Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por F.M.J.

Mañana será otro día en la patria seca. Aunque, pensándolo bien, para algunos cuántos no lo será. Tal vez sea el último de sus vidas. Todo depende de las piernas musculosas de once y pico de colombianos que saldrán a jugar el partido más importante en la historia del fútbol nacional.

En ausencia del pulpo Paul, es imposible vaticinar el resultado final, más aún teniendo en cuenta que la selección “cafetera” actúa en calidad de visitante, con (casi) toda la hinchada en su contra, sin contar a los árbitros, los policías, los camarógrafos, etc.

Sin embargo, en el caso eventual de que nuestros jugadores logren superar todos los obstáculos presupuestados, si es posible vaticinar al menos un tipo de resultado: la celebración dejará más de un muerto.

No es mi propósito malgastar su tiempo, amable lector(a) con otro discurso/regaño moralista sobre por qué los colombianos no sabemos festejar un triunfo. Eso se lo podemos dejar a los viejos y a los menos viejos, las generaciones de nuestros padres y abuelos, que todavía se aferran a la creencia de que en Colombia se podía vivir en paz, que este era un país de buenas costumbres, de honor, etc.

Pero se les olvida a los abuelos el haber crecido durante un oscuro periodo de la historia patria donde los muertos a machetazos no se contaban por docenas, sino por decenas de miles. Y nuestros padres por su parte, parecieran ignorar que su generación parió genocidas como Pablo Escobar o Salvatore Mancuso, que organizaban masacres por puro deporte.

El error que cometen aquellos que se escandalizan por los muertos de cada partido, es pensar que el responsable directo es el fútbol. El problema radica en que nuestro desempeño en este deporte ha progresado a una velocidad notablemente mayor que el progreso de nuestra sociedad.

Los ingredientes de este monstruoso coctel son: intolerancia, abundante alcohol de dudosa procedencia, armas blancas de fácil acceso, histeria colectiva e ineficacia policial. Dicha receta se prepara a lo largo y ancho del territorio colombiano, no solamente en tiempos de mundial, también en fiestas patronales, carnavales, matrimonios, primeras comuniones, etc.

Solo nos resta esperar el pitazo final del partido, para saber si despertaremos del ensueño colectivo, cuando esta montaña rusa termine contra una pared, o por el contrario seguiremos embriagándonos de victoria (y otras cosas más) para exacerbar los ánimos y seguir sumando viudas y huérfanos al marcador nacional.

PD:

apodostotal

 

______________________________________________________________________

Síganos en:

Facebook.com/Dardosalcoco  Facebook.com/DardosAlCoco 

@Perrocoloquial  @DardosAlCoco

 

Entradas anteriores:

Homo Mafiosus

– Pronto te podrás desPachar de nuevo. Carta a un apasionado elector

– ¡Súbase al bus de la anti-rebeldía!

 

 

(Visited 210 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Los Perros Calientes no siempre dicen la verdad, pero al menos lo intentan. Expertos en NADA, opinan sobre TODO y siempre recogen los “regalitos” que dejan.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aquella tarde el punto de encuentro fue el Policentro, un tradicional(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar