Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Yo ya siento un poquito de este cambio que significa la paz. He leído otro tono en las palabras de varias personas que antes criticaban este proceso con todas sus fuerzas –y con violencia verbal– y que ahora ven algo de luz, quieren intentarlo, incapaces de ser indiferentes ante un momento tan decisivo y emocionante.

Ese cambio de actitud, no de todos, pero al menos de algunos, muestra cómo ese símbolo enorme de decir que Colombia empieza la etapa de la paz –¡que ya no van a existir Las Farc!– nos une como parte del proyecto y el sueño más importantes en la historia del país, y nos hace sentir que negarlo o luchar contra ello sería demasiado absurdo, demasiado inhumano, que no es hora de mirar para atrás o de poner más obstáculos.

No ha sido, no es y no será fácil, pero empieza el camino de la paz porque sencillamente no hay otro, a no ser que queramos seguir siendo el país de la guerrilla, de la sangre, de los desaparecidos, de las minas, de los secuestros, de las venganzas y de la violencia como recurso para todo. El hecho de mirarnos de frente con unos señores que nos han hecho tanto daño y decirles que los perdonamos, que somos todos seres humanos capaces de reflexionar y ceder para mejorar y para construir un cambio fundamental, nos hace un país más maduro, más moderno, más esperanzador, nos hace viables.

Dejando a un lado los egos políticos que tanto han eclipsado las verdaderas prioridades del país y tanto daño le han hecho a la sociedad colombiana en medio de un proceso que parecía imposible, pienso que hoy, con estas ganas de llorar que se sienten, cada uno debe hacerse consciente de su propia responsabilidad para que la transformación de los colombianos sea estructural en cuanto a la forma de ver la vida.

Me parece esencial que cada padre y cada madre se sienten con sus hijos y les expliquen lo que está pasando de la forma más positiva que puedan: les expliquen que la violencia no es jamás la vía de solución; que son afortunados pues siendo niños les está tocando vivir el primer paso de la paz de su país; que el universo les ha puesto una tarea inmensa como constructores del futuro de Colombia, como los primeros que crecerán entendiendo que Colombia somos todos, reaccionando distinto, aceptando la diferencia, concibiendo la vida de una forma incluyente, priorizando la educación, poniéndose en los zapatos del otro, dándole la mano al que la tiene más difícil.

Yo, si algún día tengo hijos, me sentaré a explicarles desde el fondo de mi corazón que la paz empieza por no burlarse de otro niño en el colegio y por sentarse con él si es otro el que se burla; por valorar los actos humanos sobre las cosas materiales; por agradecerles siempre a las personas que nos sirven y nunca hacerlas sentir que están por debajo; por no negarle una sonrisa a nadie; por no dudar un solo segundo de que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos, sin importar los colores ni las creencias ni los billetes en el bolsillo; por tratar a los animales y a la naturaleza con respeto y amor, pues no pueden decirnos con palabras lo que les duele, a pesar de que les duela tanto; por comprender, respetar y darles amor a las personas mayores, que seguramente sienten nostalgia de no tener la misma fuerza; por entender, finalmente, que el mundo tiene muchas situaciones injustas y dolorosas, que a algunos les toca luchar mucho más, que la persona que está en la calle necesita un aliento a través una sonrisa y un ‘muchas gracias’, que somos responsables de nuestros actos y que tenemos la obligación de actuar para construir la paz, desde las posibilidades de cada uno.

Yo les diría a los niños que están naciendo y creciendo hoy, que, entre muchas otras cosas, el universo los puso aquí como los niños de la paz.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

 

(Visited 511 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista colombiana, Magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación como CNN y W Radio, en grupos editoriales como el Taller de Edición y liderando las comunicaciones corporativas de reconocidas empresas. Ha vivido en Montreal, Atlanta y Madrid, y ha viajado por 47 países persiguiendo su sueño de conocer y entender mejor el mundo y la humanidad, y llenándose de inspiración para contar historias. Además de este blog en EL TIEMPO, tiene uno personal que se llama OjosdelAlma, un canal de viajes en YouTube y es columnista de la revista Cronopio. En 2018 publicó su primera novela, El valle de nadie, que actualmente está disponible en Amazon en ediciones impresa y digital. Es, sobretodo, una amante de la humanidad, la naturaleza y los animales, y su sueño es hablar sobre ese amor, con su respectivo dolor, a través de la escritura.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Ventanas en la distancia

    [gallery columns="2" size="medium" ids="804,805"] Un pájaro carpintero acaba de construir su casa en un árbol frente a nuestro balcón:(...)

  • Opinión

    Poseer el alma

    “Es trágico que tan pocas personas posean su alma antes de morir”, dice Louise en la película I’m thinking(...)

  • Colombia

    El oro era verde

    [embed]https://www.youtube.com/watch?v=ei45hfRZc3U[/embed] [gallery size="medium" ids="778,777,779,780,783,784" orderby="rand"] Que uno no es simplemente un visitante en la naturaleza, sino parte de ella,(...)

  • Opinión

    La ligereza

    Cómo pesa la muerte o la idea de la muerte. Tanto, que en torno a ella desarrollamos la vida.(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: Derly Prada Castro, docente de Bienestar Universitario del Politécnico Grancolombiano(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Que pena aguarle la fiesta a los mamertos pero como asi que la paz se firmara en Colombia??, entonces para que fue todo este circo Habanero anunciado con bombos y platillos. No que era porque ya se habia firmado el acuerdo final???. Y como cuanto se gastaron en el circo???. Cuanto cree que le cuesta al pais los ticketes aereos de toda la lagarteria que viajo al circo Habanero. porque esa platica no sale del bolsillo del que se autoproclama dueño de la chequera.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar