Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Ni Chará ni Cardona dieron la talla para cumplir la tarea de suplir al 10 y Pékerman perdió el partido táctico.

Nada de excusas, el resultado contra Venezuela no fue bueno para Colombia. Aunque la Vinotinto jugó uno de los mejores partidos de su eliminatoria (que no es mucho decir), Colombia era favorita en nómina, juego y actualidad. La razón del amargo resultado fue que José Pékerman no acertó en la tarea de suplir la ausencia de James Rodríguez. Ni Yimmi Chará ni Edwin Cardona fueron capaces de hacer ese trabajo y eso le costó a la Selección.

Desde el Mundial, el rol de James ha sido esencial. El equipo ha jugado alrededor de él. Su trabajo no es sencillo, pues debe recibir siempre que haya un cambio de jugada, darle ritmo al partido, crear las ocasiones y, encima, ser héroe, líder y responsable de todo. Casi que la única faceta de la que no es responsable es del trabajo defensivo. Cuando Colombia pierde la pelota, él y el delantero de turno esperan en el círculo central una recuperación para hacer la transición rápida al ataque. Esa es la vida del 10 mediapunta en el fútbol de hoy.

En el inicio del partido, Chará tuvo el trabajo de ubicarse en el puesto de James. No era una locura, pues ese ha sido el rol del goleador del torneo colombiano en el Junior, y es posible que ante otro rival el resultado hubiese sido diferente. Pero no fue así, el rival era Venezuela, un equipo que salió a cortar juego, a cerrarse y a luchar cuerpo a cuerpo la pelota. En eso Chará no ganó ni ganará nunca porque no es su fuerte. Cuando entró Giovanni Moreno y él se movió a la banda izquierda su partido cambió. Hizo sufrir a la defensa y casi marca el gol que hubiera eclipsado el mal rendimiento colectivo. Esa jugada (acompañada de unos últimos minutos ejemplares que justificaron su convocatoria) hizo pensar al hincha: ¿qué hubiera sido del partido si, en vez de jugar de mediapunta, Chará hubiera jugado por la banda desde el inicio?

Pero poner al caleño por la banda implicaba que Cardona jugara en el centro, algo que no hace desde hace años. Fue evidente cuando cambió posiciones con el jugador del Junior y perdió cuanto balón recibió. No fue el partido del nuevo extremo de Boca Juniors, pero nadie puede decir que Pékerman se equivocó en ponerlo a jugar. Venía de dar exhibiciones y sentarlo hubiera sido un error. Si Cardona falló fue porque no tuvo un socio y porque no es un jugador que entienda cuándo hay un error táctico y debe suplirlo con habilidad personal. No lo hizo bien en su posición, pero algo conectó, en cambio, como 10 demostró que tampoco es el jugador para reemplazar a James.

Entonces, si Chará y Cardona no eran ¿quién? La respuesta apareció en el minuto 63. La entrada de Giovanni Moreno por Cardona fue un acierto del técnico argentino, que entendió la necesidad de dar fin al sufrimiento de impotencia por el que estaba pasando Edwin. Con ese movimiento, Colombia se organizó y fue ahí que Chará casi anota. Pero Venezuela, como si fuera ciclismo y no fútbol, aprovechó la transición táctica de Colombia para atacar a fondo y subir la intensidad física del partido frente a un equipo que, en su mayoría, venía de pretemporada. Colombia aguantó con algo de suerte (con Ospina salvando los platos) y recuperó terreno apenas Venezuela resolvió bajar la intensidad y aguantar. Ahí se vio una Colombia más unida y armonizada. Giovanni hizo más en 20 minutos para el equipo como mediapunta que sus dos compañeros en 60. Sin embargo, lo que por fin parecía ser un equipo organizado no pudo concretar a causa del cansancio y el afán. Pékerman dio con la ficha muy tarde.

Fue un mal partido, como aquel de Bolivia, solo que esta vez no hubo penal (o por lo menos no lo pitaron). Pékerman falló en la planeación. Rafael Dudamel le ganó la partida de ajedrez y casi le gana el partido. Ahora viene Brasil en el Metropolitano y James puede no estar listo. Quizás Cardona pague caro su mal partido, pero es justo decir que el xeneize no estaba jugando mal y lo que necesita es estar cómodo. Sería interesante verlo junto a Giovanni y dejar a Chará para el segundo tiempo, pues es un jugador que puede aportar mucho cuando el rival está cansado. La otra opción sería jugar sin un 10 en el campo, pero a Pékerman eso nunca le ha funcionado. Lo cierto es que toca corregir el error, pues ahora sí urge ganarle a Brasil.

(Visited 2.822 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

@AvargasDeporte. Está terminando Derecho con Opción en Periodismo en la Universidad de los Andes. Fue colaborador de la revista deportiva Hablaelbalón, con la que cubrió el Mundial de Fútbol 2018. Fue editor de de BalónLatino. Amante del deporte, la música, la lectura y los videojuegos.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com
-->
Quizás no conozcan a Sigur rós. Esta puede ser una buena introducción a ellos, según lo que yo creo. Lo que sigue se llama Inní mér syngur vitleysingur, lo que significa algo así como "junto a mí canta un loco":




Sigur rós es una banda islandesa que existe desde hace casi catorce años (desde 1994). Los oí por primera vez en el cine, pues se utilizó su música en el trailer de la película Children of men (2006) - lo que suena es Hoppípolla ("saltando charcos"). Luego de eso me he enterado de lo reticentes que son sus integrantes a comercializar su producción, y he desarrollado un gusto inmenso por su trabajo. También tengo una afición irracional por Islandia, y no sé muy bien por qué.

Pero eso es otro asunto; vamos al grano.

Esta es la dirección de ojos de mosca, un blog sobre música islandesa escrito en castellano por un islandés. Hace un tiempo leía allí mismo una pequeña reseña que hacía el autor acerca de Takk..., el tercer álbum de estudio de Sigur rós. Y me pareció muy interesante la opinión que presenta la entrada. A ver si esta vez sí me puedo explicar.

El segundo álbum de Sigur rós se llama ( ). Sí, así se llama. Le debe su nombre tanto al hecho de que ninguno de los cortes que lo componen posee título (las ocho pistas se llaman Untitled 1, Untitled 2 y así sucesivamente - aunque luego del lanzamiento del álbum, los seguidores del grupo contribuyeron a nombrar las pistas una a una) como a una particularidad característica de Jónsi, el cantante; quisiera que trataran de descubrirla ustedes primero. Para eso, otro video; lo que sigue se llama Untitled 4, o Njósnavélin (la máquina espía):




¿Lo notaron?

Yo tuve que leerlo para caer en cuenta; no sólo usan un arco de chelo para tocar la guitarra eléctrica (lo que produce ese sonido tan intenso de vez en cuando), sino que Jónsi no canta en un idioma en particular. Lo que dice no está dicho en islandés; ninguna de las canciones que componen el disco lo está. Han llegado a llamarlo un lenguaje aparte (que no lo es): "vonlenska", o "hopelandic". Y esa es sólo una de las interesantes particularidades de este grupo.

Vuelvo al blog del islandés. Luego de tener un poco de idea acerca del grupo, transcribo (con estilo corregido, porque el hombre escribe ligeramente mal el español) su opinión sobre el disco que siguió a ( ):

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com

2

El día del histórico anuncio del acuerdo de paz entre el(...)

3

Una de las mejores cosas de Colombia son sus productos agropecuarios:(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Para nadie es un secreto que el mejor compañero que ha tenido Falcao en la selección es Teo y en Junior se ha hecho famoso el CHA-TEO, si convocó a los tres por que no los puso a jugar, Teo hubiera hecho mejor trabajo que el que hizo Cardona.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

Aceptar

Ingresa los siguientes datos para enviar el correo


¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar