Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¡Resiliencia es sin duda una de mis palabras favoritas!

Se entiende como la capacidad que tenemos para afrontar situaciones difíciles, fortalecernos a través de ellas y, sobre todo, desarrollar nuevas herramientas para hacer frente a desafíos en el futuro. Es verdad que a muchos la vida los sorprende con desafíos extremos y muy dolorosos, pero todos, aunque no lo creas, tenemos la capacidad de ser resilientes.

¿Y si es así, cómo se hace? Pues bien, es necesario empezar por desarrollar la habilidad de enfocarse en lo que está dentro de tu control y dejar ir lo que no.

Por más que quieras creerlo, tú no puedes controlar lo que otras personas sienten o piensan sobre ti, ni la familia en la cual naciste, ni el tráfico de la ciudad, etc, y así, la lista puede ser súper extensa. Pero lo que sí puedes controlar, aunque sea difícil, son tus pensamientos y cómo reaccionas a lo que te pasa.

Mi mayor escuela de resiliencia fue la muerte de mi papá, doce años atrás. Su muerte desató un dolor intenso como nunca antes había experimentado, pero al mismo tiempo fue la mejor lección de vida que a mis veinticinco años pude aprender. Siempre pensé que cuando ese día llegara, también vendría una depresión profunda para mí y nunca saldría de ella; pero no, por el contrario, fue un evento que me permitió resignificar mi relación con la muerte; aprendí a agradecer por su vida el día que lo perdí y ahí entendí que, aunque ya no estuviera, su recuerdo siempre viviría en mí. Y hoy, en vez de sufrir por su muerte, lo recuerdo con alegría y celebro lo que fue su vida.

Y fue así como una de las máximas de Buda se quedó grabada para siempre en mí, “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”. Justamente, esta frase se refiere a la responsabilidad que tenemos de asumir lo que nos hacen sentir esos eventos que ocurren y que inevitablemente generan dolor físico o emocional, pero ciertamente pasajero e inevitable. Y, por otro lado, evidencia el riesgo de poner nuestros pensamientos a disposición de cualquier pequeño inconveniente, que fácilmente se convierte en una amenaza y sufrimos por ello innecesariamente. ¡Ahí es cuando debes recordar que lo que está en tu control son tus pensamientos! Porque más allá de la realidad que se presente, tenemos la tendencia a contarnos historias catastróficas en nuestra cabeza y al final, hacemos que la situación parezca más compleja de lo que en realidad es; y sin darnos cuenta nos volvemos víctimas en nuestra propia narrativa.

Si algo he aprendido con los años es que ser resiliente no es algo que se construye sintiéndose bien y cómodo todo el tiempo; de hecho, ¿quién se siente bien y cómodo todo el tiempo? ¡Nada más irreal que eso! Pretender que la vida sea estable y libre de conflictos es una expectativa muy peligrosa que puede costarte tu salud mental.

La resiliencia se edifica en la medida en que te vuelves más recursivo afrontando esos momentos difíciles, cuando a pesar de la incomodidad y el dolor que generan, les das la bienvenida. Experimentar la muerte de alguien cercano, las despedidas, los desamores, las dificultades económicas, la enfermedad, las crisis de carrera y de identidad, son solo algunos de los escenarios perfectos que te hacen más vulnerable, te conectan con tu fragilidad y, simultáneamente, si así lo eliges, también te pueden hacer más fuerte.

(Visited 1.142 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Caro Monroy es empresaria, inmigrante, psicóloga y coach. Colombiana con experiencias de vida en diversos países, incluidos Australia, Argentina, Colombia e Inglaterra. Ha experimentado de primera mano los desafíos, las incertidumbres, la presión, los logros, la alegría, el crecimiento y todas las emociones posibles que experimentan los inmigrantes al embarcarse en la aventura de descubrir y conquistar nuevos mundos. Es Psicóloga de profesión, completó un MBA, está certificada en Programación Neuro Lingüística y actualmente está terminando una especialización en Counselling.

Más posts de este Blog

  • Bienestar

    Un migrante en Navidad

    [caption id="attachment_227" align="aligncenter" width="300"] Caro Monroy[/caption] Esa fue mi primera navidad y año nuevo fuera de Colombia, ya llevaba(...)

  • Bienestar

    ¡Hola, futuro emprendedor!

    [caption id="attachment_195" align="aligncenter" width="300"] Caro Monroy[/caption] Te levantas temprano, comes algo de prisa, o tal vez ni siquiera desayunas.(...)

  • Bienestar

    ¡No pongas todos los huevos en la misma canasta!

    [caption id="attachment_186" align="aligncenter" width="300"] Caro Monroy[/caption] ¡No pongas todos los huevos en la misma canasta! Es evidente que lo(...)

  • Bienestar

    ¿Cómo pasar de la indecisión a la acción?

    [caption id="attachment_177" align="aligncenter" width="300"] Caro Monroy[/caption] ¿Te has preguntado todo lo que puedes ganar al hacer lo que realmente(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Placer mundano, popular, radioactivo, o como le quieran llamar. El piquete(...)

2

Llegamos al último mes de este distópico año y, para ser(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

15 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Hola, me gustó la medida para edificar la Resiliencia, por otra parte, quería preguntarte a qué edad conociste esta relevante palabra que puede mejorar nuestras vidas.

    Mi hija la aprendió a los 9 años, después de sacar una nota de 63 en un examen de Math, yo me demoré más en conocerla.

    Atte. Julián.

    • Hola Julián, me alegra que hayas encontrado este texto útil. Humm, haciendo memoria, todo apunta a que conocí esta palabra en la universidad, (mientras estudiaba psicología) pero la interioricé unos anos mas tarde.
      Wow! ¡Tu hija con tan solo 9 años y ya la entendió, que maravillosa la vida que le espera! Todo lo mejor para ti y tu familia!
      Saludos,

  2. Hola, me gustó la medida para edificar la Resiliencia, por otra parte quería preguntarte a qué edad conociste esta relevante palabra que puede mejorar nuestras vidas.

    Mi hija la aprendió a los 9 años, después de sacar una nota de 63 en un examen de Math, yo me demoré más en conocerla.

    Atte. Julián.

  3. edgaralfonso0731

    considero que el texto mas que decir algo cierto, da tranquilidad a las personas que tienen problemas porque a mi me hizo sentir paz interior mientras lo leía, a pesar de tener los problemas del día a día, muy bueno.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar