Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Ilustración: Tina Ovalle

Ilustración: Tina Ovalle

La gente está enferma y no lo sabe. Hay quienes piensan que las únicas cosas por las que se debe ir al médico son el cáncer y la artritis, pero olvidan que las personas normales sufren en privado y cualquier día pueden sorprendernos lanzándose de un décimo piso o matando a toda la familia.

Todos deberíamos reconocer que tenemos un trauma, que alguien nos rompió el corazón y que lloramos los lunes por las mañanas. Lo digo porque hay quienes piensan que uno está enfermo por hablar de sus drogas favoritas con la misma normalidad que mencionaría sus tres canciones preferidas de los Beatles; pero no tienen en cuenta que hay mujeres que suben 30 fotos a Instagram en menos de una hora y que existen personas despechadas que escuchan la misma canción 10 veces seguidas todos los días, como tratando de volver a un tiempo que ya no existe. El mundo está lleno de gente rayada y andamos tomando café y cerveza juntos sin aceptarlo.

Yo hace rato perdí el límite, no sé cuánto tiempo paso frente al computador. Hay días en los que duermo solo tres horas y cuando despierto lo primero que hago es ver el Timeline de mi cuenta de Twitter. Subo y bajo la pantalla con el cursor esperando a que algo suceda, que alguien escriba una estupidez o publique una foto con un filtro desconocido, y así puedo pasar tres días sin bañarme. Deprime saber que en Facebook perdimos la autocrítica de lo que es publicable y magnificamos las cosas cotidianas con un valor que no tienen. Vamos de nalgas hacia la locura, alguna patología debe manifestarse en eso de subir fotos del almuerzo, de un gato durmiendo o de los propios muslos frente a una piscina como si se tratara de imágenes del Gran Cañón.

Estamos enfermos, ya lo dije. No solo los que tenemos alguna adicción debemos analizarnos la cabeza, también los que miran el celular cada 30 segundos a pesar de que nadie les escribe. Todos vamos adquiriendo rituales neuróticos sin darnos cuenta, la vida nos perdió respeto volviéndonos cada vez más instintivos, más animales de lo que somos. Ya no solo perdemos la cabeza por sexo, fútbol y dinero -que es lo normal-, ahora lo hacemos por los aparatos electrónicos y las siete redes sociales a las que pertenecemos. ¿Para qué relacionarse virtualmente con tanta gente? ¿Puede salir algo bueno de encontrarse con alguien que está igual o más llevado que uno por vivir conectado a este mundo? Ojalá nuestra vida sexual real fuese tan activa como la que llevamos por WhatsApp, la Tierra sería un lugar bonito. En serio.

Vivimos trastornados y las pequeñas obsesiones nos consumen, desde bañarnos siempre a la misma hora hasta arrancarnos las pestañas frente al espejo. Y así seguimos como si nada, felices. Igual tenemos Internet, y acá lo bueno es que uno cree que lleva una vida perfecta y emocionante mientras se vuelve mierda la cabeza. Y lo mejor: no duele.

@jimenezpress

(Visited 883 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Sobreviviente de tres novias santandereanas, catador de dramas cotidianos y fenómeno internacional de la autoayuda.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Todo pierde sentido

    Cuando crecemos la vida pierde sentido y no hablo de existir, que es grandioso, sino de la vida que(...)

  • Vida

    Comenzar de nuevo

    Hoy siento que estoy mejor que hace algunos años y no hablo de la situación económica sino de la(...)

  • Vida

    Gabriela

    Lo  más triste de alejarse de alguien es que se convierte de nuevo en un extraño. Un día estamos(...)

  • Opinión

    Amor y marketing

    Si la gente todavía cree en los políticos y en los curas es comprensible que aún guarde esa idea(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No hubo que esperar mucho. Solo unos cuantos meses después de(...)

2

Este mes es muy especial para mí, pues se cumple el(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Totalmente de acuerdo con tanto enfermo que anda por ahí.
    No pertenezco a ninguna red social ni vivo tomándome fotos ni tengo el último modelo de celular -no me gusta usarlo- tal vez soy un espécimen diferente but mi vida es más fácil, alegre y sencilla que los adictos a la tecnología. Good article .

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar