Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Las redes sociales se prestan para todo, para informarnos con verdades o mentiras, para hacernos creer enormes pendejadas, para evitar que miremos de frente al mundo por estar pegados a una pantalla, para burlarnos del prójimo y compartir sus desgracias como el mejor de los chistes, para hacer negocios, buscar trabajo y para encontrar el amor…

Sí, el amor. Quién lo creyera, hace tan solo unos años las personas en su constante búsqueda de aquel o aquella que le caliente los pies fríos por el resto de la vida se desarrollaba de forma diferente, había que entablar una presentación oficial que llevara a una relación amistosa y que diera frutos amorosos para pensar en el futuro juntos. Un proceso de conquista, de cortejo, la danza del amor.

Sin embargo este proceso se tardaba mucho y aunque en esas épocas la vida era más lenta, uno aguantaba pacientemente y con buenas prácticas como quien cuida un tesoro por la prueba de amor, que era en definitiva, la que finiquitaba esa danza majestuosa y carísima (porque el hombre pagaba todo) en una nueva pareja ante la sociedad y en la mayoría de los casos ante Dios mismo.

Pero el mundo de un momento a otro salió disparado como “Pepa e’ guama” y en ese proceso veloz descuadró esos estándares para convertir todo en un salpicón de información que se llevó por delante con sus alcances nuestras creencias, la forma de ver la vida, la sabiduría hasta entonces infinita de la enciclopedia Encarta y por supuesto, la forma de encontrar el amor.

Habían llegado las redes sociales y eso nos dejó locos a todos los que venimos de generaciones antepasadas.

Ahora las cosas funcionan muy diferente, el amor puede estar escondido en un hermoso “mensaje privado” que saluda cordialmente cada día con un “hola” escueto y sin voz pero que alegra la vida putamente.

La “danza” del amor otrora luchada y estratégica se convirtió en un botón que decora con corazones los mensajes de esa persona que nos gusta, y todos sabemos lo sabroso que es recibir un corazón colorido después de escribir un mensaje.

El amor puede estar escondido en un hermoso “mensaje privado” que saluda cordialmente cada día con un “hola”

Ese revolcón digital del mundo también nos “acercó” a las personas, rompiendo fronteras y regalándonos la posibilidad de entablar relaciones internacionales que aún con miles de kilómetros de distancia encima, se dan la “pruebita de amor” sin tocarse un pelo más que con la mirada, o con las letras, que excitan el cuerpo a través de la imaginación.

Y los seres humanos en nuestra constante evolución, nos acostumbramos a ello haciéndolo parte de nuestro día a día.

De ese modo hoy por hoy basta un mensaje para saber qué intenciones se tienen. El mundo digital se convirtió en la puerta al mundo real, nos enamoramos primero de las letras, después de fotos trucadas con magia que embellece, y si esas pruebas son superadas, abrimos las puertas a la realidad para tocar y sentir.

Y en ese proceso sencillo, sin mucho cortejo más que no dejar en visto y estar pendiente, se han formado parejas que han decidido ante Dios acompañarse por el resto de sus días, y son muchas, muchísimas.

El mundo digital se convirtió en la puerta al mundo real, nos enamoramos primero de las letras.

Esto solo nos dice que las relaciones que comienzan a punta de dedo, pueden ser muy efectivas y sinceras; y que aunque las distancias y los pensamientos sean diferentes, hemos aprendido a aceptarnos y a valorar más al amor por lo que escribimos dejando casi en un segundo plano cómo nos vemos.

Porque aunque tengamos la mirada baja sobre la pantalla de un celular, estamos esperando un mensaje que nos haga sonreírle al mundo y al mismo tiempo nos evite irnos de jeta en una fuente.

Necesitamos amor verdadero para que cambie esto, y con tal de conseguirlo creo firmemente que en ese caso, el fin justifica todos los medios.

Feliz semana

Gracias por leer

Pineda.

 

(Visited 748 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesional en Medios Audiovisuales. Social Media y contador de historias tratando de dar a conocer mi versión de los hechos.

Más posts de este Blog

  • Vida

    ¿A dónde se fue el rock?

    Vengo de la generación que vivió la música en su mayor esplendor, vengo de la generación que creció vibrando(...)

  • Sin categoría

    Un nuevo lenguaje universal

    Se ha preguntado ¿qué sabe usted de redes sociales? Yo estoy seguro que sabe publicar una foto, crear un(...)

  • Opinión

    La ley del 'No se deje'

    Yo creo que desde el vientre venimos prevenidos. Somos un país lleno de consejos, de creencias que compartimos con(...)

  • Opinión

    Viviendo de ilusiones

    Aunque digamos a viva voz al mundo que no vivimos de ilusiones sabemos que, en el fondo, escondidos en(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El actual debate sobre los manuales de convivencia en los colegios(...)

2

Es común escuchar que en los sectores más acomodados de la(...)

3

En febrero de 1964, Nueva York estaba conmocionada por la llegada(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar