Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hablar de machismo o  feminismo es como entrar con los ojos cerrados a una fiesta de policías del Esmad. Los riesgos de tocar las fibras íntimas de unos o de otros son muy altos:

Creo ser un tipo de mente abierta, capaz de ver varias versiones de lo mismo. Sin embargo, años y años de educación, religión, cine, música, literatura, familia, amigos y publicidad, han hecho de mí una especie de machista ancestral, de falócrata de closet, un pisapasito androcentrista que lucha a diario por no serlo. Por más que lo intento el subconsciente me juega malas pasadas, porque no hablo de violencia o de ejercicios de poder basados en el género, sino de actitudes cotidianas, que de alguna manera perpetúan estos comportamientos heredados.

Hablar de machismo o feminismo es como entrar con los ojos cerrados a una fiesta de policías del Esmad.

Dicen que machismo se escribe con m de mamá, lo que de alguna manera resulta ser cierto, ya que muchos de los comportamientos abusivos de los hombres provienen de lo visto y aprendido en los hogares. El concepto de niñas bien, de señoritas de mostrar estuvo arraigado durante mucho tiempo en nuestra sociedad para describir a mujeres que sabían cocinar, coser, admitir, parir, ceder, aceptar y, en general, mantener felices a los machos, bien fueran papás, hijos, hermanos, novios o esposos.

Hoy, las cosas han cambiado para bien. De los primeros movimientos feministas del siglo 19 se ha pasado a una verdadera ola intelectual de movimientos políticos, culturales, económicos y sociales que tiene como objetivo la búsqueda de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. En Colombia, y como herencia de formas de ser y de actuar de mujeres como Manuela Beltrán, Policarpa Salavarrieta, María Cano, María Rojas Tejeda, Betsabé Espinosa, Georgina Fletcher, Esmeralda Arboleda, Florence Thomas, Catalina Ruiz – Navarro o las mismas Igualadas, por nombrar unas cuantas, las mujeres han tomado conciencia de su propio espacio.

Muchos de los comportamientos abusivos de los hombres provienen de lo visto y aprendido en los hogares.

Sin embargo, aún falta mucho. Según ONU Mujeres y el Banco Mundial, en América Latina, el 21 % de las mujeres se declaran completamente dependientes de sus parejas, con todo lo que ello significa. La violencia de género es una situación endémica, al punto de ser considerada como un problema de salud pública. Fenómenos como el conflicto armado han perpetuado el factor de riesgo para las mujeres ya que su cuerpo siempre ha sido visto como un botín de guerra. La cultura narco hizo de la mujer un objeto de compra y venta al mejor postor. La microviolencia, esa del bofetón silencioso, del chiste de doble sentido, del ego organizado en labores domésticas, no ha sido un hecho menos grave. Que un tipo, en sus cabales o no, se crea con derecho a coger a hachazos a su pareja o que el borracho la emprenda a golpes con su mujer, porque sí o porque no, o que a ellas se les pague menos que a los hombres por la misma labor, que se siga pensando que una minifalda o un escote son una invitación a ser violadas o que se siga creyendo que las mujeres no son dueñas de sus cuerpos, de sus tiempos, de sus sueños y de sus miedos, hacen parte de esa cultura casi cavernícola que aún nos jode y nos domina.

Si bien ha ido surgiendo una nueva masculinidad, más progresista y liberal, aún nos falta mucho para equilibrar las cargas. Tal vez, todo cambiará cuando entendamos, por fin, que hombres y mujeres somos iguales. Es decir, diferentes.

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: soyatardescente

Síguenos en Twitter:@atardescentes

Síguenos en YouTube: atardescentes 

(Visited 1.180 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La memoria y las alucinaciones

    En mi familia suelen pasar hechos muy particulares. De la mayoría de cosas que escucho que han pasado no(...)

  • Vida

    Dios, la ciencia y la pandemia

    La utopía aquella según la cual la pandemia nos volvería mejores seres humanos se ha ido desvaneciendo de a(...)

  • Vida

    Silencio

    Tal vez sea el tiempo del silencio, aunque afuera siga la estridencia. Estamos presos de los ruidos, de las(...)

  • Política

    Duque, el 'rockstar'

    A mí, en verdad, Duque no me ha defraudado. Ha cumplido todas mis expectativas y no ha hecho nada(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

En su primera etapa como entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar