Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El Día Internacional de la Mujer, se rinde homenaje a más de 140 mujeres que murieron el 25 de marzo de 1911, calcinadas en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York, donde trabajaban.

Una semana antes, el 19 de marzo de 1911, por iniciativa de mujeres comunistas y socialistas, se habían realizado concurridos mítines en varias ciudades europeas. Así empezó la lucha de las trabajadoras, el derecho al voto femenino, al trabajo, a recibir formación profesional y contra todo tipo de discriminación hacia las mujeres.

Calumnias con saña

Tragedias como esa -que caracterizan la historia de las contradicciones sociales- siguen ocurriendo hoy. Entre los adeptos al capitalismo rapaz, descuella una vieja noción según la cuál, son los trabajadores (y sus organizaciones) los culpables del desbarajuste del sistema y, entre más pronto se prescinda de ellos, tanto mejor.

Esa calumnia la difunden, con saña fascista, quienes piensan que basta repetir una mentira para hacerla verdad. Parecen no saber –y no les importa- que la realidad, la economía, la historia y la sociología demuestren esa falsedad y sus consecuencias.

Veinte años, o más, lleva repitiendo esa calumnia garrafal un tipo como Enrique Peñalosa, para explicar su absurdo interés en privatizar la ETB.acusan a los trabajadores de la corrupción que ellos perpetran

Médula clientelista

Los trabajadores de esa empresa son acusados de ganar mucho. Pero sus detractores se cuidan de hacer públicos los sueldos de los altos ejecutivos y mantienen oculto (inclusive para los accionistas), un fondo privado de gastos a disposición del presidente de la empresa y el de su junta directiva, el propio alcalde.

Señalan de clientelistas a los trabajadores. Pero ocultan la influencia directa de los poderes políticos que han saturado la ETB de recomendados de toda laya, burócratas cuya única virtud es contar con el padrinazgo de concejales, parlamentarios o contratistas.

Hace muchos años que la parte gorda de la nómina de ETB se la lleva gente vinculada con criterio politiquero: amigos y recomendados del alcalde de turno, familiares de concejales, jueces, funcionarios de las agencias de control, enviados de los contratistas.

En la anterior administración de Peñalosa, ciertos concejales de Bogotá recibieron contratos para, a través de amigos suyos, adelantar obras en diferentes zonas de la ciudad. A cambio, debían respaldar las políticas del alcalde con una médula radicalmente clientelista.

Desde el despacho del entonces secretario general de ETB (y actual presidente de Telefónica Colombia, cargo al que llegó como premio por su participación en la entrega de Telecom a esa empresa española), se propiciaron dichas negociaciones.

Corrupción de dirigentes

Como es natural, los trabajadores defienden sus derechos. Se oponen, con razones de peso, a la tercerización, al desmonte de los colegios y del club vacacional que, por lo demás, sirve de sede (cómoda y barata) a cursos de la misma empresa.

En las últimas dos décadas, las sucesivas administraciones de ETB han corrompido algunos líderes sindicales. Pasó en la anterior alcaldía de Peñalosa.

Pasó bajo las presidencias de Sergio Regueros, Paulo Orozco, Rafael Orduz y Saúl Kathan: ellos otorgaron primas excesivas, pensiones abultadas, prebendas y favores injustos a dirigentes de los trabajadores para voltearlos de bando.

La campaña contra los trabajadores y sus organizaciones en la ETB incluye comentarios que, con lenguaje propio de propaganda negra- se habla de “costosos privilegios de trabajadores y sindicalistas”, se califica a los obreros de “rémoras parasitarias” y se clama por una “limpieza”, en ese “fortín de puestos del politiquero de turno”.

Los privilegiados de la ciudad (quienes, ellos sí, se han nutrido jugosamente de la ETB con puestos, presupuestos y silla en la mesa de decisiones), y Peñalosa (en particular él), no tienen ninguna razón que justifique la privatización de la ETB.

Si creen que la repetición calumniosa contra los trabajadores los justifica, recuerden la parábola maravillosa de esas jóvenes muertas en sus puestos de trabajo por culpa de la voracidad, el egoísmo y la insensatez de un pésimo gerente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 361 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Master Sciences Humanes et Sociales. Université Montpellier III, France. Asesor de Obtic.co: Observatorio de Tecnología, Información y Comunicaciones: gestión de información en organizaciones y movimientos sociales.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Baile de difuntos con peste

    Este año la peste obliga a pasar encerrados las fiestas de los difuntos. De todas maneras, la gente, quienes(...)

  • Colombia

    Resiste la prensa independiente

    Últimamente, hay muchos extraños que rondan por aquí. Armados y en plan siniestro se han vuelto a ver por(...)

  • Colombia

    Imprenta en Libre Albedrío

    Libre Albedrío tiene nombre, pero no tiene fecha de fundación, fiestas patronales ni ilustres antepasados. Por señas de identidad(...)

  • Sin categoría

    Bandera de insurgentes

    Bandera de insurgentes   Cómo será de lejano el presente en esta apartada aldea, que apenas acaba de llegar la(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

—Flaco, hermano, cómo te parece que falleció Vicky, la Menuda —me(...)

2

Quien -perteneciendo a mi generación- niegue que alguna vez se alegró(...)

3

Qué es lo que recordamos, y qué olvidamos, es seguramente una pregunta difícil de responder.

La mayoría de los humanos somos capaces de recordar experiencias pasadas, o fechas especiales, y hoy en día unos cuantos números de teléfono. Seguramente muy pocos.

Como quizás usted sepa, estimado lector, nuestra memoria parece "guardar" recuerdos de varios tipos; es de cierta forma clara la diferencia entre el recuerdo que se tiene de la fecha de su nacimiento, al que viene a la mente al recordar un libro especial o una película o una persona. Así que hay recuerdos más "ricos" que otros; más llenos, más complejos, si se quiere. Recuerdos que se componen de imágenes y también de sonidos, de olores, de sentimientos e incluso de recuerdos. Recuerdos de recuerdos, como por ejemplo los de los sueños; no es usual recordar directamente un sueño varias horas después de haber despertado, pero si justo al abrir los ojos el personaje se concentró suficiente en lo que acababa de soñar, entonces es probable que en la noche aún lo recuerde.

En fin. Hemos vivido muchas cosas a lo largo de nuestras vidas, pero a medida que pasa el tiempo las impresiones que podamos tener sobre ellas se van como desvaneciendo, como desgastando, y todo de forma natural y progresiva. No se puede detener. Olvidar es algo necesario, he oído decir a algunos, para poder mantenernos concentrados y con los pies en la tierra.

Borges, en su relato Funes el memorioso, nos muestra la realidad de un personaje (se llama Ireneo Funes, es argentino) que, producto de un accidente, no puede olvidar. Es uno de esos argumentos llamativos, formas de experimentos sociales con visos de realidad y casi de periodismo, que le permiten al que quiera imaginar por un momento cómo sería su encuentro con un personaje así de particular. Así imagina Borges la condición de Ireneo:

Nosotros, de un vistazo, percibimos tres copas en una mesa; Funes, todos los vástagos y racimos y frutos que comprende una parra. Sabía las formas de las nubes australes del amanecer del treinta de abril de mil ochocientos ochenta y dos y podía compararlas en el recuerdo con las vetas de un libro en pasta española que sólo había mirado una vez y con las líneas de la espuma que un remo levantó en el Río Negro la víspera de la acción del Quebracho. Esos recuerdos no eran simples; cada imagen visual estaba ligada a sensaciones musculares, térmicas, etc. Podía reconstruir todos los sueños, todos los entresueños. Dos o tres veces había reconstruido un día entero; no había dudado nunca, pero cada reconstrucción había requerido un día entero (...) Una circunferencia en un pizarrón, un triángulo rectángulo, un rombo, son formas que podemos intuir plenamente; lo mismo le pasaba a Ireneo con las aborrascadas crines de un potro, con una punta de ganado en una cuchilla, con el fuego cambiante y con la innumerable ceniza, con las muchas caras de un muerto en un largo velorio. No sé cuántas estrellas veía en el cielo.

No sé a ustedes, pero a mí me parece una imagen literaria muy fuerte, uno de los relatos más agradables e interesantes que he leído. Por eso lo recomiendo fuertemente.

Desconozco la existencia de casos reales tan impresionantes como el de Funes. Aún así, sé de varios savants o personas con ciertas deficiencias en ciertas habilidades naturales (autistas, en la mayoría de los casos), que sin embargo parecen verse "retribuídas" en capacidades asombrosas. Es así como algunos hombres, siendo naturalmente incapaces de bañarse y vestirse por sus propios medios, pueden realizar operaciones matemáticas complejas más rápidamente que ciertas calculadoras, y con una exactitud y seguridad asombrosas. Existe también (y éste es un ejemplo bien popular) Stephen Wiltshire, un inglés al que se le diagnosticó autismo a temprana edad, y que tiene la impresionante habilidad de dibujar un paisaje con precisión casi fotográfica habiéndolo visto una sola vez. Algunos considerarán que "mostrarlo" de esta manera equivale a ponerlo en posición de curiosidad de circo; aun así, creo sinceramente que es posible admirar de corazón a este hombre por sus capacidades, sin verlo como un espécimen raro. En este video, Wiltshire es llevado a Tokio para hacer una vista panorámica grandísima de la ciudad.



Interesante, ¿verdad?. Wiltshire se gana la vida de esta forma; dibujando por dinero. Es básicamente lo mismo que hacen algunos artistas callejeros, sólo que no lo hace por física necesidad.

Fenómenos como el Alzheimer o el autismo afectan la memoria humana incrementándola o borrándola gradualmente. En su relato, Borges nos muestra de forma impersonal (y, creo yo, bastante respetuosa) la situación de una persona que se ve afectada por una de estas situaciones extremas; nos hace ver que no es lo que se llamaría una bendición, pero que en cierta forma tampoco puede considerarse algo malo. Es un punto de vista sobre una realidad que toca a pocos, pero que nos permite reflexionar y aprender algo nuevo. La literatura, entonces, nos enseña un poco de realidad a través de la ficción.


dancastell89@gmail.com

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. jaimecastillo0514

    Jua Jua Jua. Blog comico politico. Sería bueno que comenzara a escribir en Charlie Hebdo.
    Transcribo: “Para comenzar, gozan de siete primas anuales. Las de diciembre y junio, por ejemplo, son equivalentes a dos meses de sueldo cada una (60 días), mientras que el promedio del resto de los colombianos es de 30 días.
    Por prima de vacaciones reciben otros 45 días de salario, )los demás asalariados del país sólo 15 días).
    En Semana Santa, como para no creer, reciben la denominada ‘Prima del Pescado’, por la que reciben otros 15 días. A lo que se suman otra prima técnica de 32 días y una más de ‘desempeño’ que puede ascender hasta un salario.
    Y para completar, cada vez que un empleado cumple 5 años en la compañía recibe una prima adicional, la cual oscila entre 2,5 y 5 salarios dependiendo de su antigüedad.
    No hay que olvidar que todas estas primas constituyen ‘factor salarial’, por lo cual se incrementan las prestaciones sociales. De hecho, la carga pensional de la ETB es una de las más onerosas del país: 2,2 billones de pesos.”

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar