Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
La muralla- sin gente 

Desde el siglo VII antes de Cristo y hasta el año 23 después de Cristo (maso, maso), durante cinco etapas distintas, se construyó la Gran Muralla China. Esta Muralla es un lugar totalmente imponente, increíble y también es demostración de lo que puede lograr un imperio (o varios) durante los siglos para defenderse de sus enemigos. También es un sitio donde hace un frío infernal, y que si uno llega antes de las 7 a.m. puede tomar fotos como la de arriba. En la entrada de Badaling venden cacahuetes pero prohíben comerlos con cáscara (o miran raro y se quedan mirando). También se dice que quien no conoce la Muralla China no es un Hombre de verdad. Afortunadamente para mi virilidad y mi dignidad como Hombre, yo ya fui dos veces.

La humanidad se jacta de tener grandes obras como la Gran Muralla China. De ahí que se hayan instituido las Siete Maravillas del Mundo Antiguo y se sigan citando como gran cosa. Además, se van agregando otras (siempre dicen “la Octava Maravilla” y agregan algun templo de indonesia o el Taj Mahal). En nuestra hermosa ciudad, nos tenemos que contentar con otras maravillas, y darle premios a obras de la humanidad que merecen respeto y reconocimiento, pero que también podemos criticar para mejorar (y trabajar, estimado Edder – un comentarista de mi blog- para apoyar esa mejoría).

 

Para introducir el tema con una breve historia: En una de mis clases de Neuropsicología (circa 2001), nuestra profesora nos hacía una pregunta: “Si una persona está caminando por la calle, y de pronto le dan un golpe en la sien, ¿qué problemas podría tener esa persona si el golpe es lo suficientemente fuerte? Acto seguido, una de nuestras compañeras de clase se lanzó a dar la respuesta, pero para asegurarse de que iba a responder de manera adecuada, pregunta antes “perdón, ¿en la Cien con qué?” 
Puente de la Calle 100 con Carrera 15
El 30 de Mayo de 2011, la ciudad de Bogotá tuvo el orgullo de inaugurar el tan esperadísimo Puente de la Cien con Quince. Una obra que terminaría siendo la única que podría inaugurar el exAlcalde Samuel Moreno…de no haber sido destituido apenas tres semanas antes. Algunas cifras del puente se aprecian aquí (ni de riesgos las voy a repetir).

La obra, que se diseñó para aliviar el trancón de ese terrible cruce, obtuvo también la Mención de Honor del Premio Nacional de Ingeniería en Junio de 2012. Las palabras del ingeniero que lo diseñó al recibir dicho premio:

 

No obstante, incluso antes del galardón, se dieron cuenta que la obra en realidad no tuvo el impacto esperado
Algunos opinaron que hacía falta más infraestructura para terminar de aliviar el trancón. Vean aquí, y en este link, y en este otro y también aquí lo que se decía (tampoco lo voy a repetir, lean allá).

Ante tanta maravilla y premio y eso, me fui esta mañana a ver qué tal estaba la cosa, y encontré esto sobre el puente: 

Puente Calle 100 x 15
…esto al lado del puente:
 

Puente Calle 100 x 15
…yesto después del puente:
Puente Calle 100 x 15 

Después me puse a ver cómo cruzaban los peatones en esta Gran y Premiada Obra, y encontré esto (sobre la vía!): 

Puente Calle 100 x 15

…y esto (sobre el andén, nótese el hueco y el “arreglo”): 
Puente Calle 100 x 15 
…y esto (terminando el difícil cruce, véase la cara): 
Puente Calle 100 x 15 

De esta Gran Obra de la Humanidad bogotana quedan varias lecciones: 

 1- Cuando se diseñe una obra de infraestructura, hay que preguntarse: “sí, muy bonito y todo, ¿pero para qué?”
 

2- Cuando se diseñe una obra de infraestructura hay que preguntarse “Sí, divino el bendito puente, ¿pero los peatones por dónde cruzan?”
3- Cuando se diseñe una obra de infraestructura, hay que preguntarse “y habrá demanda inducida”? Para responderlo, vean este documento que explica cómo la inversión en infraestructura no debería ser para ampliar sino para reducir las vías (y busquen después los términos “demanda inducida” o “induced travel” en google y en revistas académicas para terminar de convencerse de lo que todavía no creen).

Y, en últimas, a mí me queda una conclusión: 

Es cierto, tenemos una Gran Muralla en Bogotá, pero con esta no nos estamos defendiendo de los enemigos sino que estamos dejando en desventaja a nuestros amigos… los peatones.
Desde Bogotá y Beijing/Badaling, su corresponsal bloguero.
 

Puente Calle 100 x 15

La muralla- SOY UN HOMBRE 

!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=”//platform.twitter.com/widgets.js”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,”script”,”twitter-wjs”);
(Visited 886 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Carlos Felipe Pardo es un colombiano con maestría en urbanismo de la London School of Economics que trabaja en temas de transporte sostenible, desarrollo urbano y calidad de vida. Le ha tocado ir a más de 60 ciudades en Europa, América Latina, Asia y África a dar asesorías, presentaciones y cursos sobre esos temas. Ha escrito libros y capítulos (unos más buenos que otros), varios de los cuales están en la página de su organización Despacio.org

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cuando Julio Verne escribió "Viaje al centro de la tierra", Islandia(...)

2

Por: MSc  Ramón Gabriel Aguilar Docente Tecnología en Gestión Ambiental Politécnico(...)

3

No deberíamos olvidar el año que pasó, porque realmente nos ha(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar