Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No sé de dónde viene la manía de sentirnos tristes en los días de Navidad. Debe ser una especie de tara que impide disfrutar que las cosas marchen bien alguna vez en la vida o por lo menos una vez al año. El drama parece ser más adictivo que la cocaína.

Siempre que llega diciembre repaso mentalmente cada error y fracaso de los últimos doce meses. En mi cabeza adelanto y retrocedo fotograma a fotograma y palabra por palabra cada frustración y por pequeña que sea me hundo en la culpa por lo que hice mal o dejé pendiente. Pienso en esas llamadas familiares que no contesté, en las citas que cancelé a personas que necesitaban de mí pero que me aburrían extremadamente con sus dramas cotidianos, en mis infidelidades, en las veces que preferí pegarme al celular en lugar de interactuar en alguna reunión familiar con personas que no veía desde hace dos o tres años. Me siento una mala persona, no es necesario ser un congresista colombiano o un guerrillero de las Farc para cargar con ciertas culpas oscuras. Diciembre es para algunos –como yo-, una especie de espejo negro, un domingo largo.

Me molesta que esta época se convierta en una tusa cargada de nostalgia. Tengo una amiga que hace cuatro años se casó con el hombre de su vida, un empresario con propiedades y negocios en Estados Unidos y Europa, uno de esos delfines que desde los 20 años tenía apartamento en el norte de Bogotá e iba a la universidad en Mercedes. Ella lo tiene todo con él y aún así llora cada 31 de diciembre por su ex novio, pero cuando le pregunto por qué lo hace dice que no sabe, que solo lo extraña y se siente culpable por eso. No entiendo, cuando se trata de amor siempre nos falta algo.

Todos tenemos cuadros clínicos silenciosos que se manifiestan una que otra vez en la vida, pero la depresión navideña parece un mal común. Somos varios quienes publicamos canciones y compartimos estados de Facebook cargados de una dosis de misantropía sin fundamentos. Es como si odiar al resto fuese la única forma de gritar que necesitamos cariño.

Imagino que se trata solo de la impotencia de que pasen otros 365 días sin tener lo que tanto deseamos. Después de cuatro años me llena de pánico y de angustia, por dar solo ejemplo, que tú y yo no tengamos una fotografía juntos. Por eso en esta época escucho World spins madly on de The Weepies y espero como un niño trasnochado a que la Navidad o la vida mejoren con algún regalo.

 

@jimenezpress

(Visited 1.128 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Sobreviviente de tres novias santandereanas, catador de dramas cotidianos y fenómeno internacional de la autoayuda.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Mi padre, 'El Japonés'

    [caption id="attachment_933" align="alignleft" width="1024"] Mi padre Rubén Darío Jiménez Pabón, 'El Japonés' (QEPD) 1954 - 2020[/caption] No creo que(...)

  • Opinión

    Todo pierde sentido

    Cuando crecemos la vida pierde sentido y no hablo de existir, que es grandioso, sino de la vida que(...)

  • Vida

    Comenzar de nuevo

    Hoy siento que estoy mejor que hace algunos años y no hablo de la situación económica sino de la(...)

  • Vida

    Gabriela

    Lo  más triste de alejarse de alguien es que se convierte de nuevo en un extraño. Un día estamos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No tengo hijos pequeños pero siempre llegan a mi por redes(...)

2

[caption id="attachment_16558" align="aligncenter" width="800"] Logo FIFA MundiaL Qatar 2022 - Foto(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar