Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace un par de días iba a presentar algo frente a un público y quise asegurarme de pronunciar bien un nombre con una mezcla árabe que vi en la lista. Casualmente, me presentaron a esa persona antes de empezar y aproveché para aclarar mi duda.

– ¿Así se pronuncia tu nombre? –y procedí a hacer mi mejor intento para que sonara bien.

-Sí, así. Es que resulta que mi mamá es del Medio Oriente… ¡Pero yo no, yo soy católico! –se apresuró a responder.

Me sorprendió tanto, que no tuve tiempo de decirle todo lo que hubiera querido. Solo alcancé a pronunciar un tonto “yo adoro el Medio Oriente…”, como un intento simple pero claro de expresarle que había llamado positivamente mi atención, que no tenía nada que explicar…

Pensándolo bien, tal vez fue mejor esa frase porque, si fuéramos al fondo y con toda sinceridad, hubiera querido decirle que bastante más interesante encontraría a alguien con raíces del Medio Oriente que a uno que se declarara “católico”. Pero esa soy yo, también con mis prejuicios, y probablemente él hasta se identifique más ahora –real o aparentemente– con esa descripción de sí mismo que hoy causa menos inquietud.

Como si uno u otro tuviera más derecho de ser o estar, o de dar una conferencia por lo alto, por las letras que componen su nombre o por las coordenadas geográficas en las que lo parió la naturaleza.

Pero me quedé fría. Fría porque al parecer ha llegado demasiado lejos la idea de tener que justificar quiénes somos o de dónde venimos para no producir miedo, rechazo o juicios definitivos en los demás, que no tienen idea de quiénes somos. Fría por un mundo en el que las barreras se multiplican cada segundo a partir de cualquier característica que nos diferencie del otro. Fría porque lo hemos enfriado todo, hemos dejado a un lado eso de “seres humanos” para vernos como “los de tal parte”, “los de tal color”, “los que creen en tal cosa”, “a los que les gusta convivir con tal género”, “los que sí y los que no”.

Puras ideas que nos han metido desde el poder para volvernos paranoicos, para que nos odiemos, nos matemos y necesitemos protección todo el tiempo. Puro miedo de mirarnos a los ojos y compartir el puto mundo.

 

*Y a modo de anécdota, sí que resultó interesante ese personaje de cejas gruesas que jamás podrá ocultar.

 

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

 

(Visited 477 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista colombiana, Magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación como CNN y W Radio, en grupos editoriales como el Taller de Edición y liderando las comunicaciones corporativas de reconocidas empresas. Ha vivido en Montreal, Atlanta y Madrid, y ha viajado por 47 países persiguiendo su sueño de conocer y entender mejor el mundo y la humanidad, y llenándose de inspiración para contar historias. Además de este blog en EL TIEMPO, tiene uno personal que se llama OjosdelAlma, un canal de viajes en YouTube y es columnista de la revista Cronopio. En 2018 publicó su primera novela, El valle de nadie, que actualmente está disponible en Amazon en ediciones impresa y digital. Es, sobretodo, una amante de la humanidad, la naturaleza y los animales, y su sueño es hablar sobre ese amor, con su respectivo dolor, a través de la escritura.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Espejos

    El sol arde sobre la represa de Guatapé. Distorsionamos el espejo que forma el agua al entrar en una(...)

  • Colombia

    Empatía, siempre

    Siempre me dejan pensando las ambulancias a su paso. Me queda una mezcla de angustia y esperanza. Angustia por(...)

  • Colombia

    Celebrar la abundancia

    [gallery size="medium" ids="814,812,813"] En Colombia somos ricos, el problema es que nos matamos. Nos despertamos cada día en medio(...)

  • Opinión

    Ventanas en la distancia

    [gallery columns="2" size="medium" ids="804,805"] Un pájaro carpintero acaba de construir su casa en un árbol frente a nuestro balcón:(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_2772" align="aligncenter" width="1585"] Valor del dólar frente al peso 26/11/2021[/caption](...)

2

A una semana de su estreno, la nueva película de Disney,(...)

3

Viajar es una experiencia que a todos nos renueva y nos(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar