Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Abordo de un vehículo afiliado a Uber me empecé a preocupar por el conductor. Manejaba bien y con precaución, pero en cada semáforo en rojo ponía su cabeza sobre el timón, cerraba sus ojos, bajaba sus brazos y trataba de descansar las manos.

Se le veía agotado. Algo le pregunté y me mostró sus manos. Estaban rojas y tenían casi que impreso en ellas el grabado del timón. “Llevo 30 horas trabajando sin descanso y no voy a detenerme hasta que no haya recogido el dinero para comprarle la droga a mi hijo. Se lo prometí: que no regresaría hasta completar lo de la droga”, me dijo.

Sebastián Villamizar* no solo conducía, sino que Waze tenía la voz de su hijo, de 8 años, quien lo guiaba por toda la ciudad. Sus indicaciones eran el amor que le daba ánimo calle a calle sin olvidarlo un instante.

Su hijo tiene leucemia y necesita un medicamento que vale más de un millón de pesos, pero no lo da la EPS. A esa hora de la noche le faltaban 300.000 pesos para completar su misión. Después me contó que lo logró al día siguiente, sin detenerse.

Y es que la situación para Villamizar no había sido nada favorable. Perdió su empleo en plena pandemia y a pesar de las constantes gestiones para que el banco le diera una espera, este se quedó finalmente con su apartamento.

Vendió la lavadora y el televisor de su hija el día anterior y ahora estaba batallando por los 300 mil pesos que le faltaban.

El amor los llevó también a que la familia se rapara la cabeza para que su hijo no se sintiera extraño en casa, para estar iguales, para hacerle sentir y demostrarle que son uno solo, unidos en el calor del hogar.

Pero hubo circunstancias externas que también los afectaron. Viven detrás del Portal de Las Américas, en Bogotá, sitio en el que los vándalos centraron sus acciones por semanas enteras, por las cuales toda la noche escuchaban estallidos, helicópteros y se veían afectados por los gases. ‘Se siente uno como en la franja de gaza’, dice Villamizar.

Los gases, el temor, detrás de las ventanas que debían tapar con cuanta cosa pudieran, los sentían por igual su hijo y los demás miembros de la familia. Pero el propósito era salir adelante. No dejarse afectar por esa cadena de sucesos que lo llevaron a esa noche a exigirse al máximo para lograr completar lo de la droga, haciendo viajes con Uber.

“Quiero inculcarles a mis hijos que a pesar de la adversidad podemos salir adelante, luchando”, dijo Villamizar.

Después lo contacté y me contó que pudo comprar la droga y, aún mejor, que la EPS ya se la empezó a dar. Hoy está en mejores condiciones, gracias a Dios, porque Él sabe premiar a las personas que no se derrumban, que no se detienen ante las dificultades, a las que mueve el amor.

*Nombre cambiado por solicitud del conductor

@VargasGalvis

(Visited 912 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La comprensión lectora es uno de los grandes desafíos en la(...)

2

El anuncio del Departamento de Estado de los Estados Unidos sobre(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Muy conveniente el modus operandi del señor. Hace un año también lo conocí con $300.000 pesos faltantes para la medicina de su hijito, que la EPS no le quería dar. A mi esposo y a mi nos tocó el corazón a tal punto que no sólo le dimos lo que le hacía falta, sino le dimos $1.000.000 para la caja completa de medicina y $200.00 dólares adicionales para la proteína que debe traer de Canadá, de éste modo lo que él tenía sería para hacerle el mercado especial al niño. Dos meses más tarde le pregunté cómo iba todo, y si la EPS ya le había dado respuesta a la tutela y efectivamente me dijo que sí, que tranquila que ya le estaban dando su medicamento. Yo empecé a dudar por unas fotos de su perfil y su actitud ante mis preguntas de su hijo. Él lloró, mostró fotos del niño y nosotros le creímos. Hoy viendo ésta historia creo que no es verdad y que el señor con su faltante de $300.000 y 30 horas manejando convence a muchos para que le den la mano. Que tristeza que uno que meta a su hijo y diga que está enfermo y demás para aprovecharse de las personas con buen corazón. Al sol de hoy no sé que tan cierto es toda ésta historia, pero me causó curiosidad ver un año después que siga en lo mismo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar