Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La amante suele llevarse toda el agua sucia cuando se descubre una infidelidad, como si fuera una especie de ser maligno que aparece en los mejores momentos de la construcción del hogar para echarlo todo a perder, pero nos olvidamos, como siempre, de mirar para adentro, de evaluar lo que pasa al interior de la pareja cuando se apagan las cámaras de la esfera pública.

Muchas familias dan por sentado que una infidelidad es la más grave afrenta que puede haber en el interior de una pareja porque creen que el hogar es un terreno idílico cuya burbuja se rompe con la llegada de un tercero, por eso es común culpar a la amante de la destrucción de la arcadia familiar cuando en realidad un hogar se destruye desde adentro. Que alguien se inmiscuya en una relación aparentemente feliz no es la causa de una crisis de pareja sino, más bien, la consecuencia de una relación que de hecho ya estaba en crisis.

Hubo a finales del año pasado un video de una infidelidad que se hizo viral: la historia, que incluso llegó a algunos irresponsables medios de comunicación, se trataba de una señora que en plena calle se paraba frente al carro de su esposo para exigirle que bajara a su amante del carro. La gente que presenciaba el hecho tomó partido por la esposa burlada, la envalentonaron y hasta le acercaron elementos para agredir a su esposo y a la “perra” que no se bajaba del carro. La perra tenía nombre propio y una imagen qué cuidar que quedó por el piso luego de que toda Colombia conoció la historia; nadie le preguntó su versión del asunto, a nadie le interesó escuchar lo que tenía para decir. Cientos de comentarios, memes y chistes apedrearon la dignidad de “la otra” sin más, sin pensar siquiera en las consecuencias psicológicas y sociales de la pobre.

¿Y qué hay de Luis, el protagonista de este triángulo amoroso? ¿no tendría él gran parte de la responsabilidad de su infidelidad? ¿o acaso todavía creemos en las brujas de los cuentos de hadas que con sus ardides logran convencer a los hombres de hacer lo que no quieren? Pues de Luis no dijeron nada, o más bien, hubo un silencio cómplice proveniente de los más cavernarios prejuicios machistas.

¿Por qué la gente calla cuando sabe que al interior de una pareja hay sometimiento sexual o económico pero enarbola las banderas de la dignidad femenina cuando el asunto es una infidelidad? Parece que en el inconsciente colectivo flota la idea de que los conflictos privados son menos graves que los públicos y que de alguna manera son perdonables, mientras que cuando hay un tercero que se entromete en la relación hay una fractura del “equilibrio amoroso” que rompe la esfera privada y la deja expuesta al “otro”. Así las cosas, la violencia intrafamiliar es justificable mientras no se sepa, pero una infidelidad jamás. El compromiso por restablecer la dignidad de la engañada se hace social, la solidaridad de género no existe hacia “la otra” pues no hay mujer que quiera identificarse con la mala del paseo sino con la buena, como en las telenovelas, así la víctima se revictimiza y la mala se hace más culpable.

Pero en ocasiones la amante no es tan mala como la pintan las comedias románticas o las telenovelas mexicanas, de hecho a veces se convierte en la ruta de escape de la disfuncionalidad familiar pues es gracias a su presencia que la víctima logra su emancipación. Como ya se ha dicho, en esta sociedad egocéntrica la gente piensa que la raíz de sus males no está en su interior sino que es causada por un factor externo, entonces, así la vida en pareja sea una constante frustración es muy posible que la víctima de infidelidad no lo termine de comprender sino hasta que su pareja le pone los cachos.

Sumado a lo anterior, habría que reconocer también que es muy frecuente que la amante también sea una víctima de las circunstancias al menos por tres razones:

La primera, porque ingenuamente se come el cuento del marido desesperado que lleva años separándose y que no lo ha logrado: hay amantes que se enamoran y sufren al verse involucradas en una relación en la que se sienten como objetos sexuales y de las que no pueden escapar. Su amor, que nadie entiende de dónde surgió ni por qué se mantiene, les impide romper el vínculo con su cómplice, tal como le pasa a muchas esposas maltratadas. 

La segunda, porque en muchos casos el hombre miente sobre su verdadera situación marital: una amiga, por ejemplo, llevaba meses en una relación que creía oficial cuando en realidad era, sin saberlo, la otra, la quitamaridos, la destructora de hogares… y no se dio cuenta hasta que tuvo que sufrir el correspondiente linchamiento social.

Finalmente, hay que tener presente también que la naturaleza humana, la cultura de masas y el consumismo rechazan contundentemente la monogamia, por lo que una infidelidad es una posibilidad que cualquier persona que esté inmersa en una relación puede sufrir, así como cualquier persona puede convertirse en amante sin darse cuenta, por eso, si estamos dispuestos a lapidar a la amante, que tire la primera piedra quien esté libre de pecado.

Creo que debemos empezar por deconstruir los roles que la sociedad impone a marido y mujer para tener una comprensión holística de las relaciones amorosas. Es fácil opinar desde el machismo y echarle la culpa de la infidelidad a la amante, lo difícil es comprender que gran parte de la responsabilidad subyace en el hogar, en la cotidianidad de un amor que más que amor es costumbre y compromiso, en las mañas de la sociedad, en la poca comunicación de la pareja y en la falta de carácter para decir adiós y buscar la felicidad por otro lado.

Twitter: @andresburgosb

(Visited 13.485 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritor advenedizo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Diez años atrás, Egipto se deshacía de Hosni Mubarak y cerraba(...)

19 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. alejandramore1213

    un amante no llega si uno no se lo permite, entonces que la sociedad la tilde de intrusa no es valido,,, la culpa es de quien permite entonces la mujer no es la intrusa ni la villana, el villano es el hombre que no enfrenta su situación y busca un escape, es tan egoísta que atrae y atrapa a una mujer para satisfacer su falencia … claro que las mujeres también tienen amantes ..Que pasa con la amante por que se lleva los peores comentarios, pero nadie se pone en sus zapatos y esto lo digo por que he sido confidente varias mujeres que han estado en esta situación y lo primero que debo decir es que no todo es lindo, por que ellas tienen que mendigar amor, suena duro pero es la realidad, esperan dias, horas a tener un momento para compartir con esa persona y luego se va y nuevamente la espera, que no es compensada con regalos ni invitaciones, hay dolor, desesperación, hay soledad y he visto a muchas mujeres llorar ya que les cuesta salir, son relaciones tormentosas hay quienes dirán bien merecido se lo tienen y frente a esto debo decir que todo el mundo juzga, pero los amantes son victimas de que alguien hombre o mujer abrió la puerta y claro que hay una decisión y la cual se toma a la ligera sin saber el precio tan alto que se tiene que pagar, por cruzar una linea tan fina que regresar va ser algo tan complicado y doloroso.

  2. simonsoto21

    El pensamiento colectivo esta generalizado como lo describe Andrés, pero hay un principio que no se tiene en cuenta casi nunca y es la lealtad. Elemento más importante que ser fiel. Tal vez porque todos asumimos la monogamia implicita al comprometerse. Es más, al casarse el cura advierte y hace prometer serle fiel al otro, entonces se refiere a un sentido físico y de atracción en el terreno sexual, pero lo que se debería prometer es Lealtad y gratitud.
    El ser -infiel- no solamente es montar una sucursal, las relaciones en donde hay egocentrísmo, utilización del otro, individualismo, manipulación y desagradecimiento al igual que menosprecio. Son cosas más graves que irse a pegarle al peluche, pero para todos esta acción es el catalizador, lo que carga todo el peso y el problema. Tan arraigado es esto, que perdonan a quien maltrata y abusa hasta le creen que cambiará, pero maldicen y condenan a quien se fue de noche loca.
    Ahora, en muchos casos el echarse una canita al aire va ligado directamente al sentir físico de una atracción o a un escape o un impulso o también a una novedad hormonal y esto no quiere decir que al titular no se le quiera o que haya una crisis al interior, ni tampoco poner en duda el compromiso moral de la relación.
    Lo difícil es entrar a definir en que punto se esta de este andamio, si es algo superfluo, intracendente y efímero o tiene un fondo carente de cosas dentro de un compromiso por lo que deja de ser impulsivo. Cada uno definirá.

  3. alejandrinamar

    Andrés, gracias por responder y por corregir. Sin embargo, no estoy de acuerdo en que debamos tomarnos licencias idiomáticas simplemente porque nos parece que de otra manera puede ser más claro para el lector. Si escribir de una manera diferente, como en el caso de “al interior”, resulta más claro para el lector, es porque el lector ya ha aprendido esa deformidad idiomática. Un lector que sabe la diferencia entre “al” y “en el”, no lo va a entender mejor haciendo el intercambio. Yo pienso que para eso existe la gramática. Porque si no existiese, y si no se aplicase, cada persona usaría las palabras como mejor le parece, y terminaríamos en una especie de Babel. El idioma cambia con el tiempo, y la Real Academia introduce cambios por el uso, pero en los últimos años se ha incrementado tanto el mal uso de nuestro idioma, que podría ser que en cien años resulte muy difícil leer y entender lo que se escribió en el siglo XX. Cuando yo era niña, leía una versión antigua de El Quijote, y era muy difícil, pero en general comprendía a pesar de los cambios idiomáticos tan fuertes. Pero así como vamos, dudo que a un joven de finales de este siglo le vaya a ser posible entender medianamente Cien años de Soledad. Y sin irnos hasta finales de siglo, quedándonos en el presente, estoy segura de que la mayoría de los estudiantes colombianos obtendría una notable mejor calificación en las pruebas de Estado y en las de la Universidad Nacional, si su comprensión lectora no fuese tan deficiente. Y todos contribuimos a ello, así sea con el equivalente a un grano de arena, cuando nos tomamos licencias idiomáticas innecesarias.

  4. mariapardo1008

    Estoy de acuerdo .. si aparece un tercero es porque entre los 2 primeros algo no va bien y enmuchos casos siendo de mutuo acuerdo logran mejorar sus respectivas tensiones y vidas y no siempre terminan en fin de relaciones estables .. En ocaciones mejoran.. y ……si.. el machismo hace que la mala sea la mujer .. los amantes de las esposas tambien existen .. y vuelve a ser la mala la mujer en este caso no es “el” rompe hogares” es la casquivana ” de la mujer que se busco el “mozo ” .. sera?? o sera que trata de salvaguardar su ego y buscar amor donde se lo dan ??

  5. alejandrinamar

    A mí, en general, me gusta leerlo, o por lo menos abro siempre su blog para ver el tema, pero cuando me encuentro con mal uso del idioma, como cuando escribe: “al interior” en lugar de “en el interior”, pierdo por completo el interés por leerlo. ¿Cómo podemos esperar que los niños aprendan el buen uso del idioma, si en los diarios de mayor circulación, los cuales muchos profesores piden a los niños leer como tarea escolar, se encuentran tantos errores de escritura? Yo pienso que si un niño lee algo escrito de una manera específica en un periódico, o en un libro, piensa que esa es la manera correcta de escribirlo, sin contar con que cuando leemos, es nuestro cerebro, incoscientemente, el que va guardando esa información. Así es, en buena medida, como se va deformando el idioma, además de afectar negativamente en la comprensión de lectura en los niños.

    • andresburgos

      Querida Bárbara, ya hice la corrección pertinente y le agradezco por informar del error. Le confieso que no tenía ni idea de que en ocasiones usaba mal esa expresión pero, la verdad, no me parece una afrenta muy grave contra el idioma ni contra la niñez. Yo soy profesor de literatura y, si bien propendo por un uso adecuado de la lengua,permito y me permito ciertas licencias que considero emancipadoras. Por ejemplo, según la academia debería quitarle la tilde a sólo, escribir güisqui, mánayer o pircin en lugar de sus correspondientes anglicismos, pero me opongo a hacerlo porque pienso que cuidar el idioma no es lo mismo que caer en extremismos. Finalmente, no creo que algunas licencias que nos damos los que nos creemos escritores afecten la comprensión de lectura del niño, al contrario, usamos esas formas porque nos parecen más claras para el lector.

  6. paulaandrea147856

    considero que una relación es de respeto y sinceridad, nadie dice que te debes de quedar al lado de una persona solo por mero compromiso, y mas si no es eres feliz o si ya no te sientes conforme con lo que tienes. pero no me parece justo que los hombres siempre se hagan los sufridos y terminen haciendo lo que les da la gana, mientras la mujer sufre en silencio y llevando a cuestas una relación llena de mentiras, mientras el hombre y su amante se burlan de ella. porque no son sinceros y hacen de su vida lo que les venga en gana???. ya que estando solos o solas pueden estar con quien se les aparezca en el camino.
    pero no estoy de acuerdo en que se debe de jugar con los sentimientos de los demás, o es que acaso los hombres no las tienen suficientemente grandes para decir la verdad.

  7. alexpena0811

    no se habla de cuando la mujer es quien tiene amante y de cuando el hombre reconoce a su amante como parte de su vida y sin engaños de dice que es casado y la amante reconoce que su pareja tiene una familia que respetar y aun q difícil acepta este tipo de relaciones, por que también existen.

  8. Hay muchos hombres y mujeres casados/as que tienen necesidad imperiosa de tener novia/o y asi les funciona mejor su hogar. En muchos casos la pareja sabe y lo acepta.

  9. Respeto la opinión de cada uno de ustedes, y quiero decirles que identifico mujeres que tienen esposo y novio a la vez. Considero que es un tema privado de cada persona, si deciden tener o no otra persona a su lado.

  10. acuarito59corzo

    Las amantes o los amantes es lo mejor que le puede pasar a un matrimonio, si no existiera la posibilidad de tener amante, creo que para muchos el matrimonio seria un infierno y no lo veo solo en el plano sexual, un amante es el mejor confidente, con el que se tiene las mejores charlas, con el que se comparte los mejores momentos. que vivan los Amantes.

  11. clarita117252

    No estoy de acuerdo en muchas, cosas una de ellas el Hombre busca amante por problemas inteternos y desavenencias incompatibilidad, et etc que pasa con los innumerables hombres que se sienten machos con 2 o 3 amantes, teniendo una mujer súper completa en su hogar.?

  12. Cuál crisis, se trata de la natrualeza promiscua y polígama del macho humano, que se diferencia poco del resto de homínidos. Su instinto primario es a cubrir el mayor número posible de hembras, en muchos casos el trabajo racional de la cultura no alcanza a modificar completamente este sustrato animal.

  13. Y para cuando las relaciones se extrapolan a otros géneros y prácticas la cosa se vuelve más peliaguda… Es importante que nadie se meta en la relación de otros y con eso me refiero a no opinar, no azuzar o recomendar. Solo los integrantes de la pareja deben revisar, destruir o escindir la relación, más allá de las causas, una de las cuales puede ser el enamoramiento.

  14. heribertomada0523

    Curiosamente, el artículo es también eminentemente sesgado en la medida en que considera que sólo hay amantes femeninas y que somos solamente los hombres los depredadores…

  15. olfancalderon0516

    Vivimos en una sociedad mojigata y perversa, que ve el mugre en el ojo ajeno, pero no ven la viga que cargan ellos. todos algun dia hemos tenido un desliz. y el que esté libre de pecado, tire la primera piedra.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar