Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La sociología desvela un intrigante fenómeno en el contexto de las elecciones: las expectativas y su impacto en la toma de decisiones de los votantes. En este sentido, la satisfacción de las necesidades básicas juega un papel crucial en la conformación de las expectativas electorales. Cuanto mayores sean las carencias a nivel alimentario, por ejemplo, más elevadas serán las expectativas depositadas en los candidatos.

Si una familia se encuentra limitada a dos comidas al día, es probable que su elección recaiga en aquel candidato que prometa una comida adicional para todos aquellos que carecen de ella. Sin embargo, si este candidato no cumple con su promesa, los votantes buscarán alternativas en otros candidatos que ofrezcan la misma solución, aunque no pertenezcan al mismo espectro político. En caso de que ningún candidato haga una oferta en relación a la alimentación mínima garantizada, los votantes podrían optar por una opción completamente distinta a la anterior, en busca de una satisfacción que aún no han experimentado.

Mi propia elección, afortunadamente, se basa en consideraciones más ideológicas y valores personales, ya que mis necesidades básicas no están en juego en las elecciones. Mis votos suelen respaldar a aquellos candidatos que comparten mis creencias y enfoques, independientemente del rendimiento del gobierno en turno.

Por lo tanto, es fundamental seguir el principio de “prometer poco y cumplir mucho”, tal como dicta el dicho americano. Esta estrategia permite establecer expectativas realistas y alcanzables, lo que a su vez conduce a la satisfacción de los votantes.

Este patrón de comportamiento electoral explica los “swings” que hemos observado en recientes elecciones en Chile, Italia, Colombia y lo que parece estar tomando forma en Argentina. En todos estos casos, la decepción ha surgido debido al incumplimiento de las promesas electorales. La demagogia se convierte, por lo tanto, en la principal responsable de este efecto pendular en la elección de líderes políticos.

Es esencial comprender este fenómeno en nuestra sociedad actual, donde a menudo votamos por demagogos en lugar de buenos gobernantes.

(Visited 394 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Reynaldo busca ser una referencia en el mercado financiero en Latinoamérica, transformando negocios en problemas en negocios rentables, buscando soluciones negociadas y realistas que complazcan a todas las partes. Reynaldo tiene una fuerte orientación a la consecución de resultados exitosos. Líder de equipos multidisciplinarios, con una experiencia de más de 23 años en Riesgos financieros, incluyendo PYMES, cuentas Corporativas, Comerciales e Inmobiliarias. Experiencia internacional, multi cultural, multi funcional. Excelente negociador, estratega, gran comunicador y formador de equipos exitosos. Eficaz tomador de decisiones de riesgo y ha participado el múltiples procesos de adquisición de bancos en América Latina.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cuando ponemos en el buscador la palabra Resiliencia, resulta en común(...)

2

En uno de mis viajes recurrentes a Medellín, ciudad que amo(...)

3

Mi vida adulta comenzó el día que vi cuánto pagaba de(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Interesante su blog, aunque me parece impregnado de fantasía, ingenuidad y buenos deseos, lo digo por su último párrafo…”donde a menudo votamos por demagogos en lugar de buenos gobernantes”, pregunto, ¿y donde están esos buenos gobernantes?, porque en la realidad de Colombia desde hace mucho tiempo han brillado por su ausencia, o porque cree que estamos como estamos ah?.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar