Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A mi padre, el farmaceuta que casi todo lo curaba.

“Si lagrimea y le arde”, iniciaba un aviso publicitario en una farmacia en el Cairo, “escuche la historia de Saqhur, y luego aplíquese en cada ojo dos gotas de Raha”. Atraído por el aviso se acercó Kristof Fodor, un turista húngaro, a un barbado farmaceuta, que lo recibió con una sonrisa detrás de un desvencijado mostrador.

—Verá usted —arrancó el europeo una especie de relato de antecedentes—, cuando lagrimeo los ojos me arden y, aunque tolerable, si se prolonga, el malestar es doloroso. ¿Puede, por favor, contarme la historia de Saqhur y venderme dos colirios de Raha?

—Doloroso, ¡ah! —exclamó el farmaceuta, quien invitó a Kristof al interior de su establecimiento y pidió que se acostara en un raído pero cómodo diván—. Todo comenzó hace mucho tiempo —inició su relato— en un pueblo en el norte de Egipto llamado Saqhur. Los pobladores asistían al funeral del primer fallecido de su comarca y experimentaron cómo sus ojos comenzaban a arder con mucha intensidad cuando las lágrimas se desbordaban sobre sus mejillas. El insoportable ardor solo lo aplacaba detener el llanto. Muchos, no dispuestos a suprimir sus sentimientos, daban rienda suelta al momento y morían por la acción de las lacerantes lágrimas que desgarraban sus carnes. Debían los lugareños conformarse con un sollozo si querían vivir.

Llegó esta calamidad a tal magnitud, que las autoridades tuvieron que poner avisos que decían “prohibido llorar”, para así disminuir las muertes que los momentos de aciago traían a la comunidad de Saqhur. Fue esta una población que desapareció de manera fugaz, ya que unos morían en forma temprana porque sucumbían al llanto, mientras otros fallecían de melancolía al no poder desahogar sus sentimientos. Nunca se supo por qué les tocó sufrir semejante desventura.

La segunda generación de Saqhur recuperó el llanto, oportunidad que no desaprovecharon, desatando en lágrimas hasta el más banal de los sentimientos. Fue también esta la generación que murió longeva; hombres y mujeres por igual partían de este mundo ligeros de pesados equipajes emocionales.  Todos, sin embargo, —terminó contándole— experimentaron dentro de su felicidad un dejo de ardor, como el que hoy usted me describe. Ese ligero ardor, comparado con el que sufrió la primera generación de Saqhur, era casi que imperceptible y, para algunos, indoloro. De hecho, todos pensaban que algo de dolor era necesario para combinarlo con la abundante felicidad de poder de nuevo llorar sin morir en el intento. Aquí termina la historia.

 ¿Cuántos colirios de Raha me dijo que iba a llevar?

Ante la pregunta del farmaceuta, solo hubo un prolongado silencio.

—Ninguno —respondió el joven húngaro con firmeza.

Lágrimas comenzaron a rodar por las mejillas de Kristof Fodor, y lloró, sin ardor ni vergüenza. Con suma discreción, el farmaceuta dejó el consultorio, y Kristóf lloró un poco más en la soledad del apagado recinto. Las gotas de Raha del aviso publicitario nunca existieron. La sola historia daba alivio a todo aquel que la escuchaba. El viejo farmaceuta lo sabía y sus consultas siempre terminaban así: con todos los pacientes llorando a placer. A su natal Budapest, desde el aeropuerto del Cairo, viajó de vuelta Kristof Fodor sin registrar equipaje alguno.

Marcelino Torrecilla N

Emiratos Árabes

(Visited 523 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Docente universitario en el area de la enseñanza de idiomas (Inglés y Español) y sus usos en contextos multiculturales. Contando historias de un Medio Oriente (ir)real. Residente en los Emiratos Árabes Unidos

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Vida

    Felicidad

    En Dubái, la señora Bienvenida Ayub era muy dada a recibir cosas que sus amigas viajeras le dejaban. La(...)

  • Colombia

    Emiratos Árabes y Jorge Luis Pinto

    Una mirada atrás Colombia y los Emiratos Árabes se enfrentaron en el Campeonato Mundial de Fútbol de Italia en(...)

  • Colombia

    Medio Oriente y nostalgia caribe

         Por estos días nada como conversar. Es un deleite al que mi esposa y yo le dedicamos(...)

  • Mundo

    A que te enseño, ratón

    Dedicado a todos los docentes... Ya antes había oído la historia de Babar Ali, pero no podía dar fe(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Han pasado ya más de dos semanas desde la llegada a(...)

2

[caption id="attachment_227" align="aligncenter" width="300"] Caro Monroy[/caption] Esa fue mi primera navidad(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar