Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En una de esas tardes frías de descanso tengo el radio reloj con un volumen bajo y buscando emisoras en AM me reencuentro con “Acuario Estéreo”, una de esas joyas radiales de los ochentas que estaba en FM y que se escuchaban en muchas de las busetas que tomábamos hacia el colegio o acompañado de alguno de nuestros padres. Entonces mi hermana me dice que la balada romántica bautizada peyorativamente como “música de plancha” (decían que era exclusiva de empleadas domésticas que la escuchaban mientras hacían oficio) solo gustaba en estratos bajos. Ella, que se ganó una beca en un colegio del norte de Bogotá, fue víctima de burlas por parte de sus compañeros de clase al sentirse atraída por este tipo de género musical.
En ese momento nace una sana polémica porque yo no estoy de acuerdo con esa afirmación; me parece que ese género musical no distingue condición social, que los tiempos han cambiado y que cada vez que asistí a un concierto de Raphael, Camilo Sesto o Roberto Carlos, las localidades que primero se agotaban eran las de mayor valor y que quedaban más cerca de la tarima.

leonardo favio

Debo confesar que soy amante de la “música pa’ planchar”, que a pesar que pasen los años cuando escucho esas canciones viejas las recito de memoria y que mi segundo nombre se lo debo al gran Leonardo Favio gracias a la fabulosa idea de mi mamá que me salvó de llamarme como el abuelo Eustorgio. Pero a quienes nos gusta este tipo de música nos tildan de emos, deprimidos y que esas canciones solo sirven para cortarse las venas porque en muchas de sus letras cuentan dramas amorosos que tal vez estén alejados de la realidad.

manologalvan

Tal vez empiece a hablar como el abuelo Eustorgio, pero en defensa de mi gusto musical diré que los compositores de esa época sí se esmeraban un poco más en las letras imprimiendo el sentimiento necesario para crear una canción que moviera fibras. Nada que ver con lo que escriben ahora en los géneros musicales que están de moda.

tocarte toa

Son muchos los representantes de la “música de plancha”; José Luis Perales, Yury (preferida de las mujeres cuando están en karaoke), Rocío Dúrcal, Raphael, Manolo Galván, Palito Ortega, Juan Gabriel, y otros más que deleitaron a nuestros padres y abuelos en el pasado. Canciones de ellos con las cuales se enamoraron y que tal vez dedicaron en algún momento de la vida para tratar de conquistar a la mujer amada.
No me imagino a los muchachos de ahora dedicando un reguetón con la “profundidad” de sus letras para enamorar a sus novias; por ahí entre esas niñas jóvenes debe haber alguna a la que sus papás le hayan transmitido el gusto por la balada romántica, las letras con contenido, la música elaborada y las voces finas que expresan el sentimiento más bonito que pueda tener el ser humano… ¡EL AMOR!

Les dejo una de mis canciones preferidas de la música de plancha, y no, no me voy a cortar las venas.

(Visited 5.486 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Bogotano, santafereño y defensor de la changua. Cuento lo que veo a diario en mi ciudad.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

—Flaco, hermano, cómo te parece que falleció Vicky, la Menuda —me(...)

2

Quien -perteneciendo a mi generación- niegue que alguna vez se alegró(...)

3

Qué es lo que recordamos, y qué olvidamos, es seguramente una pregunta difícil de responder.

La mayoría de los humanos somos capaces de recordar experiencias pasadas, o fechas especiales, y hoy en día unos cuantos números de teléfono. Seguramente muy pocos.

Como quizás usted sepa, estimado lector, nuestra memoria parece "guardar" recuerdos de varios tipos; es de cierta forma clara la diferencia entre el recuerdo que se tiene de la fecha de su nacimiento, al que viene a la mente al recordar un libro especial o una película o una persona. Así que hay recuerdos más "ricos" que otros; más llenos, más complejos, si se quiere. Recuerdos que se componen de imágenes y también de sonidos, de olores, de sentimientos e incluso de recuerdos. Recuerdos de recuerdos, como por ejemplo los de los sueños; no es usual recordar directamente un sueño varias horas después de haber despertado, pero si justo al abrir los ojos el personaje se concentró suficiente en lo que acababa de soñar, entonces es probable que en la noche aún lo recuerde.

En fin. Hemos vivido muchas cosas a lo largo de nuestras vidas, pero a medida que pasa el tiempo las impresiones que podamos tener sobre ellas se van como desvaneciendo, como desgastando, y todo de forma natural y progresiva. No se puede detener. Olvidar es algo necesario, he oído decir a algunos, para poder mantenernos concentrados y con los pies en la tierra.

Borges, en su relato Funes el memorioso, nos muestra la realidad de un personaje (se llama Ireneo Funes, es argentino) que, producto de un accidente, no puede olvidar. Es uno de esos argumentos llamativos, formas de experimentos sociales con visos de realidad y casi de periodismo, que le permiten al que quiera imaginar por un momento cómo sería su encuentro con un personaje así de particular. Así imagina Borges la condición de Ireneo:

Nosotros, de un vistazo, percibimos tres copas en una mesa; Funes, todos los vástagos y racimos y frutos que comprende una parra. Sabía las formas de las nubes australes del amanecer del treinta de abril de mil ochocientos ochenta y dos y podía compararlas en el recuerdo con las vetas de un libro en pasta española que sólo había mirado una vez y con las líneas de la espuma que un remo levantó en el Río Negro la víspera de la acción del Quebracho. Esos recuerdos no eran simples; cada imagen visual estaba ligada a sensaciones musculares, térmicas, etc. Podía reconstruir todos los sueños, todos los entresueños. Dos o tres veces había reconstruido un día entero; no había dudado nunca, pero cada reconstrucción había requerido un día entero (...) Una circunferencia en un pizarrón, un triángulo rectángulo, un rombo, son formas que podemos intuir plenamente; lo mismo le pasaba a Ireneo con las aborrascadas crines de un potro, con una punta de ganado en una cuchilla, con el fuego cambiante y con la innumerable ceniza, con las muchas caras de un muerto en un largo velorio. No sé cuántas estrellas veía en el cielo.

No sé a ustedes, pero a mí me parece una imagen literaria muy fuerte, uno de los relatos más agradables e interesantes que he leído. Por eso lo recomiendo fuertemente.

Desconozco la existencia de casos reales tan impresionantes como el de Funes. Aún así, sé de varios savants o personas con ciertas deficiencias en ciertas habilidades naturales (autistas, en la mayoría de los casos), que sin embargo parecen verse "retribuídas" en capacidades asombrosas. Es así como algunos hombres, siendo naturalmente incapaces de bañarse y vestirse por sus propios medios, pueden realizar operaciones matemáticas complejas más rápidamente que ciertas calculadoras, y con una exactitud y seguridad asombrosas. Existe también (y éste es un ejemplo bien popular) Stephen Wiltshire, un inglés al que se le diagnosticó autismo a temprana edad, y que tiene la impresionante habilidad de dibujar un paisaje con precisión casi fotográfica habiéndolo visto una sola vez. Algunos considerarán que "mostrarlo" de esta manera equivale a ponerlo en posición de curiosidad de circo; aun así, creo sinceramente que es posible admirar de corazón a este hombre por sus capacidades, sin verlo como un espécimen raro. En este video, Wiltshire es llevado a Tokio para hacer una vista panorámica grandísima de la ciudad.



Interesante, ¿verdad?. Wiltshire se gana la vida de esta forma; dibujando por dinero. Es básicamente lo mismo que hacen algunos artistas callejeros, sólo que no lo hace por física necesidad.

Fenómenos como el Alzheimer o el autismo afectan la memoria humana incrementándola o borrándola gradualmente. En su relato, Borges nos muestra de forma impersonal (y, creo yo, bastante respetuosa) la situación de una persona que se ve afectada por una de estas situaciones extremas; nos hace ver que no es lo que se llamaría una bendición, pero que en cierta forma tampoco puede considerarse algo malo. Es un punto de vista sobre una realidad que toca a pocos, pero que nos permite reflexionar y aprender algo nuevo. La literatura, entonces, nos enseña un poco de realidad a través de la ficción.


dancastell89@gmail.com

11 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. nathalyfenriz

    A pesar de que soy de esta generación, pues solo tengo 24 años, si considero que la dizque música de esta época, desde hace unos 10 años hacia acá aproximadamente, es una completa basura, sus letras, el ritmo la gente que la canta, en fin todo una porque-ria.

  2. Música bellísima. Con letras, preciosas y mucho más elaboradas. Por supuesto que marcarón y marcan hoy en día una tendencia. Pensar en una Rocío Durcal, Rocío Jurado, Rafael, es pensar en artistas de verdad. Plenos. Lo de la plancha: Fue una promoción de una emisora, hace años. No entiendo por qué 30 años después algunos siguen con eso. Música bellísima. Que vale la pena.

  3. orientemedio9

    Todo lo que sea música pop y romántica es música para planchar ejemplos shaquiraa juanes cruz pipe pdlaez silvestre nalgón asi por el stilo la diferencia es un poco mas de velocidad en los estudios de grabacion y con una dificultad de encontrar palabras adecuadas en cada composición por ej. El glu glu es lo ultimo imaginación.

  4. gabrielaines120744

    Fue una maravillosa epoca, rica en composiciones y bellas canciones, lamentablemente mal llamada Musica de plancha. He ahi la decadencia de los conceptos musicales.

  5. otiliadelgado1101

    Ésta musica llamada para planchar, es para la gente de verdad enamorada y nunca pasarà de moda, pues el amor siempre existirà. Pertenezco a esa generaciòn donde las canciones siempre hablan de amor y no de sexo como ahora. En mi ciudad Pasto, existe una muy buena emisora 88.1 con excelente musica.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar