Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La comunidad colombiana en el exterior está sometida al abandono. Siendo varias las causas de dicha problemática, el origen del descuido se presenta en dos sentidos: desprecio por parte del Estado hacia sus connacionales y apatía por parte de los ciudadanos para transformar dicha realidad de olvido.

Mientras en Estados Unidos, Carlos Vives se destacó en agradecimientos ante el Presidente Obama por su reforma migratoria; en el resto del mundo, lo que brilla es la ausencia y apatía de origen colombiano, para reclamar de forma organizada un espacio de representación que se perderá, con la eliminación de la segunda curul, para los colombianos en el exterior.

Confieso que me gustaría ver a Falcao, James Rodríguez, Shakira o Juanes pronunciándose en favor de los derechos de los colombianos en el exterior; pero admito que me gustaría más, ver una hoja de ruta clara, donde los connacionales que vivimos fuera del país, pudiéramos presionar al Congreso para que de marcha atrás a la iniciativa que busca quitarnos un espacio de representación en el aparato legislativo. Esa hoja de ruta debe estar limpia de revanchas políticas y piruetas demagógicas.

Todos los representantes de la Comisión Primera de la Cámara (excepto Jaime Buenahora) votaron por el «Si a la eliminación» de la segunda curul de los colombianos en el exterior para trasladársela a la comunidad raizal de San Andrés y Providencia.

Votación Comisión I Cámara Rep. para modificar elección en circunscripción internacional

Votación Comisión I Cámara de Representantes para modificar elección en circunscripción internacional.

La deuda histórica del Estado colombiano con la isla debe ser compensada, pero no a costa de los derechos democráticos de otra minoría, la de los más de cinco millones de colombianos que vivimos en el exterior. Lo de San Andrés, sin ser menos importante, es otro tema que no se resuelve abriendo hoyos para tapar agujeros. (Ver Dolor de patria enfermizo).

Algunos congresistas argumentan que la curul debe desaparecer porque en el exterior no se participa electoralmente. Tienen razón, la abstención en las últimas elecciones fue del 88%. Sin embargo, los problemas electorales no se arreglan mutilando los espacios democráticos, por el contrario, se solucionan con más democracia.

Si la gente no acude a las urnas es porque no todos tienen recursos para desplazarse a los consulados. Hay gente que necesita viajar hasta 800 km para poder votar. Gran culpa la tiene la Registraduría Nacional del Estado Civil que no asigna recursos para desarrollar campañas de pedagogía ciudadana que incentiven la participación e informen sobre las elecciones. Tampoco se ven muestras reales para implementar el voto electrónico, lo cual podría ser parte de la solución.

Estamos ante una parálisis democrática que se complementa con la desarticulación de la comunidad colombiana en el exterior. La fama de narcotraficantes, delincuentes y prepagos, no es tan grave, como la desintegración de la diáspora, el “no me importa nada” y la apatía que rodea las vidas colombianas por fuera de nuestras fronteras.

¿Por qué ha de importarle a Colombia el bloqueo de divisas, el desempleo, las deportaciones, la población retornada, las víctimas, la discriminación anticolombiana, los cerebros fugados y las altas tasas consulares, si tenemos una política exterior comercialmente dinámica, y además con deportistas y artistas brillantes? ¿Y por qué ha de preocuparle, si electoralmente es más barato y se recogen más votos en una plaza de mercado que en el exterior?

No se entiende cómo representantes visibles como Angélica Lozano, Rodrigo Lara, Clara Rojas, María Fernanda Cabal y otros que votaron (o que piensan votar) en favor de la eliminación de la segunda curul en la circunscripción internacional, le están dando la espalda a colombianos que le aportan al país casi cinco mil millones de dólares al año en remesas, que representan el arte y folclore nacional en el exterior, que se destacan en sus profesiones y estudios, que emprenden y trabajan honestamente y, que en su conjunto, reflejan la imagen positiva de un país que irónicamente los tiene en el olvido.

Es el momento de un balance, de una acción que nos permita medir a los congresistas no por su carisma, sino por su gestión. Podemos ser más de cinco millones de ciberciudadanos capaces de presionar y reclamar por nuestros espacios de representación. Estamos llamados a utilizar las redes sociales, a manifestarnos y a organizarnos para exigir explicaciones, reivindicando lo que nos pertenece.

#ColombianosEnElExterior  #NoEliminen2Curul

@JavierUrreaC

(Visited 352 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

javierurrea.com | Consultor. Fundador-Presidente de ARCEX Asociación en la Red de Colombianos en el Exterior. Miembro de la Plataforma de la Sociedad Civil Colombiana para las Migraciones. Politólogo y doctorando.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Diez acciones para respaldar la paz desde el exterior

    1. Léase o reléase el Acuerdo de Paz. Hágalo por partes, por capítulos, por momentos, pero hágalo. Léalo solo(...)

  • Opinión

    El grito más desgarrador #26JMiGritoEs

    El grito más perturbador y terrorífico es el de un niño llorando a su madre y padre asesinados. Ni(...)

  • Opinión

    ¿Aceptará la invitación el representante de los colombianos en el exterior?

    La curul de los colombianos en el exterior es como una olla. En ella se cocinan muchas cosas que(...)

  • Colombia

    Actualizar la democracia para los colombianos en el exterior

    Partamos de la idea que al colombiano en el exterior que no vota, no lo ven, y no lo ven porque no vota. Para poder votar hay que tener la cédula inscrita en los consulados  y quien no la tenga inscrita se queda por fuera de la democracia. ¿Quién se acuerda de los colombianos que tienen los consulados a kilómetros y distancias geográficas? Datos de la Registraduría indican que el potencial electoral es de 838.020 personas que pueden votar en 235 puestos de votación en el mundo. Si hacemos el cálculo sobre aproximadamente 6 millones de colombianos en el exterior deducimos que tan solo el 14% de esos ciudadanos hacen parte del sistema democrático y pueden votar. La gran mayoría se queda por fuera de la democracia. En el siglo XXI la comunidad colombiana en el exterior ha participado en otros procesos distintos a la elección tradicional que se convoca cada cuatro años para elegir congresistas y presidente. También se le ha convocado para participar en el Plebiscito para refrendar los acuerdos de paz y la consulta popular anticorrupción. De allí la importancia de hacer parte de la democracia facilitando el ejercicio del voto. El Estado debe facilitar su inclusión dentro del sistema electoral colombiano, de lo contrario la participación ciudadana estará sometida por lo abstención en cada certamen democrático. Una salida está en actualizar la democracia para combatir la abstención. Se requiere implementar mecanismos digitales que faciliten la participación de la comunidad colombiana en el exterior. La tecnología nos puede permitir superar las barreras que producen una histórica abstención. Veamos cómo es la abstención para la Cámara de Representantes de los Colombianos en el Exterior por periodo legislativo: 76% en 2002-06, 87% en 2006-10, 88% en 2010-14, 92% en 2014-18 y 91% en 2018-2022. Si bien es cierto que para las últimas elecciones de 2018-2022 se presentó un crecimiento significativo de votaciones y de inscripciones de cédulas, los niveles de abstención se siguen manteniendo en niveles preocupantes. Según los históricos electorales proporcionados por la Registraduría para dichas elecciones votó el 9,62% de la población habilitada, es decir que la abstención se mantuvo por encima del 90%. Se propone de manera inicial centrar la implementación de la tecnología blockchain en mecanismos de democracia digital para los colombianos en el exterior. Se trata de retomar las iniciativas de democracia digital para los colombianos en el exterior que se hundieron en la última reforma político electoral de 2017. La comunidad colombiana en el exterior tiene significativas dificultades para acceder al sistema democrático. De más de cinco millones de connacionales por fuera del país, menos del 20% hacen parte del censo electoral porque no tienen su cédula inscrita en sus respectivos consulados; y de ese censo, la abstención está entre el 85% y 90% aproximadamente para las elecciones presidenciales y al Congreso. Con la puesta en marcha de mecanismos de democracia digital con tecnología blockchain se promoverá la transparencia y se superarían las barreras geográficas, de costos y de tiempo, aumentando el censo electoral con la inscripción digital de cédulas y fortaleciendo la participación ciudadana con el voto digital y la firma digital para iniciativas ciudadanas desde el exterior. Sin duda Colombia sería líder mundial para la actualización de la democracia.   Twitter @JavierUrreaC   |   Facebook Javier Urrea

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Hay muchas maneras de crecer tu negocio. Probablemente encuentres una industria(...)

12 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. norbertocolla0618

    Los políticos colombianos siempre han sido los acaparadores de los puestos y curules en el parlamento por lo que no debemos extrañarnos de que sugieran desaparecer esa segunda curul internacional. Si los inmigrantes honrados siempre hemos defendido el buen nombre de la nación colombiana desde la simple posición de ciudadanos de a pié ¿porque no realzar esa figura para mayor representación de la comunidad ante el gobierno americano? Estamos en mora de recibir el espaldarazo de los que tienen manera de hacerlo en la Colombia que nos vio nacer.

  2. Es la cínica manera de los congresistas de actuar.Todo lo contrario es lo que se debe hacer.Proteger a nuestros ciudadanos en el extranjero debería ser política de estado.Porque los nacionales que en el exterior viven,le aportan divisas a nuestra patria.los ingresos por remesas superan ya las exportaciones e petroleo.los colombianos que viven en el exterior no se fueron del país con viáticos pagados por el tesoro público como si lo hacen los congresistas cuando se van de viaje de juerga a falso congresos por el mundo.

  3. Se fueron por la ineficacia y corrupción del estado y la despreocupación de los gobiernos por sus ciudadanos a buscar oportunidades que no les brindó su patria y un mejor futuro por sus familias que dejaron en la extrema pobreza o sus hijos esperando tener oportunidad para educarse.Tenemos entonces que protestar contra esta falta de respeto y la violacón de derechos adquiridos por los ciudadanos

  4. Yo vivo hace muchísimos años fuera de Colombia, y la verdad es que no veo qué pueda hacer el gobierno por mí, si a duras penas hace lo mínimo por la gente en Colombia. Tampoco veo qué puedan hacer los congresistas elegidos por los colombianos en el exterior por nosotros. Creo que solo engordan la burocracia, que se paga con los impuestos de los colombianos en Colombia. Realmente no veo para qué sirve tener una «cuota» de congresistas elegidos en el exterior. En ese orden de ideas, prefiero congresistas elegidos para y por los raizales de San Andrés, siempre que sirvan para algo, es decir, para resolver los problemas de quienes los eligen (que no han hecho, hasta donde yo se, los representantes de los colombianos en el exterior).

  5. A los colombianos en el exterior no les interesan los «representantes» como se a «» visto en las elecciones que se han hecho para ëlegirlos». Nos molestan lo que ganan los congresistas y todas las prestaciones que tienen. Nos molesta que metan a la carcel a los militares y que premien a los terroristas. Vemos un pais arrodillado dizque por la paz. La paz no se compra, se gana.

  6. lenidtcontrer0513

    Cuántos de los que vivimos fuera nos mantenemos más enterados y nos duele más la situación del país que los mismos nacionales viviendo en Colombia. Cuántos de nosotros deberíamos exigir del gobierno reparación como víctimas por el desplazamiento a que nos vinos obligados por los derechos que se nos negaron o vulneraron. Cuántos de nosotros gente honesta y trabajadora vemos con asco todas las prebendas y bondades que le ofrece el gobiernos a los causantes de las más terribles barbaries y atrocidades a nuestros hermanos colombianos. Cuántos de nosotros pensamos que ser delincuente paga y ser terrorista paga y que en Colombia es mejor se malo que bueno.

  7. Es cierto, los colombianos que residimos en el exterior por diferentes causas, hemos sido ignorados por los diferentes gobiernos colombianos. Yo, a pesar de vivir en Estados Unidos durante cerca de cincuenta años, nunca renuncié a mi nacionalidad y cuando tomé la estadounidense fue porque se estableció la doble ciudadanía.
    Muchas veces quise regresar a establecer un negocio y me parecía lo máx práctico hacer una sociedad con un colombiano residente en mi país, pero todas las veces me »tumbaron» por crédulo, porque pensaba que las personas quería salir adelante a base de esfuerzo y trabajo. No fue así.
    Pero los gobiernos jamás se han preocupado porque los colombianos regresemos a nuestro país, ni siquiera nos han dado facilidades para comprar una casa o apartamento.

  8. El 90% de los Colombianos que emigran no es porque no quieren o amen su pais, es por la falta de oportunidades en educacion, trabajo, salud, etc. Le es mas comodo al estado recibir ingresos por las remesas que apoyar a sus ciudadanos, que podrian invertir en Colombia en industria, comercio, salud, infraestructura etc. A los gobiernos de Colombia no les importa los ciudadanos de adentro menos los de afuera, mientras la rosca de siempre y sus amigos se sigan llenando los bolsillos. La unica solucion es crear un partido politico honesto que ame la patria y su soberania para limpiar tanta pudricion. Duro trabajo para los jovenes pero no imposible si la mayoria de los Colombianos queremos un mejor pais para todos sus ciudadanos.

  9. Absolutamente de acuerdo
    Si debería haber una mejor integraciòn desde y hacia Colombia
    Las divisas q en enviamos ayudan a nuestras familias pero sin duda la experiencia de vida de quienes estamos fuera seguramente podría contribuir a un mejor país

    Señores politicos somos cassi 5 millones

    No nos ignoren

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar