Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A 466.604 podría llegar el número de viajeros afectados directamente por la irresponsable decisión de Viva Air de suspender sus operaciones de manera sorpresiva el 27 de febrero a las 11 de la noche.

Como todos vimos, de un momento a otro los pasajeros quedaron en los aeropuertos sin saber siquiera con quién hablar, porque hasta los funcionarios de la aerolínea salieron de allí.

Pasajeros de Viva Air en el aeropuerto José María Córdova. FOTO: Jaiver Nieto Álvarez /El Tiempo

Pasajeros de Viva Air en el aeropuerto José María Córdova. FOTO: Jaiver Nieto Álvarez /El Tiempo

La Superintendente de Transporte, Ayda Lucy Ospina, denunció que pudieron comprobar que para ese momento la aerolínea seguía vendiendo tiquetes por su página web y que ese día ya se habían vendido 5.750 reservas. Aseguró, además, que, a esa fecha, 466.604 personas tenían reservas confirmadas.

El Ministerio de Transporte informó que, por concepto de venta de tiquetes, tiqueteras y recepción de pagos de las agencias de viajes, Viva Air recaudó 272 mil millones de pesos, antes de cerrar sus servicios.

Eso comprueba mala fe en la actuación de la aerolínea, cuyo presidente, Francisco Lalinde, le dijo al periodista Yamid Amat que habían tenido que tomar la decisión para salvar a sus empleados. Lo que no se sabía en ese momento es que 400 trabajadores (la tercera parte de ellos), según las denuncias de estos, fueron ‘invitados’ a salir de la empresa. Es decir, que no había tal deseo de ‘protección’ laboral.

Lalinde le echa la culpa al Gobierno porque no corrió a aprobarles una fusión con Avianca, conociendo la grave situación económica de su empresa. Y dice que la suspensión de labores se dio cuando la Aerocivil anunció que escucharía a terceros interesados antes de decidir sobre la solicitud de Viva Air.

De acuerdo con el periódico La República, en una resolución reservada de la Superintendencia de Industria y Comercio se presentan las pruebas de que Avianca “ya controla Viva Air y que la integración de ambas aerolíneas se hizo sin la autorización necesaria”.

La Aerocivil estaba aún analizando la solicitud de fusión cuando ocurrió el cese de actividades de Viva Air, y por semanas vimos a mujeres, niños, ancianos, jóvenes adultos y personas de todas las condiciones durmiendo en el piso de aeropuertos en varias ciudades de Colombia y otros países, rogando porque alguien les ayudara, frente al silencio y la arrogancia de una aerolínea a la que no le importó su propia clientela.

La Superindustria y Comercio informó que falló a favor de una pasajera afectada y emitió una medida cautelar para que se le devolviera el dinero o fuera reubicada en otra aeronave. En este momento no sabemos qué otros pasajeros hayan logrado una medida similar, pero de lo que sí estamos seguros es de que la empresa no había hecho el primer reembolso, hasta el 15 de marzo, cuando el ministro de Transporte, Guillermo Reyes González, instauró una denuncia penal contra la aerolínea, por estafa agravada en modalidad masa y ofrecimiento engañoso de productos y servicios.

El exfiscal Mario Iguarán también anunció una demanda penal contra la empresa por perturbación en el servicio de transporte público colectivo u oficial, pánico, estafa, pánico económico y ofrecimiento engañoso de productos y servicios.

La Supertransporte tomó el control de la empresa el 6 de marzo y tiene abierta una investigación administrativa contra Fast Colombia, dueña de la aerolínea.

En un aparte de una comunicación de esa entidad de vigilancia se dice que se formularon cargos contra la aerolínea y que de hallársele culpable podría ser multada con sumas que van entre 1 y 2.000 salarios mínimos mensuales. Es decir, un máximo de 2.320 millones de pesos. Y si incumple las medidas administrativas podría ser sancionada con multas sucesivas de hasta 580 millones de pesos.

Hay que esperar, entonces, qué decide la Fiscalía General de la Nación, ante la cual Mintransporte presentó la denuncia penal, y a qué personas vincula a la investigación en calidad de autores del delito. Y ojalá las investigaciones de la SIC y la Supertransporte arrojen resultados rápidos.

Mientras tanto, lo que sí queda claro es que Viva Air debe desaparecer como marca, así se una con Avianca y salga a decir que se salvó, porque ya no es confiable, porque a los colombianos nunca se nos olvidará la frialdad y el cálculo con el que dejaron botados a sus clientes, sin importar siquiera que estos tuvieran que dormir y aguantar hambre en una terminal aérea.

(Visited 801 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

  Depeche Mode (Rock - Electrónico), New Wave y Alt Rock,(...)

2

Colombia viene implementando desde este año la tecnología 5G en las(...)

3

¿Cuántas veces hemos recibido un “no” en la cara o a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar