Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Caballo de Troya en Venezuela

 

Pienso que es irresponsable, por parte de cualquier dirigente de cualquier rama del poder o de cualquier país, el que se propicie que los venezolanos se maten los unos a los otros. Lo apropiado, responsable e inteligente sería darle toda la rápida y nueva ayuda acumulada en víveres y medicinas a la Cruz Roja y a las Naciones Unidas para que ellas se la entreguen a todos los venezolanos necesitados, dentro y fuera de Venezuela, en la forma expedita, ordenada y pacífica como lo han hecho en otras partes del mundo. La Cruz Roja ya tiene establecidas redes de distribución en Venezuela y posee la experiencia requerida para hacerlo.

Cualquier violencia y consecuencia de embutirle una improvisada ayuda a la fuerza, ejecutada por fanáticos sin ninguna experiencia en distribución efectiva, rápida y pacífica de alimentos y medicinas a quienes las necesitan es un cargo de conciencia y responsabilidad altamente grave.

Si una caravana de familias pobres, sin esperanzas de sobrevivir en sus países centroamericanos y desarmadas es llamada una “invasión” de Estados Unidos y el gobierno inmediatamente ordena a millares de militares a hacerle frente en la frontera con México, imagínense si un calculado intento de cruce de la frontera venezolana con camiones de placas colombianas y brasileñas y con numerosos colombianos y brasileños, los primeros acompañando a los presidentes de Colombia y Chile y otros extranjeros, todos con la explícita intención de que cómo sea se tiene que cruzar la frontera de Venezuela … ¿no va a alarmar militarmente al gobierno venezolano de Maduro?

Existen miles de venezolanos necesitados tanto en Colombia como en Brasil y otros países latinoamericanos, ¿no sería mejor evitar el reguero de sangre que se está promoviendo con esa cuestionable y forzada ayuda y más bien dirigirla a los necesitados venezolanos en Colombia y países vecinos?

 

Sobra decir, pero hay que decirlo

 

  • Derrocar a Maduro no quita la peculiar situación socio-política que existe en Venezuela. El problema no es del “peligro” del socialismo, que nunca ha existido en Venezuela. Ni Chávez ni Maduro jamás se formaron en un partido comunista o uno socialista. El socialismo no entra por ósmosis. Por más amigos que sean de los Castro, Putin o Jinping en ningún momento tienen la extensa carrera y riqueza política que estos últimos han venido adquiriendo desde su adolescencia con partidos comunistas de verdad. El problema no es un socialismo fantasmagórico que se han inventado en cada lado del que hoy se enfrentan los “maduros” y los “anti-maduros”. El problema es la situación económica, educativa y de futuro de los pobres, la inequidad y pobreza en América Latina. Es el mismo problema que catapultó a Chávez y hoy a los opositores.

 

    • El populismo ha demostrado, una y otra vez, que nunca será una solución para los pobres de ningún país.

 

    • En lugar de botar pólvora en gallinazos, los gobiernos latinoamericanos deben preocuparse de eliminar la inequidad y la pobreza en cada uno de sus propios países o más Venezuelas se gestarán a su sombra.

 

    • Latinoamérica lleva la herencia de la violencia española desde la Conquista. Se cree que con la fuerza y las armas se soluciona todo, pero no es así. Paramilitares y militares se han vuelto los agentes decisivos del poder y sin los cuáles los poderosos no lo serían.

 

    • Esfuerzos externos por derrocar a Maduro tienen un verdadero ganador: la rancia ultraderecha estadounidense con su marioneta de turno, Trump. El petróleo venezolano, aunque pesado, le produce enormes ganancias nacionales e internacionales a Estados Unidos.

 

La actual política exterior de Estados Unidos es de aislamiento y sin victorias. La lucha que por años los venezolanos pre-Chávez, Colombia, y hasta el Grupo de Lima han forjado sería inmediatamente robada por Estados Unidos para que la ultraderecha conservadora recoja el voto “anti-socialista” hispano y así pueda reunir fuerzas para re-elegir a Trump.

Trump teme un proceso de destitución y solo la guerra con otro país podría mantenerlo en el poder.

La presencia de Rusia y China es secundaria. China sabe negociar sus intereses económicos con Estados Unidos y los dos están en diálogo y negociación. Se rumora que Trump es un secreto colaborador de Putin, por lo que Rusia tampoco es un problema principal. La presencia de Irán es terciaria, sin el poder que tienen Rusia y China. Cuba necesita más de Venezuela que la inversa. Cuba no presenta ninguna amenaza real a Estados Unidos, fuera de su retórica.

La derecha ultraconservadora nunca ha despertado de su sueño: América (Centro y Sur) para los Americanos (Estados Unidos). Ese es uno de los inocultables significados y objetivos de: Haz que América (Estados Unidos) sea Grande Otra Vez.

El Estados Unidos de la ultraderecha conservadora usa la democracia como un arma de conveniencia diplomática, su verdadera arma es la guerra. Trump se dirige directamente a los militares venezolanos con la amenaza de destruirlos si no se rebelan contra Maduro. Y su rápida y abundante “ayuda humanitaria” es un arma para provocar violencia y justificar su intervención militar.

    • Guaidó perdió su demostración de poder dentro de Venezuela el 23 de febrero y no puede llegar al extremo de subastar el derramamiento de sangre de sus propios compatriotas solo para mantener la ficción de su poder interno. Todo el “poder” de Guaidó es gratuito y externo. Guaidó y la Asamblea Nacional carecen de poder decisorio dentro de Venezuela. Imponer su poder es solo agregarle un riesgo político y una sangrienta violencia interna a Venezuela.

 

  • Los gobiernos latinoamericanos deben de ser cautelosos en sus aspiraciones por derrocar a Maduro y ser conscientes de que pueden ser cómplices de cualquier derramamiento de sangre en Venezuela.

 

Concluyo que no se deben desperdiciar los víveres y medicinas acumulados extraordinariamente en las fronteras colombianas, y ya que están en Colombia que se organice la forma de, por lo menos, hacerlos llegar a todos los venezolanos pobres que residen en este país y que a buena hora los necesitan.

 

José María Rodríguez González

 

 

(Visited 2.348 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Analista de conflictos armados y política internacional. Autor del libro "ALERTA" (Negociación de Paz y Conflicto Armado en Colombia). Co-autor del libro "El golpe de Estado en Honduras desde una perspectiva de los DD.HH." Y autor de varios ensayos, entre los que se destaca: "Asuntos de inteligencia militar sobre estrategia contra las Farc".

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El marketing digital es un concepto que, en términos relativos, puede(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Duque, ya ese cerco diplomatico financiero lo probaron con los rusos con los cubanos y no funciono, te diste cuenta el 23 de febrero la gran mayoria apoya al gobierno elegido en las urnas, un baño de sangre es lo que provocaras entre venezolanos, ellos tiene que resolver sus diferencias con el dialogo es el unico camino, auspiciar una intervencion provocara un desastre humanitario en nuestras fronteras, sino mira lo q paso en libia, siria irak, mira a europa lo que esta sufriendo…..

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar