fortuna escondida.

Mayoría c: Usted es de los que se toma demasiado en serio esa frase que dice que “el dinero no trae la felicidad”, y está bien mientras tenga los medios suficientes para gastar. Pero en épocas de vacas flacas estaría bien que se apretara un poquito el bolsillo para ahorrar ese dinero extra que a todos nos va a servir en algún momento. Hasta para ser feliz hay que actuar con moderación.

Ahora que ya sabe qué tan tacaño es, lo invito a descubrir con este test si es una persona mezquina.

Twitter: @andresburgosb

(Visited 18.856 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritor advenedizo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Canadá es uno de los mejores países en calidad de vida,(...)

3

Si usted, apreciado lector, es amante del buen vino y de(...)

14 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. No soy tacaña quizá por ser tan amplia no tengo un reverendo pepino pero ya me he hecho el propósito que llego la hora de poner punto final a tantos detalles …solo me haré sentir para los cumpleaños lo demás …se acabo no hay plata para tanta cosa …a si que este papá Noel ya no da más..

  2. Pienso exactamente igual con respecto a esos avaros que no se gastan ni medio centavo en los demás y muchas veces en si mismos: cuando estén postrados en cama vivirán la peor de las agonías al ver como los seres mas cercanos se rapan con violencia los bienes que acumulo en vida, ni los calzoncillos le van a dejar!!!!

  3. Hay gente que confunde ahorrar en ciertas cosas con ser tacaño, como varios de los que comentan y el que escribió esta entreada. Muchas familias pobres de provincia, por ejemplo, deben medirse mucho en sus gastos por necesidad, pero son generosos entre ellos y con los extraños; atienden bien a las visitas y dan de comer bien dentro de lo posible. En cambio sobre todo en Bogotá uno ve gente que se da muchos gustos pero que nunca ayuda a nadie y es absolutamente miserable hasta con la familia y la pareja. Es el tipo de gente que cuando termina con la pareja le hacen cuenta de cobro , que hace “invitaciones” a la familia , amigos cobrándoles la comida y guardándose lo que más puedan, o que hace “lluvias de sobres” por cualquier motivo solo para conseguir plata (y no por amistad o amor familiar), etc. La tacañería y miserableza de esa clase van acompañadas siempre de una mentalidad que siempre está buscando cómo aprovecharse de otras personas. Y es un comportamiento que hoy en día se ve como normal en una ciudad como Bogotá.

  4. Hay que vivir un poco como en cuba sin despilfarros….uno no necesita de tanta cacharreria para vivir solo se debe preocupar porque mantener bien el organismo, comer bien nutritivamente y no acumular cosas….Yo vivo en un pais que tiene todo tipo de cosas en el supermercado pero de todo eso necesito solo de 20 a 30 cosas que son esenciales, lo demas no me interesa.

  5. Hay que ser tacaños, no deber plata, ahorrar siempre para los imprevistos, no derrochar el agua, la electricidad, andar a pie, en bicicleta y en transporte publico lo que mas se pueda sin usar tanto el carro que consume gasolina, contamina, desgasta motor etc, no botar comida, comprar las cosas necesarias solamente, no usar smartphone etc….con la plata de todos estos ahorros hagase un viaje lejos de casa con toda la familia.

  6. Ser tacaño es relativo porque hay culturas tacañas como los Catalanes, los Gallegos o los holandeses y todos tienen plata….en el mundo del consumismo la idea es despilfarrar el dinero en cosas que biologicamente no son necesarias…En los paises comunistas europeos hacian las botas para que duraran 5 años y eran muy parecidas a las Timberland pero la calidad era 100 veces mejor…los carros los hacian para que duraran bastante y asi no contaminar el planeta con tanta chatarra…En lo basico no soy tacaño pero en el uso del agua, la electricidad, el carro, cuando voy a paris entro a un supermercado y compro todo para un buen sanduche en lugar de pagar 10 veces mas en otro lugar….la plata que ahorro la invierto en mis hobbies que son bien caros y en darle gusto a mis hijos comprando un piano, una guitarra electrica, un bajo y para rematar ninguno usamos smartphone…..no debo dinero a nadie, todo lo compro de contado y lo paradojico es que familiares que no son tacaños me piden plata prestada.

  7. siendo un supertacaño he viajado por todo el mundo,no despilfarro mi dinero y cuido cada centavo,durante 5 años ahorre 5000 pesos dia y fui un mes a europa. los botaratas son esclavos del comsumismo y la publicidad.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar