Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por Carolina Cárdenas Jiménez

En la actualidad se ha banalizado el arte, la cultura y el pensamiento. Una de las razones por las que se ha dado esto es porque un buen número de lectores considera que el filósofo complejiza sus textos por una cuestión estilística y no por una necesidad en la construcción de nuevas categorías que nombren al universo y al ser. Es como si no existiera una indagación sobre que la resignificación de los conceptos es esencial para dar cuenta de los fenómenos de la realidad, el ser y la cognición. Además, tampoco parece existir una reflexión en cuanto a que el pensador crea conceptos para replantear el universo de las ideas. Por ejemplo, el biólogo y filósofo Maturana construyó el concepto autopoiesis, a partir de dos palabras del griego para responder a la pregunta qué es lo que está vivo “Los seres vivos somos sistemas autopoiéticos moleculares, o sea, sistemas moleculares que nos producimos a nosotros mismos, y la realización de esa producción de sí mismo como sistemas moleculares constituye el vivir”, afirmó el biólogo.

Con este ejemplo nos damos cuenta que es esencial la reconstrucción o creación de nuevas palabras en la indagación filosófica. De la misma manera, la poesía se ha banalizado, es decir, un buen número de personas que se dedican a la escritura proponen textos coloquiales y fáciles que no exigen repensar las palabras, crear otros significados a estas y así construir nuevas imágenes. En el caso particular de la poesía, la importancia de la resignificación del lenguaje y de la construcción de otras formas de nombrar el mundo se hace necesario para crear un estilo. Así es como lo ya escrito, lo concreto o lo que cualquier otro podría expresar no se acerca a crear poesía. Es decir, la poesía se niega cuando no se indaga otras formas de replantear el universo de las palabras, sino que se nombra este de manera coloquial sin la búsqueda esencial de construir otros mundos a través de nuevas imágenes. De esta manera, los que escriben parecido a Bukowski, ese gran escritor que tuvo una importante revelación para su época, no están aportando algo diferente al lenguaje. En este sentido, volver a repetir lo que ese intenso poeta hizo no es resignificar el lenguaje.

Tanto la filosofía como la literatura son una búsqueda de nuevas maneras de crear el universo y son disciplinas que indagan por lo dicho y lo no dicho, es decir, investigan aquello que no ha sido analizado del ser y la existencia y, por ello, ambas crean o resignifican nuevas palabras. En este orden de ideas, es imposible pedirle a la filosofía que no use un lenguaje diferente para pensar la realidad, esa es su necesidad intrínseca para escribir sobre las diversas facetas de la existencia y el ser que no han sido indagados o no se han observado desde otro punto de vista. De la misma manera el escritor, sobre todo el poeta, necesita resignificar las palabras para crear una nueva voz, de otra manera sería imposible construir un estilo y una otra forma de nombrar el silencio, el ruido, la nada, el todo, etc.

En conclusión, la necesidad de complejizar el lenguaje se da en el momento en que se requiere crear o construir otras palabras para decir lo que no ha sido dicho o resignificar palabras que creen imágenes, que planteen otras formas de decir las cosas, de otra manera no sería posible hacer filosofía o literatura. La movilidad, la resignificación y la creación del lenguaje son necesarias para analizar, indagar, criticar, retratar e investigar al ser y la existencia.

(Visited 321 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Narradora, poeta, columnista, docente y editora colombiana. Licenciada en Humanidades con énfasis en Lengua Castellana. Postgrado en Creación narrativa de la Universidad Central. Su obra Caen cenizas sobre la ciudad fue publicada por la editorial chilena por Conhueno (2021). Finalista en el Concurso de poesía Nueve editores con la obra Después de la nada (2021). Premio Internacional de Poesía, Rostros para autores con un rostro. Accésit, con las obras Ninguna tierra me habita Y sin embargo soy (2018). Ganó el concurso de cuento Estímulos a la Creación Artística con el libro Parajes inesperados. Ganó el segundo puesto en el II Concurso Nacional de cuento El Túnel (2011) con el texto A la deriva. Finalistas en el Concurso Nacional de Cuento La Cueva con el texto Mañana será otro día (2012). Publicó Somos náufragos (2013). Actualmente, columnista de un blog en El Tiempo, periódico de Colombia y colaboradora del Portal Cultural Quira medios. Algunos de sus textos literarios han sido publicados por El espectador (Colombia) y el periódico Co latino (Salvador). Publicó poemas en la Revista Datura del Salvador (2014) y en la antología poética latinoamericana del Salvador (2015) y en la Antología Lo que mora cerca del origen, XXI Encuentro Internacional de poesía Cereté (2015), Co Latino, suplemento tres mil, El Salvador (2015) Puesto de Combate, Colombia (2015). Cuento Publicado en Antología 35 TEUC (2018). Poema El llanto de los perdidos publicado en el Periódico El Espectador (2016). Sus obras Ninguna tierra me habita y Y sin embargo soy fueron ganadoras del Premio Internacional de Poesía Rostros para autores con rostro (2018). Ha participado en diversos Encuentros de Poesía, que se han dado en: Tabio, Facatativá, Venezuela, Bogotá, La Habana, Cereté, El Salvador, entre otros. Ha sido columnista en el Periódico Eco Latino (Salvador) y en el periódico El Mañana en México.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

A partir del 15 de julio de 2024, se presentará en(...)

2

Mujeres que tienen que pedir permiso para desarrollar su voluntad.  Mujeres(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar