Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hogarmania/ Getty Images

Hacer ejercicio es una actividad que tiene muchas formas. Por ejemplo, puedes hacer ejercicio corriendo en la calle, yendo a un gimnasio o simplemente entrenando desde la comodidad de tu hogar a través de videos de youtube. Por ello estar en forma se ha convertido en uno de los propósitos más populares del mundo contemporáneo. Entrenar o tener una actividad física para muchos puede ser un buen hobby, pero para otros puede convertirse luego en algo destructivo, una adicción.

Nuestra sociedad, las redes sociales y los medios de comunicación nos han vendido el ideal de cuerpos perfectos. A diario vemos también cómo nos venden un patrón de belleza inalcanzable en donde tener cero grasa abdominal y lucir muy delgados es lo bonito, lo que contraría a la fisionomía normal de tener reservas de grasa. Por otra parte, la ciencia nos ha mostrado cómo el ejercicio trae infinidad de beneficios para nuestra salud. Ante la sociedad tener un cuerpo saludable o un cuerpo estéticamente bello es sinónimo de popularidad. Pero, ¿Qué hay detrás de un cuerpo saludable o cuerpo socialmente perfecto? ¿Cuál es la frontera entre tener un hábito saludable y llegar a convertirse en un adicto o esclavo de tu propio cuerpo?

Muchas veces la palabra disciplina se nos olvida, ella es la pieza clave para lograr el objetivo de tener un cuerpo tonificado. No es bueno pensar que entrenar y cuidar nuestra figura es una actividad imposible y restringida para los modelos, deportistas o los influencers. Hacer ejercicio es muchas veces más fácil de lo que creemos, lo importante es tener motivación. Es de suma importancia darse cuenta que manejar hábitos de vida saludable desde jóvenes es la base para que en un futuro nuestro organismo no nos pase factura o continuar en una edad adulta teniendo una actividad física regular puede ser algo clave para tener una mejor salud.

Hacer ejercicio y tener una buena alimentación van de la mano. Cuando entrenamos nuestro cuerpo nuestro sistema inmune es más fuerte, podemos estar más activos en nuestro día a día, tener equilibradas nuestras emociones, mejorar nuestro desempeño sexual y sentirnos más atractivos. Investigadores de la “Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (EE.UU.)” realizaron un gran estudio con más de 2.000 participantes, publicado en el “European Heart Journal”, el estudio encontró que el ejercicio intenso mejora el estado físico más que la actividad física ligera, como caminar 10.000 pasos diarios (distribuidos a lo largo de la jornada).

Por otro lado, la anorexia, vigorexia, rabdomiólisis o la bulimia, son enfermedades que surgen tras la búsqueda de un cuerpo ideal. A diario vemos historias de gente que ha sufrido lesiones tras duros entrenamientos. Muchas personas no logran aceptar su cuerpo porque siguen estereotipos de una belleza que nos venden en los medios, entonces su cuerpo se convierte en una cárcel con la que nunca están conformes.

Existe un grupo poblacional que se aplicaa esteroides o anabólicos sin pensar las graves consecuencias que esto puede traer para su sistema hormonal y cardiovascular. Muchas otras se someten a extensas jornadas de entrenamientos y surgen en ellos daños irreversibles en sus articulaciones, un caso de la runnorexia que puede aparecer porque la persona sufre una autoestima baja y, como consecuencia, busca suplir el vacío que siente con el exceso de entrenamiento e intentan buscar aceptación a través de las marcas alcanzadas. Evidentemente, la calidad de vida de estas personas disminuye y la fatiga muscular a la que se ven sometidas por gusto propio se refleja en su físico. Para algunos tener una figura aparentemente perfecta hace que nunca se esté conforme con su cuerpo. Entonces el ejercicio en vez de una amigo, se vuelve un enemigo para su organismo. Esto sin contar a los que recurren a cirugías para dar forma a lo que no se logra en el gimnasio, con las graves consecuencias que esto puede llegar a tener.

La delgada línea entre tener un hábito de vida saludable y ser esclavo de nuestro propio cuerpo se cruza cuando el entrenamiento pasa de ser un gusto o hábito regular, para convertirse en un hábito compulsivo. Este puede llegar a ser lesivo para nuestro organismo en la medida en que se excede de las horas de entrenamiento, del consumo de sustancias para mejorar el rendimiento físico o inclusive el abuso del consumo de redes sociales. Por ello, psicólogos señalan que las redes sociales estimulan ciertas funciones del cerebro como la comparación y la no aceptación. Por lo que aconsejan no seguir cuentas que puedan afectar la percepción de una vida normal o la de un cuerpo saludable. La vida sedentaria es otra cara de la moneda que debemos mencionar, ya que puede ser comparable con hábitos como el de fumar y que pueden desencadenar enfermedades crónicas como las coronarias, ataques cerebrales, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer.

Entonces teniendo en cuenta lo anterior, ¿Debemos hacer o no hacer ejercicio?, ¿Cómo mantenemos un equilibro? La respuesta puede ser más sencilla de lo que parece y está fundamentada en la aceptación. Aceptarnos tal cual somos. Aceptarse es cuidar de nosotros mismos, cuidar nuestra alimentación, comer bien, no poner objetivos inalcanzables, amar nuestro cuerpo, cuidar nuestro cuerpo, amar nuestras formas, amar nuestras diferencias. Ver la actividad deportiva como algo que nos aporte, cuidarse es importante, pero también no caer en hábitos destructivos es vital. En el momento en que crucemos la línea en donde los resultados son inalcanzables, debemos parar. Porque así como para la salud el cuerpo requiere de entrenamiento, también necesita descansar.

(Visited 285 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Alvaro José Tirado es Odontólogo especialista en Prostodoncia de la Universidad El Bosque y periodista aficionado. Líder de opinión e influencer en redes sociales, donde se conoce bajo el nick de "mistertirado". Actualmente escribe para comunidades de blogs en medios como El Tiempo y El Espectador.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La comprensión lectora es uno de los grandes desafíos en la(...)

2

“Médicos. Hombres de suerte. Sus éxitos brillan al sol... y sus(...)

3

“El mero conocimiento no es sabiduría, la sabiduría sola tampoco basta.(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar