Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Las redes sociales son relativamente nuevas. En algo más de una década han logrado transformar la forma en que nos relacionamos sin darnos mayor tiempo de comprender sus implicaciones que, al menos, tienen dos características peligrosas:  su naturaleza inmediatista y su alcance, potencialmente global.

Con ese panorama, se ha vuelto muy sencillo para cualquier usuario de internet hacer famosas sus opiniones que en otros contextos pasarían por groseras, impertinentes o, como mínimo, carentes de cualquier rigurosidad; citando las palabras de Umberto Eco, “las redes sociales le dan derecho de hablar a legiones de idiotas”, idiotas que se creen muy agudos o muy chistosos cuando en realidad solo tienen el mérito de tener unos cuantos miles de seguidores que comparten sus mismos sesgos ideológicos.

Esto es un peligro para una sociedad premoderna como la nuestra, porque quien desconoce estas dinámicas comunicacionales corre el riesgo de creerse el centro del mundo y convencerse a sí mismo de que sus opiniones, que en  un salón de clase causarían gracia o pesar, en las redes sociales sean exaltadas como verdades absolutas.

Así, leemos columnas de opinión de gente que no sabe opinar y tiene que recurrir al plagio,  como le pasó a una dizque columnista del uribismo, o tuits incendiarios que bien podrían calificarse como amenazas, o comentarios que deberían permanecer en la esfera privada pero que saltan a la popularidad monumental del internet, sin filtros, listos para crear realidades, generar polarizaciones  y dañar procesos sociales que no nos gustan.

Por eso me gustaría usar esta tribuna, nótese la paradoja, para invitar a los influenciadores y a los usuarios de redes sociales en general a que de vez en cuando cierren la jeta. No es necesario tener una opinión sobre el tema de moda para mantenerse vigente, ni rebelarse contra la cultura popular para parecer más inteligente… Es difícil callarse cuando hay miles de idiotas esperando un sarcasmo cruel, pero hay que aprender a tomar distancia y reflexionar, igual que hace un escritor cuando abandona su obra y la retoma meses después para releerse y comprender que lo que en principio parecía un buen proyecto, no es más que una idea trillada llena de clichés.

Si controlamos el afán de compartir nuestras opiniones con el mundo, quizás podríamos evitar impertinencias tales como la de juzgar la mala calidad de la música de un cantante justo cuando acaba de fallecer y sus seguidores están en duelo, o la perentoria necesidad de despotricar contra el feminismo justo el único día del año en que se exaltan las luchas de las mujeres por la igualdad de derechos.

Cerremos la jeta por un momento y aprovechemos para, por ejemplo, darle voz a quien nunca la ha tenido, sentir empatía por quienes no piensan como nosotros o, simplemente, para darnos la oportunidad de reconocernos como seres falibles y frágiles. Cerremos la jeta y seamos más felices.

Twitter: @andresburgosb

 

(Visited 2.697 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritor advenedizo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Canadá es uno de los mejores países en calidad de vida,(...)

3

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

19 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Creo que es lo mas sensato que he leido en mucho tiempo. Especialmete ahora que da “pena ajena” leer ciertos articulos, reportajes y luego los aun peor. Vienen de aquellos que se creen duenos de la verdad y tan solo son duenos de la mala ortografia y la groseria. Alguien con minima educacion y decencia ni siquiera se atreve a comentar entre tanta ignorancia.Nadie o casi nadie le entenderia, solo lo tildaria de uno u otro bando con las peores o mejor unicas formas de expresion que esos sujetos conocen; la vulgaridad. No hay forma de entablar una discusion seria e informada. Todo esta en supuestos, mentiras y lo que se dice por ahi sin ningun fundamento. Ahora todos somos juristas, abogados, periodistas, pacifistas, etc,etc…,pero jamas hemos leido un libro, mucho menos la Constitucion.

  2. juanvalbuena1268

    Excelente, es totalmente cierto como las redes se convirtieron en pozo séptico de los de izquierda como de derecha, opinando estúpideces que sus aúlicos aplauden haciendo más distorción y desinformación.

  3. No estoy de acuerdo, el término idiota es un término subjetivo, a mi , por ejemplo, me parece una idiotez lo que Usted escribió, con lo cual, esta columna no debería haber llegado a esta tribuna, pero, es solo mi opinión, yo si creo que cualquier idiota puede expresar lo que piensa. La prueba, usted y yo escribiendo idioteces.

  4. maximo641766

    cada uno es dueño de su qlo y lo puede volver una ratonera , si no le gusta el comentario , contestelo , o coloque un dedo para abajo , este debe ser hermano del siniestro cuerpo ajeno , o sera nicaragüense o veneco , que no quiere que la gente diga algo porque es el elegido , estúpido de mierda, encierrese en su tv y no lea redes sociales

  5. me extra;a que no hayas mencionado al jetapodrida principal del país, el narcogenocida guerrillero petro, quien no solamente dice jetonadas sino que publica fake news a diario en su tuiter para alimentar el odio de sus maduristas. Y peores que las de la Bedoya.

  6. milkas.busca669676

    Quienes participan de algún radicalismo no lo harán y a veces es bueno hecharle una mirada a en que andan para evitar sorprendernos cuando sea tarde, así no les contestemos o no podamos comprenderlos y mucho menos convencerlos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar