Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Uno de los postulados de la superación personal y de todas sus variantes es una carrasposa necesidad de exaltar el indiscutible talento del individuo, así que quienes no pueden reafirmar sus virtudes en la cotidianidad se encuentran con una serie de mensajes dulzones que les dicen, contra toda evidencia y contra todo pronóstico, las frasecitas esperanzadoras que necesitan oír. 

El individuo entonces deja de identificarse como tal para convertirse en un espectador ideal que potencialmente tiene la capacidad de cambiar el mundo, un ser humano que por el simple hecho de existir ya posee en su corazón la capacidad de triunfar, que tiene las metas claras y que no va a permitir que la hostilidad del mundo diezme sus deseos de alcanzarlas. Sin embargo, la imprecisión de estos mensajes cae en la misma categoría de los horóscopos o los pronósticos del Ideam: no se basan en evidencias cuantificables o en contextos verosímiles, solo son generalizaciones bonitas que aunque parecieran inocuas, realmente afectan nuestra forma de relacionarnos, muchas veces sin que ni siquiera nos demos cuenta de su toxicidad.  

Podríamos pensar que no hay nada de malo ver en el timeline de Facebook una imagen bonita con un mensaje del tipo “puedes lograr todo lo que te propongas”, pero sí que lo hay, porque la teoría no se compadece con la práctica, principalmente por dos cosas: porque el ser humano es un ser social que está sometido a un contexto que no controla y porque el individuo es un ser falible. 

En cuanto a lo primero, habría que decir que pese a todos los manuales de superación, lo cierto es que vivimos en un mundo caótico y miserable que no desaparece cuando leemos a Daniel Habif o cuando ponemos en práctica los consejos del coach de moda. Y esto pasa porque no basta con ser individuos especiales, hay un sistema que nos restringe tanto de manera simbólica como pragmática: así no queramos, estamos condenados a voluntades políticas, al sometimiento comercial de las grandes potencias y de las corporaciones, a relaciones de poder que influyen en nuestras decisiones personales y, en fin, a mil eventos, contextos y procesos que nos delimitan hasta el extremo nuestra libertad individual. 

Y habiendo superado el contexto, también habría que hacer una reflexión personal: tal vez no seamos tan especiales como creemos porque casi nunca bastan las ganas y la disciplina para alcanzar el éxito. Quizás debamos empezar por admitir que no somos ni tan talentosos ni tan bonitos como nos ha hecho creer la industria de la masturbación cultural. Solo somos personas corrientes, individuos de una especie venida a menos, seres imperfectos con carencias afectivas, con duelos sin resolver y con poco tiempo libre para hacer una verdadera introspección. Tal vez por eso es que preferimos consumir frases de cajón que nos generen la ilusión de ser especiales cuando en realidad son solo excusas para no pensar, porque si pensamos nos acabamos de enloquecer. 

@noseamar 

(Visited 472 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritor advenedizo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

“Cuando el último árbol sea cortado; el último río envenenado y(...)

2

Por: Valeria Restrepo Colombia vivió una contienda electoral de segunda vuelta(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. pedro495213

    Distinguido periodista, cuando no se ha subido de enfermedades como la Ansiedad y la Depresión, no se sabe lo importante y definitivo que pueden llegar a ser, los buenos libros que se consiguen sobre el tema de la Superación Personal.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar