Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: De mí, solo lo que lees

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Una persona educada es alguien que ha aprendido que la información casi siempre resulta ser incompleta y muy a menudo falsa, engañosa, ficticia, mentirosa – simplemente equivocada.

Russell Baker

 

El viernes pasado el primero de la dinastía Castro de Cuba falleció. Fidel tenía 90 años, y sin lugar a dudas es un personaje por cuanto la historia del siglo XX para bien o mal no se podría contar sin un capítulo reservado a él. Normalmente no hay muerto malo, mas con su fallecimiento sucedió como le gustaba decir a El Malo —en el clásico de Sergio Leone—: el mundo se dividió entre sus defensores, que ven en él un semidios con un gran legado y los que piensan que fue un dictador que vivió a sus anchas y dando aparentes lecciones de dignidad mientras su pueblo pasaba necesidades.

 

 

No sobra decir que con los achaques normales y, por lo que se veía, llevaderos de esa edad lo más normal es morirse; sin embargo, la muerte sigue siendo tabú y no dejó de haber drama por esta. Lejos de problemas mentales serios y sin largas agonías, tal vez en morirse sí es él un ejemplo en cuanto la suya fue una forma humana de irse. Algunos, con razones o sin ellas se alegraron por su partida, no es este el caso. Es la herencia asociada al hombre lo que no comparto. La escasa crítica y la victimización que dejó a toda la izquierda latinoamericana no permiten verlo como referente alguno. Hechos conocidos por todos: Cuba era un prostíbulo de EUA antes de Fidel, hubo varios intentos de asesinato, hubo un bloqueo comercial férreo. Esto último, según sus defensores, el causal de todos los males cubanos, y sobre el que a pesar esa restricción el régimen castrista logró la equidad educativa y de salud para los suyos. Los números del informe de la UNESCO 2013 hablan muy bien del trabajo hecho por el Estado cubano.

Excelente las capacidades en lecto-escritura y matemáticas. Chévere la escuela de cine y televisión, la de medicina. No obstante, los peros son grandes. Una verdadera educación va mucho más allá. Educar pasa más por tener una actitud crítica ante la vida que hacer buen cine (para qué arte si no es crítico) o tener buenos médicos tragando entero y callando todos las abusos y desaciertos por miedo. Si el pueblo cubano fuese realmente educado sabría pensar por sí mismo. Un pueblo educado sería uno donde no se discriminara y menos se judicializara a otros por la forma en la que escogen vivir su sexualidad, o su manera de pensar así esté en contra de la posición dominante. Un pueblo verdaderamente educado sería lo suficientemente capaz de generar los liderazgos necesarios para sostener un proceso, y sobre todo para hacerlo viable sin importar los problemas que se enfrenten. Un pueblo educado sería creativo e innovador, lleno de gente capacitada para hacer análisis aterrizados y sin apasionamientos partidistas de la realidad. Porque no es un secreto que no hay problemas imposibles sino inteligencias insuficientes. Esas son las llagas donde hay que poner el dedo. Un chequeo a la realidad cubana, y la poesía se hace pasquín. Ánimo de crítica, de contrastar ideas, de discusión allí no hay. No puede haber cuando en cada cuadra hay un policía del pensamiento. Si el Estado cubano hubiese querido ese tipo de ciudadanos, otra sería la historia.

Cuba mamó de la teta de la URSS hasta 1990, y para ese entonces ya la pose de víctimas la tenían. En 1999 Chávez se hizo presidente de Venezuela y no es secreto su apoyo a Castro. Entonces, la excusitis del bloqueo es solo eso. Una excusa poética: “Luchar contra lo imposible y vencer”, rezaba un cartel de la propaganda cubana en La Habana mientras los cubanos hablaban maravillas de su revolución y te pedían pasta de dientes. Un país que tiene dos monedas, una para el pueblo, con la que casi no se puede comprar nada, y otra para los turistas que se toman daiquirís en el destartalado Floridita. No se me ocurre en qué podríamos ser modelos a imitar. Pero excusarlo porque nosotros, o que el resto de Latinoamérica, no lo ha sabido hacer mejor no habla bien de Fidel en tanto sí dice peores cosas de nosotros y nuestra supuestas libertades dentro de la democracia de mercado. Irán con sus 37 años de bloqueo comercial le grita a Fidel que su legado no es tal; porque sí se puede salir adelante y tener una dignidad real opuesta al imperio. No solo repartir culpabilidades mientras “el pueblo” —seguro que los Castro no— se come una libra de arroz y fríjoles a la semana.

Es difícil comprender que siendo los de izquierda excelentes críticos sean tan laxos cuando de juzgar a los suyos se trata. En el tratamiento dado a Fidel, al Che, y algunas veces hasta Stalin, dice que hay muchos áulicos. Y eso que no le hacen bien a ningún pensamiento o movimiento político. La crítica debió haber sido profunda, y no por querer dinamitar su proyecto sino porque sin exigencias no se avanza. No se avanzó. Hoy la prostitución en Cuba es tremenda, no solo las famosas jineteras, el turismo sexual infantil es un lastimoso recuerdo de lo mal que se vive allí y que la dignidad es apenas una palabrita más de propaganda inútil.

 

Ve, qué pena absoluta lo del Chapecoense.

 

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5

Hablemos en Twitter

 

 

 

 

 

(Visited 545 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la novia.(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico. Un(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es mejor(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Carlos Eduardo Álvarez anhela conquistar a Silicon Valley. A sus 22 años,(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

10 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. anaduenas0527

    lo mismo se dijo de mi amo Bolívar…. y hay va; como dijo el lambon: con su gloria creciendo como crecen las sombras cuando cae la tarde… y también fue victima de artículos mala leche y oportunistas como este, que eso si, parten al olvido…

  2. orlandofuturo

    Entre no ser recordado y ser recordado como un tirano que nunca supo lo que realmente necesitaba su puebloo, prefiero no ser recordado, cuando me acuerde de esta columna me acordare de lo que yo pensaba plasmado en ella, cuando me acuerde de Fidel recordare que no hay mal que dure 100 años

  3. gloriamaricel.martinezacevedo.9

    Claro..la historia recordara a castro por sus oprobios.Bien que si atacaba al capitalismo pero se desgustaba en sus mieles,mientras el pueblo vivía en la miseria…claro que será recordado por su gran legado:miseria,opresión,exiliados,asesinatos,separacion de flias,coacción de la democracia…etc..

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar