Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

El lado gelatina de la vida

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Me indignan hasta el tuétano las causas y circunstancias de la muerte de Sergio Urrego. Son la muestra fehaciente de cómo una parte de nuestra sociedad es en extremo retrograda, intolerante, y lo peor, en un escenario que supuestamente debe ser lugar de pluralidad: la escuela.(...)

Continuar leyendo

Me encontré en mi tiempo diario de procrastinación en Internet con un post que mostraba obras de pintura al óleo de mujeres “escuchando“ hombres. Miré en detalle las obras y me pareció supremamente interesante ver los gestos de algunas de ellas, aunque lamenté no(...)

Continuar leyendo

Cuando a una le diagnostican una enfermedad crónica, ocurren montones de cosas que sacuden la existencia con fuerza apoteósica. En mi caso, una de esas cosas se volvió parte esencial de mi cotidianidad: la espiritualidad. No hablo de religión, no hablo de esoterismo, hablo de(...)

Continuar leyendo

A veces me hastía el desfile en la televisión de publicidad sobre todo tipo de toallas, tampones y protectores con líquidos azules que van y vienen en medio de sábanas y cucos blancos. ¡Epa! Qué ganas de describir formas de ocultar lo que nos ocurre a todas las mujeres y,(...)

Continuar leyendo

“Hoy, mi cuerpo fue una masacre televisada”, dice un verso del poema de Rafeet Ziadah. Y veo de nuevo las noticias sobre los bombardeos en la franja de Gaza, unas parcializadas y otras replicadoras de parcialidad. La repetición les agrega más y más frialdad, y las(...)

Continuar leyendo

Y anonadada vi cómo casi 200.000 personas se aglomeraron en el Parque Simón Bolívar para recibir a la Selección Colombia y otras miles saludaban el bus en el recorrido por la calle 26. Vi cómo los jugadores llegaron a la tarima en medio de la algarabía y me llené de(...)

Continuar leyendo

Siempre me ha costado comprender lo que el fútbol inspira en la gente. Esa avalancha de pasiones que impulsa por definición a hacer cosas irracionales como tatuarse el nombre de un equipo, o defenderlo a muerte, me es completamente ajena. Los domingos veo a mi papá sentado(...)

Continuar leyendo