Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Tal vez sea el tiempo del silencio, aunque afuera siga la estridencia. Estamos presos de los ruidos, de las voces y los ecos, porque a diario padecemos la imposición de tener que estar diciendo algo.

La pandemia no nos ha hecho ser mejores porque en la calle todo el mundo se disputa con fiereza y a los gritos su metro cuadrado, su cuartico de hora de fama, sus razones y sus miedos. Nadie regala nada porque en el fondo  creemos que el mundo nos debe algo. Mostramos los dientes, esbozamos las injurias, diseñamos las jugadas, inventamos las excusas e ingeniamos los trucos y las trampas y, por eso, nuestros días están llenos de tinieblas y adversarios, y tolerancia es apenas una palabra entre toldo y tolla.

A diario padecemos la imposición de tener que estar diciendo algo.

La vida es un batiburrillo donde todo se revuelve y por eso, la paz y la tranquilidad terminan siendo un bien suntuario. Todo es azare y turbación, ofuscación y ceguedad. Nos llenamos de frases sin sentido que suenan bonito, pero que no sirven para nada, porque todo sigue igual.

Ya ensayamos el grito y el bramido y no nos funcionó, salta a la vista. Los mequetrefes y los majaderos, los vivos y los bobos, los abusadores y podridos, los banales y triviales, todos, siguen haciendo de las suyas. Por eso, en medio de tanta tinta tonta, tal vez llegó el momento de quedarnos callados, que es otra forma de decir, porque el silencio suele ser el más potente de los ruidos y el mejor de los refugios. Y no es que se nos hayan acabado las razones para gruñir y berrear, sino que en medio de tanta barahúnda necesitamos un poco de paz para tomar aire y continuar, y que nada nos afecte aunque todo nos importe.

Los mequetrefes y los majaderos, los vivos y los bobos, los abusadores y podridos, los banales y triviales, todos, siguen haciendo de las suyas.

Mirarnos para adentro, despojarnos de la escoria y la inmundicia que cargamos, deshacernos de la poquedad de nuestros juicios, desarmar nuestras patrañas, desmontar nuestros miedos  y recelos, desmantelar nuestras argucias y embelecos, limpiar el alma, alimentar el espíritu con gula y desenfreno, orar si así obtenemos paz y vivir- o por lo menos intentarlo- sin joder a los demás.

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: soyatardescente

Síguenos en Twitter:@atardescentes

Síguenos en YouTube: atardescentes

 

(Visited 759 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Política

    Cuando la virgen suelta al niño

    Yo no recuerdo haber salido a marchar nunca en esta vida porque ejerzo mi derecho a disentir de maneras(...)

  • Vida

    Cuando un rico habla

    Los ricos poco hablan. Ellos ordenan, establecen, pontifican, dictaminan y disponen. Si un rico le habla, desconfíe y, en(...)

  • Vida

    De dioses y mesías

    Los seres humanos nos pasamos la vida buscando explicaciones, porque lo que no sabemos o no entendemos nos talla(...)

  • Política

    Los hijos de nadie

    Todos somos hijos de alguien pero hay algunos que son más hijos que los otros. Esa es la diferencia(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La violencia reaparece entre palestinos e israelíes, esta vez en un(...)

2

Dedico esta publicación a los colombianos y colombianas que se levantan(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar