Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

sebastian zapataPor: Sebastián Zapata Callejas

Indudablemente una de las conocidas fantochadas criollas son los episodios de “usted no sabe quién soy”, que -por lástima- se nos han vuelto en nuestra sociedad colombiana más comunes y repetitivos de lo que debería suceder en un contexto medianamente educado. Esto lo digo por el último y bochornoso escándalo mediático del supuesto ex candidato a Cámara de Representantes Hernando Zabaleta, cuando este propinó tratos despectivos, pedantes e irrespetuosos a una patrullera de la Policía Nacional en la ciudad de Bogotá, cuando la oficial solo cumplía con su deber constitucional.

Y si, afirmó en tono irónico lo de su candidatura, porque pese al haber contado con un aval para lanzarse a la Cámara por Bogotá, el abogado del ex contralor David Turbay obtuvo una paupérrima votación al Congreso, para ser más precisos, alcanzó menos de 500 sufragios en una ciudad que tiene 5.690.937 personas habilitadas para votar. Esto puede evidenciar en parte su poco poder de convencimiento, su minúsculo “don de gentes” y la nula capacidad cognitiva.

Igualmente, resulta paradójico que nuestro último “usted no sabe quién soy” alardee, por ejemplo, en sus redes sociales con su dinero y le haya expresado a la patrullera Karen Granadas que ganaba 20 veces más que ella, pero que actualmente posea deudas públicas por 5 millones 160 mil pesos correspondientes a comparendos de tránsito. Bueno, y ni mencionar que es bien incongruente que se jacte el señor Hernando de codearse con la clase política del país, pero su único episodio relevante conocido públicamente ha sido el humillar a una funcionaria pública.

Pero el problema como tal no es solo lo que pasó con Zabaleta, porque podemos citar otros acontecimientos de “usted no sabe quién soy”. Un caso muy recordado fue el de Nicolás Gaviria, quien a las afueras de un bar tuvo una confrontación con unos bouncer y un par de policías. Allí amenazó a estos últimos diciendo que los iba a mandar al Chocó. Así mismo, en otro video protagonizado por Gaviria, el señor le expresa a otros policías que no saben quién es él, les habla de su supuesto fuero diplomático, de ser integrante de la CIA, de ser sobrino de un ex presidente y los amenaza de enviarlos también a trabajar al departamento del Chocó.

Pero no solo en Bogotá están los “usted no sabe quién soy”. Otro episodio recordado es el del ex senador Eduardo Merlano, que en una madrugada de domingo del año 2012 y en plena ciudad de Barranquilla, no accedió en medio de un retén de policía a una prueba de alcoholemia amparándose en su calidad de Congresista; de hecho, ese día les preguntaba a los policías: “¿Cómo le van a hacer a un senador de la República una prueba de alcoholemia?” y les expresaba que llamaran al coronel de la Policía o a un superior, porque lo que estaban haciendo los agentes era una falta de respeto contra él como senador.

Así mismo, en Medellín se hizo viral hace un par de años la tan famosa pero mala acción de la joven Melissa Bermúdez, quien como buena “usted no sabe quién soy” discutió y retó algunos policías, obviamente les gritó airada que no sabían quién era ella, y hasta enfrentó físicamente a un agente de tránsito de la ciudad.

Ahora bien, se podrían citar muchos más casos de estos especímenes extrovertidos que hacen parte de la familia “usted no sabe quién soy”, pero lo que verdaderamente debe importar, más allá de señalar y reprender a todos los fantoches criollos que sufren tal patología, es saber en qué estamos fallando como sociedad para que se desarrollen estos comportamientos tan reprochables y dañinos. Sabiendo entonces cómo prevenir y atacar esas penosas conductas, podremos muy probablemente formar mejores personas.

Twitter: @sebastianzc

(Visited 2.536 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

  • Economía

    El sentido del mérito

    Por: Leornardo Urrea Existe sólo un riesgo real de que Colombia se convierta en una “Venezuela”, tal riesgo consiste en(...)

  • Opinión

    ¿Duque Presidente?

    Por: Carla Fernández Las elecciones presidenciales en el país no pintan de la mejor manera, el panorama no está claro,(...)

  • Opinión

    ¿Se hacen los de las gafas?

    Por: Cristian Torres Rodríguez Hay euforia colectiva por la captura de Seuxis Paucis Hernández Solarte conocido con el alias de(...)

  • Opinión

    Del abismo al resplandor III

    Diego Alejandro Quiroga Ospina Parte II Por: Josué Martínez … Con grado noveno terminado Diego vuelve a Bogotá en donde(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Una de las cosas que más disfruto cuando viajo por los diversos(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. alvaroisaza

    Don Sebastián: el problema es de cultura. Por la misma razón que él señor mencionado pregunta si no saben quién es él, muchos de nosotros parqueamos donde está prohibido “porque no me demoro”, o nos brincamos las filas “porque estoy de afán”, o nos pasamos los semáforos en rojo, o llegamos tarde a las citas o no cedemos los asientos a quién los necesita. etc. etc.

  2. jassirtorres0919

    bna nota pero yo como ciudadano tambien quiciera q hagan un llamado a las patrulleras y patrulleros q no sean tan intrancigentes con los civiles . son unos arrogantes y pedantes y a ellos no les hacen una nota de estas, vaya a saber q hizo o q dijo esa patrullera.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar