Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Suave y Profundo

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El mundo está lleno de fantoches y de bobos. Los unos y los otros se auto fagocitan día a día en las redes con sus likes y naderías. Por eso, en una época donde todos hacemos lo que nos da la gana, parece un contrasentido que exista eso que llaman influencers, una palabra(...)

Continuar leyendo

Tengo la firme convicción que Dios no se levanta de mal genio un día y decide: “venga y le mandamos un huracán a San Andrés y Providencia” o “a los pobres de Lloró, Chocó, démosle una ola invernal bien tesa para que dejen de quejarse” y  más allá “a los de(...)

Continuar leyendo

No me gustan muchas cosas. Ni Uribe, ni Duque, ni Marta Lucía, ni Carlos Holmes. No me gusta el Centro Democrático, no me gusta Trump, no me gusta la godarria, ni mucho menos el abuso policial. No me gusta lo que significan las jerarquías de la iglesia, de la milicia, de(...)

Continuar leyendo

En este mundo extraño que estamos viviendo parecemos movernos en el falso dilema entre la libertad y el orden. Por un lado, hay quienes quieren imponernos su visión de la vida, incluidas sus formas de pensar, de rezar, de decir, de amar, de comer, de vestir, de hablar. Por el(...)

Continuar leyendo

Hablar de machismo o  feminismo es como entrar con los ojos cerrados a una fiesta de policías del Esmad. Los riesgos de tocar las fibras íntimas de unos o de otros son muy altos: Creo ser un tipo de mente abierta, capaz de ver varias versiones de lo mismo. Sin embargo, años y(...)

Continuar leyendo

Ni la fe, ni la ideología, ni las predilecciones sexuales ni mucho menos el hinchismo deportivo vienen en nuestro ADN, hasta que se pruebe lo contrario. Son elecciones libres o por lo menos deberían serlo. Sin embargo, en esta época que nos corre, las tensiones aumentan porque(...)

Continuar leyendo

Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de la risa, en la fuerza misteriosa del silencio, en la capacidad invencible del sólido argumento, en el morir y el nacer de cada día, en la necesidad de llorar para sanar, de dormir para soñar, de hacer para decir. Me burlo(...)

Continuar leyendo

Somos expertos de un día. Para cada situación tenemos un compendio, una teoría, una solución ideal, una filosofía profunda, un argumento que nadie más es capaz de ver. Y eso, que podría ser el principio de la solución a todos nuestros problemas, en Colombia no funciona(...)

Continuar leyendo

El mundo se divide entre fantoches y pisapasito. Los unos gritan y los otros, joden. De los primeros hablamos cada rato, porque son tan sutiles como dos elefantes intentando meterse en un carro de dos puertas. Son burdos, ordinarios y bulliciosos. Hacen del ruido la razón de su(...)

Continuar leyendo

Está claro que la línea recta no siempre es el camino más corto entre dos puntos, pero los colombianos exageramos. Nos encanta dar vueltas, escrutar vericuetos, tomar laberintos, porque confundimos la diplomacia y las buenas maneras con la hipocresía, cuando en el fondo de lo(...)

Continuar leyendo