Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La calle está dura. Nunca en mi vida había sentido tal grado de hostilidad, y no hablo de la violencia de siempre, que te apuñala en cualquier esquina o que te desaparece, me refiero a todo, al mundo, a la vida. Parece que se nos hizo tarde para salvarnos y que no hay más camino que intentar sobrevivir a costa del débil hasta que caiga un meteorito o una bomba nuclear. 

Mientras unos cuantos poderosos deciden cuál es la mejor manera para arrasar con lo que queda del mundo, en la cotidianidad cada cual saca provecho en su corto margen de maniobra: si sube la papa, recortan las porciones en el corrientazo; si hay que hacer fila, madrugan para vender los puestos; si hay que comer y no hay trabajo, pues entonces será robar y si la víctima no se deja, pues será matarla. Y yo hasta los comprendo porque en la mentalidad del ser humano está instalado un prejuicio violento e instintivo que lo lleva a pensar que su bienestar propio está por encima de la integridad de los demás. Mientras yo coma, no me importa vulnerar los derechos de los demás; mientras yo pueda acceder a un sistema de salud eficiente, me importa poco retrasar el pago de la EPS a mis empleados. Si me vulneran, tengo permitido ser violento.

Lo comprendo pero me parece una actitud criminal y anacrónica, y yo que pensaba que seríamos una mejor sociedad luego de la pandemia, que quizás las corporaciones serían más responsables, que el capitalismo iba a mutar a un sistema de bienestar colectivo… pero no, estamos peor que nunca, parece que la lección que nos dejó la pandemia no fue la de mejorar nuestra calidad humana sino más bien un carnicero “sálvese quien pueda”. 

Yo me niego a aprender la lección. No concibo que ante la crueldad de un sistema enfermo mi respuesta tenga que ser la violencia o la hostilidad o, como diría un amigo y perdonen la expresión, prefiero pasar por güevón que por hijueputa. 

Sí, soy una güeva porque me niego a votar por el que menos robe, porque no estoy de acuerdo con que matemos a los malos, porque no avalo el linchamiento de ladrones, porque mi propósito en esta vida no es hacerme millonario, porque no me gusta competir. Soy una güeva porque antes que sentir ira por las pequeñas tragedias que sufro, me las tomo con humor o con piedad hacia mis victimarios. Que se jodan, que piensen que me vencieron y que se crean superiores por robarme unos pesos o aprovecharse de mi bondad (que ellos llamarían estupidez, indiferencia, quizás cobardía), igual todos vamos a morir y ninguno trasciende, igual esos papelitos que usamos para comprar cosas bonitas solo son globitos para que la existencia pese menos y, a fin de cuentas, güevón o hijueputa, ser de luz o lámpara, delincuente o policía, solo somos individuos irrelevantes de una especie parasitaria que llamamos humanidad. 

Eso sí, creo ser feliz y duermo tranquilo. Quizás muchos hijueputas envidien mi paz.

@noseamar 

(Visited 514 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritor advenedizo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Érase una vez, un pastorcito que llegó agitado a la mitad(...)

2

¿Con qué nos quedamos en relación a la bioserie colombiana Bolívar,(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. ferchofernando

    Yo les recuerdo que nuestra idiosincrasia está descrita en una gran cantidad de refranes que sacamos a relucir de acuerdo con nuestra circunstancia temporal. Que el vivo vive del bobo; que es mejor atajar que arriar y otra gran cantidad de viejos refranes. claro que hay algunos nuevos que también la describen y uno de esos decires de la gente del común es-refiriéndose a los mandatarios-: que robe pero que haga algo.
    Sin embargo, en muchas ocasiones me pasa lo de Andrés: me siento una güeva.

  2. jorge157154

    No obstante por allí un refrán dice que hay que ser manso pero no menso, me identifico con su filosofía de vida. En mi experiencia de vida he perdido grandes oportunidades por evitar pasar por encima de los demás, oportunidades que muchos otros sin escrúpulos aprovecharon, pero ya en la tercera etapa de mi vida estoy feliz de haber tomado esa decisión, porque como ud. lo dice muy bien: “…igual todos vamos a morir y ninguno trasciende”. Les dejo esta perla: “Cuando al malvado le llega la muerte, se acaba su esperanza; sus riquezas ya no lo amparan”. (Proverbios 11-7).

  3. No sabria si decirle si estoy de acuerdo con usted. Creer, o mas bien anhelar un mundo de paz y amor, es no solo una utopia sino bastante ingenuo. El ser humano responde a la evolucion, o sea que sobrevive el que mejor se adapta, y de pronto esa adaptacion no es algo que necesariamente nos guste. Yo le diria que respeto su supuesta ingenuidad, me parece muy bien combinar una saludable dosis de etica y valores humanos, junto con discernimiento al entender que las motivaciones de los demas seres humanos pueden llegar a causar actos contrarios a esa etica y valores. O sea , tenga en una mano la zanahoria, y el garrote en la otra, su ejercicio de humanidad no debe convertirse en uno de estupidez.

  4. jorge586907

    Totalmente de acuerdo con su escrito y lo paradógico es que en un pais tan espiritualista la solidaridad y ponerse en el zapato del otro es lo que menos se tiene.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar