Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Para ir a la parte más humana y más práctica del triunfo del Señor T, hay que hablar del miedo y de la indiferencia. Del nuevo y sonoro triunfo del miedo de las poblaciones menos educadas, que se convierte en herramienta efectiva de poder para líderes populistas interesados simplemente en ganar y permanecer, a costa de lo que sea. El tercero de este tipo en lo que va del año, pero con varios otros en el ambiente que se pueden consolidar.

El miedo es peligrosísimo porque hace que las personas acepten lo que sea con tal de creer que todo va a mejorar. El miedo es el que hace que las sociedades hayan cedido en sus derechos a la libertad y a la privacidad, con tal de obtener “seguridad”. El miedo de la Alemania absolutamente debilitada ante el mundo después del Tratado de Versalles fue el que engrandeció a Hitler como líder poderoso y capaz de volver a convertir a ese país en el más fuerte, en la raza suprema, en el que no aceptaría a todos aquellos incómodos y menos buenos, y ya sabemos lo que pasó.

Entonces entra a jugar la indiferencia. Casi todos, por poco que se involucren en temas políticos, manifiestan hoy estar sorprendidos con el triunfo de un demente personaje de la televisión. Pero, también, muchos, en esa tendencia del ser humano a aferrarse a la normalidad, dicen que bueno, que tal vez no será tan grave, que nos demos cuenta de que el mundo siguió normal, de que las acciones no han caído, de que “no ha pasado nada”, como si el hecho de que el Señor T haya ganado significara que en ese preciso instante iba a explotar una bomba atómica o, de lo contrario, no ha pasado nada.

Hay muchos preocupados solo por su más cercano alrededor. Con plena seguridad esos no son el inmigrante latino –o de cualquier otra parte– que lleva décadas partiéndose el lomo en el país de las oportunidades, luchando por ser reconocido como un ser humano con derechos, pero teniendo al menos la certeza de vivir en la súper democracia en la que un tirano xenófobo jamás podría subirse al poder. Son ellos solo algunos de los que se despiertan hoy con ese panorama escalofriante sobre la nuca.

Nos tenemos que preocupar, claro que sí. Me decía alguien, con cariño y con la intención de darme ánimos en este estado de estupefacción y tristeza mío, que debíamos estar agradecidos porque nos ha tocado una vida muy buena, que nuestros abuelos vivieron guerras mundiales y un mundo muy difícil, que no pasaría nada. Y le decía yo que sí, que claro que agradecía la buena vida que me tocó, pero que sintiera un poco lo que pasaba hoy, con millones de inmigrantes a la deriva sin una esquina de mundo para dormir con los ojos cerrados; con una Siria demencial que continúa destrozando día a día y año tras año todo resto de humanidad ante el silencio generalizado; con una Rusia amenazante que ha vuelto a apoderarse de territorios ajenos frente a una comunidad internacional que ya no tiene la más remota idea de qué hacer para no desencadenar esa tercera guerra mundial con nombre propio.

Sobre todo, nos acercamos a Ella cuando los triunfos que estamos haciendo posibles a través de la democracia van en el sentido de dividirnos, de volver a calificar de menos a los diferentes, de tenernos miedo, de no confiar en la cercanía de nadie. Justamente, al final de la Segunda Guerra Mundial se crearon las Naciones Unidas para que los estados pertenecieran a un mismo grupo, tuvieran ciertas reglas, para tener un mundo más unido y menos propenso a la autodestrucción. Más tarde se creó también la Unión Europea entre países que un día lo habían dado todo para destruirse mutuamente y ahora tendrían una interdependencia económica y una integración progresiva en distintos ámbitos, de manera que no quisieran –o no pudieran– hacerse daño.

Y ahora el Reino Unido vota para salirse de la Unión Europea con una cantidades de votantes que ni siquiera sabían qué era eso; en Colombia se vota no a un proceso de paz bajo un montón de argumentos y mentiras indescriptibles del líder de la mano dura; y en el país más poderoso del mundo se le da el liderazgo a un aislacionista que quiere mirarse el ombligo y “make America great again”, es decir, que solo sean ellos –o él–, que no se ensucien con lo que no les concierne, que si el mundo se muere de hambre o de tristeza, o si llega la Tercera, aquí no ha pasado nada.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

 

(Visited 509 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista colombiana, Magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación como CNN y W Radio, en grupos editoriales como el Taller de Edición y liderando las comunicaciones corporativas de reconocidas empresas. Ha vivido en Montreal, Atlanta y Madrid, y ha viajado por 47 países persiguiendo su sueño de conocer y entender mejor el mundo y la humanidad, y llenándose de inspiración para contar historias. Además de este blog en EL TIEMPO, tiene uno personal que se llama OjosdelAlma, un canal de viajes en YouTube y es columnista de la revista Cronopio. En 2018 publicó su primera novela, El valle de nadie, que actualmente está disponible en Amazon en ediciones impresa y digital. Es, sobretodo, una amante de la humanidad, la naturaleza y los animales, y su sueño es hablar sobre ese amor, con su respectivo dolor, a través de la escritura.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Espejos

    El sol arde sobre la represa de Guatapé. Distorsionamos el espejo que forma el agua al entrar en una(...)

  • Colombia

    Empatía, siempre

    Siempre me dejan pensando las ambulancias a su paso. Me queda una mezcla de angustia y esperanza. Angustia por(...)

  • Colombia

    Celebrar la abundancia

    [gallery size="medium" ids="814,812,813"] En Colombia somos ricos, el problema es que nos matamos. Nos despertamos cada día en medio(...)

  • Opinión

    Ventanas en la distancia

    [gallery columns="2" size="medium" ids="804,805"] Un pájaro carpintero acaba de construir su casa en un árbol frente a nuestro balcón:(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_2772" align="aligncenter" width="1585"] Valor del dólar frente al peso 26/11/2021[/caption](...)

2

A una semana de su estreno, la nueva película de Disney,(...)

3

Viajar es una experiencia que a todos nos renueva y nos(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Gratis en amazon la historia completa jamás contada el tomo 1. Así comenzó todo 2 a sangre y fuego 3 Trágico desenlace,, también hay un delicioso relato sobre la retoma del palacio llamado Operación Ratonera, la toma desde el punto de vista de la guerrilla, llamado el eme y la Toma, y para los más jóvenes que entiendan lo que paso esta justicia bajo fuego y no olvideis el libro de Donald Trump, lo mejor que le puede pasar al mundo y a los EU si es elegido presidente, y el de la historia del papa francisco.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar