Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Recientemente he escuchado algo sobre unos supuestos diálogos de paz, una conciliación y no sé qué otras mentiras más. Quizá esto sea una estrategia del gobierno para desviar la atención de algún otro tema, de una crisis o pugna, que no quieren revelar. 


Odio la política, de hecho me considero apolítica. Mi punto de vista es desde la barrera, viendo a los colombianos como una masa heterogénea, sin importar su puesto en la sociedad. Por eso no hablaré de partidos políticos, de derecha o de izquierda, de presidentes o ex presidentes. Para mi, todos son lo mismo.


Hablar de manipulación mediática, de polarización y demás me resulta mamerto y obvio. Colombia es un país inviable, su gente es inviable, su pensamiento es inviable. Ya basta de hablar que Colombia lo tiene todo, que es el mejor país del mundo, que lo mejor que tiene es su gente y demás falsedades. Por favor, quítense esa venda de los ojos, de ese país perfecto imaginario no queda nada, tan solo algunas obras destacadas de García Marquez, pero sus creaciones son más fantasía que realidad, entonces no pierdan su tiempo mintiéndose. 


El colombiano es violento por naturaleza, está en su sangre, está en su bandera. Colombia se hizo con sangre, con violencia, con maltrato y violaciones. ¿Qué esperan después de eso? No me vengan con el cuento mediocre ese de ¨los buenos somos más¨ eso seguro lo inventó algún publicista varado para vender manillas o camisetas.


Me tomo el atrevimiento de tomar una cita de uno de mis escritores favoritos; Fernando Vallejo. Odiado por muchos y querido por pocos, por ser una persona autentica, que no tiene miedo a expresar lo que siente y cuando lo hace, lo hace muy bien. “Colombia es un desastre sin remedio. Máteme a todos los de las FARC, a los paramilitares, los curas, los narcos y los políticos, y el mal sigue: quedan los colombianos.”


No siendo más cierro mi corazón con un último pensamiento. Aunque no quieran admitirlo, a los colombianos les hace falta humildad, sencillez, nobleza, generosidad, sinceridad, honradez, lealtad… En fin tantas cosas, tantas. Me parece cómico como los colombianos se burlan de los peruanos, ecuatorianos y bolivianos, creyéndose superiores a ellos, haciéndose con cada comentario inferiores y pobres. Esos pueblos respetan su cultura, sus tradiciones, su legado. ¿Y Colombia qué hizo? Esconder todo eso en el monte, qué tristeza.

 

Por eso para conocer la Paz no es más que tomen un avión y se vayan a Bolivia, y por mucho que se burlen de los bolivianos, porque lo hacen, les aseguro que son un pueblo muchísimo más noble y pacífico que Colombia. 



Síganme en Twitter: @Des_empleada




(Visited 130 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Preocupada, llegando a los 30 y sin trabajo alguno. Materialista, elitista, capitalista, víctima de la sociedad y de mis padres que me criaron así.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

3

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

10 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. < !DOCTYPE HTML PUBLIC "—//W3C//DTD HTML 4.01//EN" "http://www.w3.org/TR/html4/strict.dtd">

    Vallejo es una mierda

    Vallejo es una basura

    Estuve leyendo “El lejano país de Rufino José Cuervo” del ‘maestro Fernando Vallejo’ (*) quien nos cuenta la historia de los hermanos Rufino y ángel Cuervo, de cómo emigraron hacia Europa, de cómo junto con Miguel Antonio Caro (el presidente) en su amor por el idioma español hicieron esfuerzos loables aunque inútiles como relata Vallejo “…Cuervo quiso apresar un idioma de mil años, de la A a la Z. Empresa tan imposible como la de quien quisiera meter en un balde al río Cauca. Al Cauca no lo agarra nadie, pasa y se va. Se va por el Magdalena rumbo al mar, como se fueron los Cuervo a conocer a Europa, y al año justo por ahí volvieron a liquidar su fábrica de cerveza y a arrendar sus casas con sus tiendas, que era como llamaban entonces los locales de la planta baja, y a despedirse de los amigos y las monjas y a empacar…”. Y Vallejo quizás reflejado en el último gramático de “La Virgen de los Sicarios” se indulge en elogios al esfuerzo magnánimo de los Cuervos y su amigo Caro por escribir un diccionario que evitará la escisión de la lengua madre como le sucedió al Latín en sus lenguas romances español, portugués e italiano. Vallejo aprovecha a fustigarnos a todos aquellos que decimos “Visité Bogotá” pues según la lengua castiza es “Visité a Bogotá”. Y mientras nos cuenta estas fabulosas anécdotas de los Cuervo y unos de nuestros atropellos al idioma, Vallejo trata de explicarnos en paralelo sobre las razones por las cuales los Cuervo abandonaron la Patria. Y va así: Si Vallejo al igual que los Cuervo ama la lengua madre, y Vallejo odia la madre Patria se deduce que los Cuervo abandonaron a Colombia por las mismas razones: odio por Colombia. Interesante.

    Vallejo aprovecha a fustigarnos a todos aquellos que decimos “Visité Bogotá” pues según la lengua castiza es “Visité a Bogotá”. Y mientras nos cuenta estas fabulosas anécdotas de los Cuervo y unos de nuestros atropellos al idioma, Vallejo trata de explicarnos en paralelo sobre las razones por las cuales los Cuervo abandonaron la Patria. Y va así:

    • Vallejo y los Cuervo aman la lengua madre,
    • Vallejo y los Cuervo abandonaron la madre Patria
    • Vallejo la abandonó por odio.
    • Ergo, Los Cuervo abandonaron la Patria por odio.

    Interesante.

    Ya en terrenos Vallejianos o Rendoneros (por el odio contra su madre biológica una Rendón) es más fácil rajar contra ‘la colombianidad’. Dice Vallejo “Colombia es lo peor de la tierra y Antioquia lo peor de Colombia. En esos páramos de esas montañas feas y yermas por las que se ruedan las vacas, en esos huecos de tierra caliente donde zumban los zancudos, el alma se encajona asfixiándose en su propia mezquindad. El Magdalena, que pudiera ser la salida, es un río pantanoso, enfermo de fiebre amarilla y malaria. No hay salida ni arrimadero. Nadie sale, nadie entra y en el encierro a los empantanados se les ha ido avinagrando el alma. Se han vuelto envidiosos, ventajosos, malos. O mejor dicho peores pues malos siempre han sido, desde que los engendró España cruzándose con indias y negras. Cuando yo nací me los encontré bajándose las cabezas a machetazos. Luego se civilizaron y pasaron a matarse con metralleta. Lo malo es que no se acaban pues en tanto matan se reproducen, y con una furia creciente. Políticamente se dividen en conservadores y liberales; gramaticalmente en género masculino y género femenino: masculino es el que engendra, femenino es el que pare. Y en tanto se matan y engendran y paren se alimentan de vacas y cerdos que acuchillan y pollos que torturan en unos galpones infames donde los encierran desde que nacen hasta que se mueren sin ver la luz del sol. Dicen que los animales no tienen alma pero que ellos sí. Y sí: son Homos sapiens de alma sucia, puerca. A las vacas y a los cerdos que acuchillan y a los pollos que les tuercen el pescuezo se los comen para convertirlos en excremento que va a dar a las alcantarillas, que van a dar a las quebradas, que van a dar a los ríos, que van a a dar al mar. Al mar ambiguo, necio, estúpido, que mece olas diciendo: “Al carajo, al carajo, al carajo”.

    Más adelante “Los idiomas cambian, se empeoran. En el siglo XIX el castellano se estaba afrancesando; hoy es un adefesio anglizado. La lucha del presidente Marroquín, de la Academia Colombiana de la Lengua, y la de sus compañeros Caro y Cuervo contra los ques y los gerundios galicados fue en vano. Por estar concentrado Marroquín en esta guerra y no desviarse en dos frentes dejó perder a Panamá. ¡Qué importa! ¡Que se queden los panameños con su zancudero! Tierra malsana aquí es lo que sobra. Lo que importa es el espíritu, el idioma.”

    “La máxima locura que ha producido la raza hispánica, por sobre la de Don Quijote, es la tuya, tu diccionario, delirante, desmesurado, hermoso con la hermosura que tienen las grandes obras sin sentido ni razón. Pretendiste apresar en siete tomos todo el caudal de tu idioma. Imposible. El idioma es como un río que no agarra nadie. El río fluye y se va. El idioma es fugaz, deleznable, cambiante, pasajero, traicionero. Como Antioquia.”

    La pregunta es:

    1. ¿A quién le conviene este odio por su patria?
    2. ¿Quién galardona a esta ponzoña?
    3. ¿Quién publica sus libros?
    4. En tiempos del FreeTrade® y del Sustainable Development ¿A quien le conviene pintar a ‘los pulmones del mundo’ como un desbarrancadero?
    5. En la madre tierra que alimentará a economías en crecimiento como China, ¿a quien le conviene mostrar a Colombia como una tierra infestada de mosquitos y malaria?
    6. En la tierra de abundantes concesiones mineras y de los más ricos yacimientos de oro en Remedios, Caucasia, Segovia ¿a quien le conviene pintar en la mente de los antioqueños “…esas montañas feas y yermas por las que se ruedan las vacas, en esos huecos de tierra caliente donde zumban los zancudos, el alma se encajona asfixiándose en su propia mezquindad.”?
    7. En la tierra de los más abundantes recursos madereros como en el Atrato ¿A quien le conviene mostrarla como una selva inhóspita?
    8. En la tierra que acaba de aprobar el TLC, y la cual respetará las patentes y una de las más ricas en biodiversidad ¿A quien le conviene convencer a los colombianos que esas plantas y animales pertenecen a una tierra malsana y traicionera?

    Reciclado del siguiente post

  2. < !DOCTYPE HTML PUBLIC "-//W3C//DTD HTML 4.01//EN" "http://www.w3.org/TR/html4/strict.dtd" >


    Comentarios a la pagina de Des empleada

    Entiendo bien lo que sientes pero te aseguro que puedes superarte.

      Saliendo del pais
      Leyendo mas, de historia sobretodo
      Tener una experiencia con la realidad
      Relacionarte con quienes opinan diferente de ti
      Seguir escribiendo



  3. Entiendo bien lo que sientes pero te aseguro que puedes superarte.

      Saliendo del pais
      Leyendo mas, de historia sobretodo
      Tener una experiencia con la realidad
      Relacionarte con quienes opinan diferente de ti
      Seguir escribiendo


  4. Me encanta como escribes, (aunque presumo, que no te debe importar mucho), la critica que haces es dura, realista, pero, no del todo acertada. Por ultimo, me me encantaria saber si eres colombiana, por la manera en la que te refieres a “los colombianos” (como si Fernando Vallejo, no lo fuera).

  5. Aunque el 90% se rasgue las vestiduras, es acertadisimo su escrito, los colombianos somos producto de hogares donde impera el mal ejemplo y la violencia intrafamiliar con remate de los medios de comunicacion, en este momento el programa con mas teleaudiencia es algo que creo se llama “protagonistas” de algo, por comentarios me entero que alli se imponen quienes demuestren tener mas bajezas humanas!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar