Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Un texto…


Desperté muy temprano, es raro que eso pase. Siempre duermo hasta entrado el medio día porque mi trabajo me lo permite. Trabajo en la noche.

Soy de esas personas que se levanta feliz; desayuno cereal mientras miro por la ventana hacia esa ciudad que siempre está en movimiento, nunca la he visto quieta. Yo quisiera estarlo.

Jamás sé a ciencia cierta cuál será el clima del día, así que me visto con jeans, tenis y una camiseta cualquiera; tengo solo dos abrigos y los turno, no necesito más.

Salgo de casa a las 4 p.m. y camino por las mismas calles desde hace 4 años. Mi físico no me importa mucho pero a la gente sí, siempre recibo miradas de diferentes clases y me gusta clasificarlas.

Están las miradas tímidas, esas que solo echan un vistazo y desaparecen.

Las miradas más profundas, que miran directamente a los ojos y que intimidan.

También las miradas falsas, esas que critican el alma.

Pero las que más odio son esas que miradas que buscan algo que definitivamente no quieres dar.

Miradas que buscan bajo mi ropa como quien manosea una verdura en el mercado, miradas que no sabes cómo enfrentar. Miradas que violan.

Esas miradas son, tristemente, las que más recibo en mi día a día.

Llego al trabajo y nadie me saluda, la amabilidad es poca aquí. Solo quieren que baile, me desnude, me deje tocar por manos desconocidas y siempre haga buena cara… como si me gustara.

Lloro muchas veces pensando en que quizás todo pudo o puede ser diferente

Luego llegan clientes que pagan mucho por mis “servicios”. Odio esto y sé que estarás pensando: “Cambia de vida y listo” pero no es tan fácil.

Buscar trabajo es una misión imposible por estos días, entonces hago lo que seguro tú piensas es la “Fácil” pero para mí es la más difícil.

Vendo mi cuerpo por dinero ¿y qué?

Soporto cada día personas sucias y depravadas que me hacen cosas que no imaginas.

Lloro muchas veces pensando en que quizás todo pudo o puede ser diferente.

Y a decir verdad… Sigo aquí. Sin perder la fe…

Así, de mano en mano termina mi noche, camino hacia mi casa y al llegar me siento a salvo; la soledad me agrada, mi casa me agrada.

Tomo un café, no sé, me produce sueño. Me baño una hora y veo la televisión hasta dormirme.

No tengo pesadillas. ¡Ya no!

Después de leer este texto y conocerme un poco más.

¿Puedes decirme cuál es mi género?


Gracias por leer

Por

Pineda.

Sígueme en mis redes sociales:

(Visited 360 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesional en Medios Audiovisuales. Social Media y contador de historias tratando de dar a conocer mi versión de los hechos.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La ley del 'No se deje'

    Yo creo que desde el vientre venimos prevenidos. Somos un país lleno de consejos, de creencias que compartimos con(...)

  • Opinión

    Viviendo de ilusiones

    Aunque digamos a viva voz al mundo que no vivimos de ilusiones sabemos que, en el fondo, escondidos en(...)

  • Opinión

    No se trata de esperanza

    Este no es un post de esperanza Vivimos en un mundo que arde entre polarización y política, nos quemamos(...)

  • Sin categoría

    Un poco de suerte

    Caminando por la calle un hombre sintió una fuerte atracción por un papelito que pisó sin ningún cuidado, no(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La guerra en Etiopía constituye una de las crisis más graves(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

[caption id="attachment_101" align="alignnone" width="950"] Foto tomada de: Juan Pablo Rueda /(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar