Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La campaña del plebiscito del 2 de octubre de 2016 en Colombia, muestra síntomas de cambio en esa tramoya que son las elecciones en Colombia, desde cuando Lleras Camargo y Laureano Gómez (alias “El Monstruo”), suscribieron el pacto que inauguró el “frente nacional”.

http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/ayudadetareas/politica/el_frente_nacional

Ese par resolvió las sangrientas diferencias de casi un siglo, con enérgica simpleza: la mitad para mí, la otra para ti. A los militares se les da su parte y pare de contar: sin importar el número de votos que saquen los 2 (únicos) partidos.

Ese pacto se mantuvo a duras penas, a costa de reprimir toda política distinta a la liberal-conservadora (que es, finalmente, una misma) y, en especial, al fantasma del comunismo.http://www.albamovimientos.org/si-paz

Adjetivos mortíferos

Pero, lo que se vota ahora no es el acuerdo entre dos compadres cuyas diferencias -por repartijas principalmente-, se entreveran en discursos plagados de adjetivos que enfrentan las conciencias hasta la muerte.

Muy distinto ahora, cuando se trata de respaldar (ojalá que SI, por amplio margen), los acuerdos concertados entre un gobierno respaldado por la comunidad internacional en este aspecto-, y el grupo insurgente de más larga permanencia en el mundo.

Acuerdos cuyos resultados se perciben (más que en la lectura de mamotretudas páginas), en hechos contundentes: la reducción de enfrentamientos durante el año de tregua unilateral decretada por las FARC, el desminado de amplios territorios, y el clima de confraternización entre las tropas antes en contienda: razón de más, para que los mandos militares hayan trazado una directriz gramatical, pero explicable: no utilizar términos insultantes para referirse a los excombatientes de la organización rebelde.

Afirman los entendidos que los acuerdos suscritos en La Habana el 24 de agosto de 2016, constituyen un corpus bien articulado, con innovaciones y mejoras que deberá requerir ajustes, inevitables, en el futuro.

Con todo esto, la esencia del asunto está en qué mueve a un vecino de Fontibón, (intermediario en cosas como el trasteo de votos por la Sabana), o a una joven maestra en Capitanejo), a compartir el mismo anhelo de que llegue el fin de ataques y contraataques, divisiones, partes de guerra, proclamas, insignias y catafalcos, o bolsas negras de plástico, muertos, heridos, muchos muertos).

Nada cuestan, pero valen mucho, las palomitas pintadas en el tablero de la escuela. Mucho más costosas y, para el caso, menos efectivas; las campañas de las grandes agencias. Los ejecutivos de cuenta riñen con consultores, jefes de prensa, dueños de medios por las pautas. Los partidos políticos compiten con universidades de caché. Ni se diga las ONG.

Lejos, muy lejos de esa partida de presupuestales, la gente del común arría, empuja y promueve el SI:

  • la ejecutiva cuarentona que se reúne con las amigas a estudiar los Acuerdos de La Habana y terminan cantando rancheras a grito herido
  • Una pareja errante que atraviesa media Francia para votar en el consulado de París.
  • Patricia Ariza y sus mensajes diarios, insistentes, clamorosos por el SI, el arte y la cultura y la paz
  • El tipo ese que se desvela por escribir unas notas a favor de eso que, por llamarlo en forma simple, es paz.

 

Foto tomada de: http://www.albamovimientos.org/

(Visited 328 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Master Sciences Humanes et Sociales. Université Montpellier III, France. Asesor de Obtic.co: Observatorio de Tecnología, Información y Comunicaciones: gestión de información en organizaciones y movimientos sociales.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Baile de difuntos con peste

    Este año la peste obliga a pasar encerrados las fiestas de los difuntos. De todas maneras, la gente, quienes(...)

  • Colombia

    Resiste la prensa independiente

    Últimamente, hay muchos extraños que rondan por aquí. Armados y en plan siniestro se han vuelto a ver por(...)

  • Colombia

    Imprenta en Libre Albedrío

    Libre Albedrío tiene nombre, pero no tiene fecha de fundación, fiestas patronales ni ilustres antepasados. Por señas de identidad(...)

  • Sin categoría

    Bandera de insurgentes

    Bandera de insurgentes   Cómo será de lejano el presente en esta apartada aldea, que apenas acaba de llegar la(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_2772" align="aligncenter" width="1585"] Valor del dólar frente al peso 26/11/2021[/caption](...)

2

A una semana de su estreno, la nueva película de Disney,(...)

3

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. raquel892437

    Muchos estamos desconcertados en Uruguay por el no de Colombia a la paz. Pero los de izquierda más. Y estoy escuchando argumentos a partir de la realidad uruguaya que ha sido históricamente diferente a la de Colombia. Espero entonces tus aportes sobre el fracaso del si por la paz. Sin duda aportará claridad a nuestra visión.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar