Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Vandalismo en el CAI de Villa Luz, en Bogotá, el 9 de septiembre. Foto César Melgarejo/El Tiempo

Vandalismo en el CAI de Villa Luz, en Bogotá, el 9 de septiembre. Foto César Melgarejo/El Tiempo

Los dos miembros del Esmad llevaban a uno de los retenidos hacia una tanqueta cuando un policía se les atravesó en el camino y le dio un bolillazo en las piernas al indefenso ciudadano. Uno de los miembros del escuadrón se abalanzó de inmediato hacia el agente, lo empujó con las dos manos sobre el pecho, lo increpó, y sus compañeros, de lado y lado, tuvieron que separarlos. Eso nos comprueba que en la Policía no solo hay malos. También hay buenos que se la juegan por los ciudadanos.

Después de un 9 de septiembre lleno de dolor, vandalismo y muerte, decenas de personas salieron a las calles al día siguiente en Bogotá y otras ciudades para protestar de una manera distinta a la del día anterior: arriesgándose a un contagio por covid, se dispusieron, en unión, a limpiar los CAI de su barrio, a barrer, a pintar, a levantar escombros, en un tácito rechazo a los violentos que quieren sembrar terror, pánico.

Otras decenas más convirtieron unos CAI de Bogotá en bibliotecas, se acomodaron a su alrededor e hicieron plantones, en una clara demostración de que la protesta sí se puede hacer en paz, con símbolos y no con piedras, palos, bala y cuchillo.

A una de las marchas llegó un padre de familia buscando a su hija con rejo en mano. La encontró y le ordenó regresar a la casa de inmediato, en un hecho que dejó sin saber qué hacer a los uniformados que estaban alrededor. Aunque la chica finalmente narró que no estaba entre los protestantes, eso nos puso a pensar si habría padres que hicieran lo mismo, sin rejo claro está. ¿Saben los otros padres en dónde están sus hijos? ¿Saben lo que están haciendo? ¿Pueden controlarlos?

En otro de los hechos, un puñado de personas se unió de las manos para rodear un CAI en Bogotá y evitar que lo vandalizaran. Una lluvia de piedras cayó sobre ellos y tuvieron que huir porque los violentos no respetan a nadie, ya que su propósito es desestabilizar, como se lo han ordenado personajes escondidos en la sombra y agazapados en las redes sociales.

La indignación de millones de personas por el asesinato de Javier Ordóñez a manos de la Policía, que unos miles querían hacer evidente en las calles con plantones, velatones y representaciones pacíficas, quedaron ahogadas entre las piedras, los gritos, los incendios, los gases, el humo y la zozobra que generaron aquellos que, como títeres, obedecieron las órdenes de vandalizar, quemar, romper y robar.

La muerte de un hombre se rechazó con 13 muertes más, cientos de heridos, miles de millones de pesos en pérdidas, que no fueron originadas por quienes querían ejercer su legítimo derecho a la protesta, sino por quienes hicieron violentas las manifestaciones y por asesinos de la policía que dispararon contra la humanidad de inocentes jóvenes, varios de los cuales ni siquiera estaban protagonizando la batalla campal de esa funesta noche para el país.

Los familiares de Javier Ordóñez siguen haciendo llamados a la no violencia, pero ni siquiera por respeto a ellos se detuvieron los delincuentes ni los asesinos. Si esos violentos estuvieran en realidad indignados por la muerte del estudiante de abogacía, hubieran escuchado y lo hubieran pensado dos veces antes de actuar. Pero no. Ellos buscan el caos y la desestabilización, con lo que ganan terreno los titiriteros que los manejan en la sombra.

Así las cosas, debemos estar claros en que somos millones los colombianos que estamos indignados, supremamente indignados, con el asesinato de Javier Ordóñez y el de los 13 jóvenes más de aquella noche, pero que no nos representan aquellos vándalos, pagados o no, que son verdaderos delincuentes y que sembraron el terror.

Twitter: @VargasGalvis

(Visited 574 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Un caluroso domingo Toty llegó ansioso a su casa, quería ver(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Los verdaderos vándalos y asesinos, fueron los que mataron a Ordoñez. Ésa fue la chispa que encendió un acumulado de desmanes, odios y resentimientos. No todos son malos, parece q la mayoría si los son. De allí otrosn 14 asesinatos. ¿Quién dió la orden de disparar?

  2. Yo creo que el país peligrosamente se está dividiendo en dos bandos de izquierda y derecha, si nos hemos cansado de la corrupción de los gobiernos, su indiferencia frente a los problemas, pero de mi parte prefiero si me dan a elegir un desgobierno de derecha que, botar todo un país a la Mier.. por la izquierda…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar