Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Errores comentemos todos, pero a veces lo que verdaderamente destruye es el tiempo que dejamos pasar sin pedir perdón, porque creemos que el tiempo lo cura todo, que la reparación llega con los años, que el olvido sana lo que duele. Los que creemos en Dios pensamos que es suficiente con decirle a Él que nos perdone, que nos absuelva o que nos indulte -que está bien para la fe- pero no alcanza, porque las personas necesitan un alivio, un paliativo y una palabra que reconozca el daño hecho.

Lo que verdaderamente destruye es el tiempo que dejamos pasar sin pedir perdón, porque creemos que el tiempo lo cura todo.

Hacia afuera podemos decir y patalear, pero en el fondo todos sabemos cuándo nos hemos equivocado, cuándo hemos hecho algo que en sentido contrario nos hubiera fastidiado. Y nos llenamos de razones y de excusas, construimos argumentos para sentirnos bien, para estar en tensa calma, para poder levantarnos cada día con carita de no fuimos, pero en el espejo, mientras nos lavamos los dientes, mientras nos afeitamos o nos miramos las arrugas, nos enfrentamos con los únicos a los que no podemos decirle una mentira: nosotros mismos. Nos gustan los perdones genéricos: perdón por todo lo que hicimos, que es otra forma de no pedir perdón por nada. Nos refugiamos en el todo para no reconocer, para no aceptar y para tratar de vivir en paz con nosotros mismos. Pero no basta, no sirve, no vale. El perdón debe ser específico, lo mismo que lo fue la ofensa.

Nos gustan los perdones genéricos: perdón por todo lo que hicimos, que es otra forma de no pedir perdón por nada.

Perdón sin arrepentimiento es puro eslogan, pura pose y puro marketing que, como los ibuprofenos que dan en la EPS, no sirven para nada, son placebo, palabras vacías que siempre se las lleva el viento porque las personas son ingenuas, pero no tontas y, en el fondo, todos saben reconocer la sinceridad cuando es real. La gente necesita seguir viviendo. No se trata de ser amigos o de volver a ser familia, sino de estar tranquilos. Cada cual se resuelve como puede o como quiere, pero a veces esa gota de perdón ayuda y calma bien la sed. Las goteras no se reparan solas, si acaso dejan de escurrir por la mugre o por la paja, pero algún día terminan por podrirse y es, entonces, cuando ya no hay tiempo de llorar.

Sigámonos leyendo:

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: soyatardescente

Síguenos en Twitter:@atardescentes

Síguenos en YouTube: atardescentes

(Visited 512 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

  • Política

    Los caudillos

    Napoleón, Bolívar, Emiliano Zapata, Pancho Villa, Hitler, Mussolini, Gandhi, Mao, Fidel, Chávez, Gaitán, Galán, Uribe, Petro. Los nombres cambian,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hace cerca de una semana tuve la oportunidad de conversar con(...)

2

Textos crípticos, códigos secretos y mensajes escondidos los hay en casi(...)

3

Tuvimos la especial oportunidad de intercambiar algunas preguntas con el compositor(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar